#Trabajo

El difícil momento para la madre trabajadora

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Es paradójico en un país como Chile, cuya tasa de natalidad apenas supera a la de mortalidad, que ve envejecer su población de forma alarmante, que todavía exista una discusión ideológica y tecnocrática que ponga el acento en los mayores costos que esta medida acarreará para la empresa, más que pensar que el fin superior es la protección de la maternidad, y por ende la protección de las generaciones de chilenos y chilenas que están por venir.
 
En estos días el país ha presenciado a través de las pantallas de la televisión unas discusiones desusadamente coléricas, entre políticos de fuste, que gustan más bien del florete que del hacha vikinga. Por una parte vimos a parlamentarios de gobierno como el místico senador Longueira, el mismo de la inolvidable frase “Jaime me habló”, ahora derechamente devenido en pitoniso, agorero de infinitos males para la República, si acaso llegaba a triunfar en el Senado la propuesta de la Concertación de eliminar el tope de 30 UF, que el proyecto del ejecutivo ponía como techo para poseer un permiso de postnatal de seis meses. Casi con sus ojos en blanco, amenazó ante las cámaras, que ni más ni menos, “este es el comienzo del fin de la democracia chilena”. Así de simple, cuando se trata de incorporar a las personas a los beneficios sociales, en forma universal, en un plano de igualdad, viene el fin del mundo.
 
El gobierno sufrió una fuerte y presumible derrota. En sucesivas votaciones en el Senado, que se prolongaron casi por veinte horas, obligaron como pocas veces a nuestros legisladores y a los ministros de estado  –literalmente-,  a mojar la camiseta, y también las finas camisas y casimires, para poder sacar el proyecto dentro del plazo de “suma urgencia” que le había impuesto el ejecutivo. En resumen, del proyecto original del gobierno va quedando el puro nombre, ya que en la parte de derechos sustantivos, se incorporó a un sector más amplio de mujeres, sin discriminar a las profesionales, a las enfermeras, tecnólogas médicas, profesoras, empleadas públicas, etc., y en general a las mujeres de clase media, que el proyecto de La Moneda dejaba fuera.
 
Se acusó desde palacio a la oposición de demagógica. A ratos venían desagradables recuerdos a la memoria, cuando otro gobernante de la derecha usaba estos mismos epítetos para descalificar a todos quienes no pensaban como él. A una conocida ministra de estado le afloró su explosivo temperamento, y derechamente asimiló a los socialistas chilenos con el renunciado Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Khan, y no quedó claro si lo que se quería destacar era la sofisticada vida que llevaba, hospedándose en hoteles de lujo, o era por las imputaciones con ribetes de escándalo que le han formulado en Estados Unidos.
 
Seguramente volverán los titulares amenazadores, los agoreros de la crisis económica y del desempleo. Mientras tanto en miles de ciudades por todo Chile, una mujer, muchas veces una adolescente, busca en los servicios fiscalizadores el amparo a su derecho a conservar el empleo, después del embarazo. Sí, porque a esas mismas mujeres, el proyecto del gobierno pretendía reducir la protección del fuero laboral, es decir la limitación del despido sin contar con autorización judicial previa, quería ser reducido para facilitar precisamente sus despidos.
 
Hace pocos días un empresario decía a propósito del embarazo de una de sus trabajadoras, que ella lo había “amenazado con volver a embarazarse”. ¿Puede alguien creerlo? Lamentablemente no es tan excepcional este tipo de opinión entre nuestros flamantes emprendedores. Peor aún entre nuestros gobernantes existe la idea de que hay que reforzar la flexibilidad laboral, para mejorar la empleabilidad de las mujeres. Nos recuerdan a menudo, que este índice es uno de los más bajos de Latinoamérica no superando el 40% de la masa laboral. Olvidan que la única forma en que una madre trabajadora va a poder continuar desempeñando sus labores, es precisamente si cuenta con la adecuada protección del fuero laboral, permisos de amamantamiento y sala cuna. Introducir discrecionalidad para el otorgamiento de cualquiera de estos beneficios, o derechamente reducir o eliminar la protección contra el despido, va a producir el efecto natural de un mayor repliegue de la mano de obra femenina. En definitiva, si impera la mirada economicista del tema de maternidad-paternidad y trabajo, el gobierno y no la oposición será quien envíe a la mujer de vuelta a las labores domésticas, revirtiendo las conquistas de más de 50 años de los movimientos por la emancipación de la mujer chilena.
 
No daba lo mismo quien gobierna. En vez de estar protegiendo cada vez más a la mujer trabajadora y a sus hijos e hijas, estamos luchando ahora para que no les arrebaten a las mujeres los derechos conquistados. Muchas mujeres que incautamente creyeron los eslóganes del candidato de la derecha, ahora ven con impotencia como los ministros de estado dicen las mismas cosas que escuchan a sus patrones decirles todos los días.
————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No se puede ver de forma aislada lo que sucede en Nicaragua. Para comprender lo que sucede en América Latina, no podemos observar la situación política de cada país de forma de forma aislada
+VER MÁS
#Internacional

Nicaragua: Mitos y construcción popular de la realidad en Latinoamérica

Tiempos donde tu derecho a pataleo está constreñido por las “nuevas verdades” (¿o posverdad?), nuevas verdades que se han construido en forma “express” y que en poco tiempo han conseguido una est ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tiempos Modernos

No sería posible pensar que el actual Gobierno Regional no tome como base de la estrategia de desarrollo regional todo lo que se ha avanzado desde hace ya 22 años atrás
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Plan Ñuble y la estrategia de desarrollo regional que queremos

Popular

Es importante mencionar que no existen farmacias, servicios básicos, no contamos con nuevos espacios verdes ni plazas para los que vecinos que hoy vivimos en San Joaquín
+VER MÁS
#Ciudadanía

En San Joaquín, los vecinos pedimos servicios comunitarios y no construcciones en altura

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

El fascismo es sumamente ágil en canalizar los instintos más bajos de las masas: el odio a lo diferente, el miedo, el paternalismo, anti-elitismo, y sobre todo un odio profundo a los intelectuales
+VER MÁS
#Internacional

El fascismo del siglo XXI