#Trabajo

El complejo panorama previsional chileno

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si bien hay reformas que deben discutirse, como espacios donde el Estado se ha ausentado y otros donde las AFP han estado demasiado presentes, no es menos cierto que hay espacios donde los propios ciudadanos deberán asumir un mayor grado de responsabilidad sobre su futuro. En este aspecto, cotizaciones obligatorias del 10%, escaso ahorro voluntario y una edad de jubilación de 60 años para las mujeres, en una época donde la esperanza de vida femenina sobrepasa los 80 años, son datos que si bien generan rechazo al cambio, es necesario debatir.

Cada cierto tiempo el sistema de pensiones se vuelve portada de más de algún medio de prensa por hechos desfavorablemente noticiosos. Pese a que las AFP realizan un gasto importante en publicidad para promocionar sus rentabilidades (cuando las hay), lo cierto es que las noticias más polémicas que aparecen por la prensa suelen hacer referencia a sus altas rentabilidades y a las bajas pensiones que son capaces de entregara sus afiliados.

Existe poco disenso sobre los limitados beneficios que entrega el actual sistema de pensiones. Utilizando datos del historial previsional de la Superintendencia de Pensiones al año 2006, Forteza et al (2011), estimaban que la pensión promedio equivaldría al 33,8% del ingreso per capita, mientras que el consejero del Banco Central Joaquín Vial señaló hace pocos días que el 60% de los afiliados al sistema de AFP obtendría pensiones bajo $150.000 pesos. Aunque esta última cifra ha sido cuestionada por no incluir algunos beneficios estatales, no hay duda que es un resultado desalentador para cualquiera.

¿Qué provoca que las pensionessean tan bajas en nuestro país? Aunque parezca impopular, es indudable que el gran culpable es el propio mercado laboral chileno, que reproduce en la tercera edad sus propias limitaciones. Los niveles no menores de trabajo informal y de no pago de cotizaciones en algunos empleos, así como la alta rotación laboral y los periodos de cesantía que se viven en muchos hogares, son los ingredientes que se van sumando en las llamadas lagunas previsionales, es decir, periodos en donde los trabajadores no cotizan para su jubilación. De hecho, el mismo trabajo de Forteza señala que, en el 20% más pobre de Chile, donde la informalidad y la inactividad laboral son más altas, la densidad de cotizaciones alcanza sólo el 34,9%, es decir, el equivalente a decir que cotizan sólo cuatro meses al año en su fondo de pensiones. Por otro lado, la reciente y publicitada Encuesta de Ocupación del Gran Santiago de la Universidad de Chile, que entregó un nivel de pleno empleo, también señaló que el ingreso mediano de la capital estaba en torno a los $300.000; es decir, en una de las ciudades con mayores salarios de Chile, la mitad de los trabajadores ganaban menos de esa cifra. Resulta evidente que, en un sistema donde las pensiones se construyen a lo largo de la vida laboral, de estos niveles de ingreso y ahorro no puede salir nada bueno.

Lamentablemente, mientras el diagnóstico sobre las bajas pensiones es relativamente claro, las soluciones al problema no lo son tanto. La reforma del año 2009, que licitó las carteras de afiliados a la AFP con la menor comisión, así como la creación de la Pensión Básica Solidaria (PBS) que cubre total o parcialmente a los tres quintiles de menores ingresos,  fueron perfeccionamientos importantes, pero el sistema sigue sin poder fomentar de forma adecuada el ahorro voluntario para aquellas personas que tuvieron bajas rentas, o una baja densidad de cotizaciones, en etapas tempranas de su vida laboral, así como tampoco logra controlar de forma adecuada las comisiones ni los costos de las AFP.

Si bien se ha ido dejando atrás la ingenuidad inicial de la reforma previsional de los años 80’, y existe cierto consenso en torno a que el Estado debe jugar un rol más activo en el sistema previsional, las ideas rimbombantes que proponen reinventarlo todo no son respuestas coherentes ni constructivas al problema. Por ejemplo, la publicitada idea  de crear una AFP estatal o “sin fines de lucro”, difícilmente tendrá efectos en un mercado donde las personas tienden a quedarse con la primera AFP que eligieron y no a irse por la opción más barata ni más rentable del mercado; de hecho, AFP Modelo ha tenido poco éxito en captar afiliados de otras compañías, pese a que cobra menos de la mitad que varios de sus competidores con niveles de rentabilidad equivalentes. Mientras eso suceda, pocos incentivos tienen estas empresas a bajar sus comisiones; de hecho, no lo hacen. Esto sucedería de la misma forma si Banco Estado ampliase el giro hacia el mercado de las AFP o si una cooperativa sin fines de lucro decidiera entrar a competir.

Si bien hay reformas que deben discutirse, como espacios donde el Estado se ha ausentado y otros donde las AFP han estado demasiado presentes, no es menos cierto que hay espacios donde los propios ciudadanos deberán asumir un mayor grado de responsabilidad sobre su futuro. En este aspecto, cotizaciones obligatorias del 10%, escaso ahorro voluntario y una edad de jubilación de 60 años para las mujeres, en una época donde la esperanza de vida femenina sobrepasa los 80 años, son datos que si bien generan rechazo al cambio, es necesario debatir.

Los problemas del sistema de pensiones son complejos y, por tanto, sus potenciales mejoras también lo son. Si bien las AFP son un grupo poco competitivo de empresas que obtienen grandes utilidades incluso durante las peores crisis económicas, lo cierto es que el grueso del problema se explica por la debilidad del mercado laboral y las bajas cotizaciones que, en promedio, se realizan a los fondos de pensiones. Finalmente, la desesperación de muchos chilenos a finales del año pasado por desafiliarse voluntariamente de cotizar mediante boletas de honorarios, evidencia que, de parte de los afiliados, tampoco existe una real conciencia sobre el daño que realizan a sus propias pensiones al “dejar para mañana” algo que debe resolverse hoy.

__

Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de enero

El otro aspecto del problema previsional chileno es que las AFP sólo reciben para sí la rentabilidad y sus cotizantes capitalizan las pérdidas, lo que definitivamente molesta a todos.
Y la flexibilidad laboral como causa del tamaño ínfimo de las pensiones es un problema que forma parte integrante del modelo económico.
La Macroeconomía y los indicadores macroeconómicos cómo el Crecimiento o el Pleno Empleo surgen después de la crisis de los años 30 con Keynes, y aunque este no propone el Pleno Empleo cómo lo conocemos hoy, sí dice que a los trabajadores no se les puede pagar sueldos bajos ni tratarlos mal en ningún aspecto, pues siembre tendrá consecuencias nefastas. Es una época con un alto desempleo y una economía que se niega a partir nuevamente, el aumentar el empleo y el consumo son objetivos primordiales en esa época. ¿Y que ocurrió después? que la economía partió nuevamente y nos quedamos con ese lenguaje macroeconómico.
Hoy por ejemplo el pleno empleo no busca mejorar las condiciones de los trabajadores sino aprovecharse de ellos. El pleno empleo se convirtió en un objetivo político y de los políticos para demostrar que si se la pueden. En opinión de muchos economistas conseguir el Pleno Empleo y altas tasas de Crecimiento no es algo difícil de lograr. Sólo hay que liberalizar el mercado, cómo en Chile por ejemplo. Ya se piensa en abrir las fronteras para que cualquiera pueda venir a trabajar aquí sin ningún impedimento, esto a pesar de la experiencia española de hacer lo mismo y exhibir hoy tasas de más del 25% de desempleo.
¿Flexibilidad Laboral? No es difícil de lograr y estas son las consecuencias. Ojo que la flexibilidad laboral no es una pega que halla hecho sóla la derecha. Quizá no hubiera sido posible sin la eficiente ayuda de la Concertación y de la CUT.
¿Sistema Previsional? Solamente privado como el que tenemos, es imposible un sistema mixto o público estatal dentro de un modelo que busca el Pleno Empleo a través del abuso hacia sus trabajadores.
¿Reformas al sistema? Sólo posibles después de una crisis cómo la que nos afectó durante los años 30.

peon

31 de enero

A mi parecer sucede algo más de todo lo dicho. Quienes reciben su pensión luego de jubilar, la reciben mes a mes hasta que su fondo se acabe, pero, posiblemente debe haber casos en los que las personas desearían recibir el total de su fondo de pensión para hacer algo con el, tal como montar una pequeña empresa o algo semejante, de forma qe el dinero invertido les siga rentando en el futuro y no sólo sea monto recibido mes a mes que tal vez ni siquiera les alcanza para cubrir sus gastos.

He sabido del caso de personas que al jubilarse reciben varios millones de pesos de una sola vez y así, compran terrenos y construyen casas, tal como tres empleados que vi jubilar luego de haber trabajado para el Banco del Estado, por ejemplo. ¿Por qué con la clase “más de tipo trabajadora” no se podría hacer lo mismo?… Se entiende que hay casos y casos en los que sería más adecuado que se aplicara esta medida, o bien, visto del otro lado, que esta medida no se aplicara por alguna razón, entonces, tal como en muchas otras materias, tal vez los estudios a realizarse debieran obedecer a criterios de relatividad o bien flexibilidad si algunas personas prefirieran la alternativa de recibir su dienro de una sola vez.

Cuando no se hace así, las AFPs siguen lucrando con el dinero reunido del afiliado, al mismo tiempo que se entiende que también rentan al mismo alguna clase de aumento de recursos, pero, a fin de cuentas, no pagan a tiempo lo que tal vez las personas preferirían recibir de una vez, o tal vez en montos distintos a lo que ofrecen las AFPs, digamos unos pocos con un mayor retiro para precismente desarrollar alguna iniciativa personal. En la medida que esto no se haga, las personas jubiladas son un aporte más a todo el stablishment económico, jugando de peones y pagando siempre intereses, en definitiva, mismos que se hacen evidentes para quienes compran con alguna clase de tarjeta a crédito lo que necesitan, incluso su comida… Es decir, esta situación es un negocio más para todo el sistema económico…

Aparte de ello, las veces que leo que se dice algo respecto de una AFP que no sea privada, leo que alguien se refiere a una AFP del Estado. Incluso al ex dirigente de la CUT le escuché pedir lo mismo, especialmente para que cuando haya períodos en los que las AFPs bajan su rentabilidad, o pierden dineros d elos afiliados, la AFP del Estado subsidiara esas pérdidas… Tal vez es una buena idea, pero, a mí no me agrada la idea de la AFP del Estado…

Yo simplemente prefiero que exista una AFP de los trabajadores que financie un Banco de dinero también de ellos mismos. Daré un ejemplo rematadamente sencillo de su beneficio para quienes se jubilarán, mostrando cómo aumentaría su nivel de montos de dinero recibido al jubilar.

Si las AFPs prestan dinero a los bancos, usualmente a tasas de menos del 5%, distinto sería que una AFP de los trabajadores prestase dinero a los mismos trabajadores a una tasa de interés digamos del 10%, por ejemplo, ya que, por un lado el trabajador o usuario tendría un crédito más barato y a su vez reuniría más fondos para su propia jubilación, al ir en beneficio directo suyo los propios intereses que pague, en términos generales como simple usuario del sistema… Es decir, se compra a sí mismo un producto más barato que a su vez le permite generar un ahorro a su favor…

Además de ello, una AFP de los Trabajadores les permitiría capitalizar en nuevas formas de negocios, creando así los trabajadores un holding de empresas propias, loq ue a su vez permitiría cambiar la ESTRUCTURA DE PERTENENCIA en el país, mejorando así las formas en que determinados sectores de la sociedad perciben mejores rentas, o bien, sirviendo como una forma de redistribución de la riqueza, tema que se origina porque la misma clase social de siempre, en este caso la que constituyen las AFPs y todas las entidades que se benefician con los recursos que ellas le prestan o invierten en sus operaciones, tales como bancos y empresas que cotizan en la bolza, cuando las AFPs compran sus acciones o bien bonos, hecho que hace que esa clase social aumente sus riquezas continuamente con los dineros de los trabajadores y no sean ellos mismos los que lo hagan con sus recursos propios…

La Sra. Bachelet y su Ministro de Hacienda permitieron la exportación de US$ 16.000 millones de dólares que habían reunido las AFPs y que, se entiende, eran dinero que ellas no tenía en qué invertir en el país. La noticia apareció una sola vez, practicamente, y luego jamás se habló de ello nuevamente, de tal forma que hubo muchas eprsonas que nunca se enteraron de ello… ¿A qué tasa de interés internacional creen ustedes que que fueron colados esos recursos en el extranjero?… A menos del 5%, obviamente…

Eso demuestra que el sistema de AFPs lucra de muchas formas, pero, el mayor beneficio económico que ellas generan no va en beneficio directo de lso trabajadores de Chile y de todas las formas de emprendimiento que un nuevo fondo de capitales podría generar, además de todos los intereses que no pueden ser bajados y que paga la gente y nuestras pequeñas empresas a manera de usura bancaria y de repactaciones por no pago de alguna cuota usualmente en las tiendas de retail y también en los bancos…

Vi de cerca el tema, para no hacer referencias… Un banco repactó una deuda de uno de sus esclavos, perdón, digo cliente, en su lenguaje, y pasó su deuda de 33X a 65X y para ellos eso “no era el doble”….

El nivel de usura es inmenso en el país… Esto es un robo macabro y descarado que consciente toda la clase política, a pesar de lo que han rasgado vestiduras para que sea bajada la tasa máxima convencional de intereses, aunque todos sabemos que una vez sometido a estudio el proyecto de Ley que propone bajarla del 55% anual al 35% también anual, meterá las manos las organizaciones de bancos y tiendas de retail para decir que esa disminuación debe ser gradual y a tasas decrecientes de disminución… De hecho, eso mismo le escuché decir al Presidente de la Asociación de Bancos en una entrevista…

Tal vez aplicar el concepto de la AFP de los trabajadores y del banco de dinero de ellos mismos sea algo problemáticvo para todo el sistema, particularmente también para los pobrecitos políticos que tocarían el feudo de algunos de sus patrones, pero, no me diga alguien que no es posible de ser implementado, porque, bajo algún criterio o de alguna forma debe poder hacerse, de forma tal, incluso, que su implementación sea gradual para no descalabrar el sistema financiero…

El tema es inagotable, pero, mientras no exista la voluntad política para dejar de robar al pueblo chileno, siempre tendremos que soportar la típica reiteración de todo loq ue se dice respecto del abuso que cometen las AFPs y de hecho, no sólo las AFPs, porque la mayor parte del sistema económico y financiero se beneficia de ellas, consiguiendo recursos baratos para su crecimiento…

Para mí el pueblo chileno no es más de lo que es, simplemente porque tenemos na clase política que no hace la pega que debe y no trabaja para servir a la ciudadanía…

¿Por qué actúan de esa forma?… Supongo que todos lo sabemos…

Tal vez la siguiente revolución social que cambie el país y las condiciones de vida de lo que a la gente realmente le interesa, algún día se lleve a cabo tal como se ha llevado en el pasado en este país y en otros en los que parte de la población estaba sometida a esclavitud por una clase social minotaria que defenía las reglas del juego… Así, también todos sabemos, esos procesos libertarios, salvo muy escasos casos, fueron llevados a cabo en una guerra civil, con derramamiento de sangre…

¿Será la clase política lo suficientemente lista para no llegar a ese punto?…

Ya lo decía Fantussito… “Debemos pagar por la paz social y la factibilidad de que el empresariado pueda crecer económicamente”… Eso quiere decir que simplemente han pagado poco y que aún lo que contemplan pagar, según mi criterio sigue siendo poco, porque es el pueblo el que debe administrar sus propios recursos, así como todos los recursos soberanos…

Luego, los políticos que no se presten a esa razón, infringuen el derecho del pueblo chileno a alimentar, vestir y cobijar a todos los hijos de la patria con la grosura de la grasa de la leche de su teta y no con las migajas que caen de la mesa de los ladrones y codiciosos que han tomado por asalto la vida republicana y nos quieren hacer creer que eso se llama democracia…

El Señor ponga su mano sobre todos los hijos que no actúan conforme a derecho y justicia y que no sea el pueblo chileno el que se manche sus vestidos con su sangre…

Disculpen la falta de edición…

20 de abril

Un gran abrazo para este peón:

Le diste el manso palo al gato veo que nosotros los ignorantes, de a poco nos vamos dando cuenta de todas la bellaquerías que hacen con los fondos que acumulamos para nuestra vejez.
Gracias amigo.

peon

11 de mayo

Me alegro Armando por la comprensión a la que haces referencia.

Siempre es bueno saber y en la medida que sabemos, actuar en consecuencia, promoviendo las ideas que nos alumbran soluciones…

Mi perfil tiene un par de links en donde puedes encontrar otros artículos que he escrito. De ellos te quiero dejar una cita que viene al caso, misma que viene acompañada de un video que la cita, que a su vez explica cómo funciona el sistema bancario, llamado: “El dinero es deuda”.

“Si la gente supiera como funciona el sistema financiero y la banca

habría una revolución antes del amanecer.”

Henry Ford

Amigo: El problema que tenemos con las AFPs, así como la mayoría de los problemas que tenemos como sociedad, podríamos resolverlos en una entidad político institucional como una Cámara Ciudadana, motivo por el que necesitamos crear un sitio en internet que la simule… Si puedes hacer algo respecto de eso, o sabes de alguien que pueda ayudar, tal vez podamos abrir una puerta a las soluciones que necesitamos. Te invito a crear la oportunidad de hacerlo y tomarla cuando se presente…

Un abrazo.

02 de febrero

El sistema prometía contribuir a una mayor tasa de ahorro e inversión nacional, una determinada tasa de rentabilidad y otra de reemplazo (% de pensión sobre salario promedio de los últimos 10 años,considerando 40 años de cotización),las que se han cumplido (moleste a quien moleste).

Así las cosas, si bien este es perfectible, el problema fundamental es efectivamente “extra sistema”:entre otros factores, la expectativa de vida no para de crecer (y así aumentan las veces en que dividimos la pensión) y parte importante del mercado laboral es poco calificado, por lo que en gral han accedido a empleos informales y con bajo salario, o simplemente se es trabajador independiente (de ahí las “lagunas” por cotizar poco o nada). Este es el grupo a que se refiere Vial y otros.

Sin perjuicio del debate sobre el aumento de la edad de jubilación y el % imponible o un “pilar solidario” en el sistema, sino se atacan de raíz estos problemas (muchas ideas se han llevado a la practica sin éxito aparente)cualquier sistema (de reparto, de capitalización individual o “mixto”)se vera como “fracasado”

02 de febrero

El sistema prometía contribuir a las tasas de ahorro e inversión domestica, también una determinada tasa de rentabilidad y de reemplazo (% de pensión sobre salario promedio de los últimos 10 años, teniendo en consideración un estándar de 40 años de cotización),promesas que se han cumplido ,moleste a quien moleste.

Así las cosas, si bien este es perfectible, el problema fundamental es , efectivamente, “extra sistema”:entre otros factores, la expectativa de vida no para de crecer y parte importante del mercado laboral es poco calificado, por lo que en gral se accede a empleos informales y con bajo salario, o simplemente se es trabajador independiente (de ahí las “lagunas” por cotizar poco o nada). Este es ,por cierto, el grupo a que hacia referencia Vial y otros.

Para el futuro, tal como ocurre con el progresivo aumento de las expectativas de vida , tenemos otro signo de “progreso” como problema: el mayor acceso a educación terciaria esta retardando el inicio de las cotizaciones. Ademas , hoy es mayor la demanda y disponibilidad de trabajo asalariado “atípico” (contratos bajo modalidades partime ,picktime ,a plazo, faena o externalizados), indispensables en varias actividades y para determinados tipos de trabajadores,pero que tienen efectos en la posibilidades de acceder a capacitación y experiencia continua , en la estabilidad de las cotizaciones y , por cierto, en los salarios.

Sin perjuicio del ineludible y controvertido debate sobre el aumento de la edad de jubilación y el % imponible o un “pilar solidario” en el sistema, sino se atacan o se tratan estos problemas o situaciones (muchas ideas se han llevado a la practica sin éxito aparente)cualquier sistema (de reparto, de capitalización individual o “mixto”)se vera como “fracasado”

luz encina aravena

26 de abril

Deja tu comentario aqui…

luz encina aravena

26 de abril

Hacía bastante tiempo que buscaba un medio para expresar mi enojo, ante esta situación, ya que es aberrante enterarse por la misma AFP., que si jubilo a los 60 años, obtendré un pensión de más o menos de $ 100.000.-pesos mensuales y si jubilo a los 63 años, esta pensión subiría aproximado a $ 135.000.- pesos mensuales aproximado. Como está de caro todo, pienso que ni siquiera voy a sobrevivir. Yo soy una de las tantas personas que trabajando en la empresa privada, fui obligada a cambiarme, cotizaba año 1980 en la Caja EMPART., a raíz de esta situación, en la actualidad no tengo derecho a postular al famoso bono postlaboral, porque ingresé a la Administ. Pública, a/c del año 1983. En estos momentos,hay muchas personas como yo, que no tuvimos alternativa y por esta causa, quedo fuera de este beneficio, sólo tienen derecho las personas que estuvieran trabajando antes de que se crearan estas porquerías de AFP. Lo más importante, es que tendrían que modificar el art. 1° de la Ley N° 20.612/2012, para al menos aumentar un poco más, es indigno, pero es real. Le escribí a los honorables del PS. D. PATRICIO HALES y a su contrario D. PATRICIO MELERO UDI, pero como no tienen preocupaciones de money, hasta la fecha no se oye padre.

Luis Fernando Correa Rosado

11 de mayo

El problema del sistema de pensiones solidario de reparto es técnico, no político. Es más fácil entender cómo funciona un sistema solidario o de reparto de pensiones si le pregunto a usted.
¿Pueden sus hijos que se supone que trabajan financiarle una jubilación digna como a usted le gustaría?
¿Tiene los hijos suficientes para financiarla?
¿Estarían dispuestos a hacerlo?
¿Por qué no se podría proyectar este ejercicio al resto del país?
“No mas AFP” es una consigna que no propone nada mejor en su reemplazo, volver de nuevo al sistema de reparto no es viable debido al aumento de la expectativa de vida, por lo tanto lo más razonable es seguir mejorando el actual sistema de AFP, que da el paso al seguro de renta vitalicia que otorga una pensión estable para toda la vida y que se puede garantizar a otras personas en reemplazo de la herencia, la compañía de seguros asumen el riesgo financiero y de sobrevida.
Las pensiones paupérrimas que afectan a algunas personas de nuestra generación se deben a que provienen del antiguo sistema de reparto de pensiones, porque solo se reconocieron una pequeña parte de las cotizaciones en las cajas de previsión social entre 1979 y 1981 que dieron como resultado un bono de reconocimiento muy bajo provenientes de fondos que no existían. Todo lo demás se perdió porque se gasto en los jubilados de la época en un sistema donde no había ahorro.
Subir la edad de jubilación está bien en un sistema de reparto de pensiones pero no en uno de capitalización individual. Lo que hay que hacer es mejorar los mecanismos de ahorro como el APVC que no tiene los incentivos tributarios suficientes para su difusión.
En cuanto al lucro la misma Superintendencia de Pensiones sugiere que el sistema da para bajar los costos: http://www.spensiones.cl/portal/informes/581/articles-3483_pdf.pdf y se está trabajando en ello.
Eso sí que parte la responsabilidad de bajar sus costos requiere de la voluntad de los mismos afiliados. Si no ¿porque los que se encuentran en la AFP Plan Vital no se cambian a la AFP Modelo? Entonces, ¿los afiliados se cambiarán a una AFP estatal más barata?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica