#Trabajo

Comentarios al proyecto de ley de modificación al Sence

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los cambios que deberían rejuvenecer al SENCE no van precisamente por el carril que ha construido el actual proyecto de Ley

Que se debe modificar y modernizar el rol y la operación de SENCE, claro que sí. No creo que haya dudas al respecto. El punto es qué es lo que se debe cambiar.

Hace relativamente poco tiempo se envió al Congreso un Proyecto de Ley que se hace cargo de este asunto. Sin embargo, incluso sin leer el texto del proyecto, remitiéndonos a la síntesis que hizo el Ministro del Trabajo (por lo mismo, supongo que es lo que la autoridad estima como lo fundamental) y ha sido publicado en el sitio web del SENCE, surgen dudas respecto del verdadero objetivo de estos cambios. En esta entrada, quiero remitirme a tres de estas cuestiones:

1- Se crean, y otorga un rol clave para poder acceder a la Franquicia Tributaria (FT), los Consejos de Competencias Sectoriales (CCS). Dos comentarios al respecto: (a) los CCS se financiarán con entre el 5% y el 10% del porcentaje franquiciable de la propia empresa. Como además son las mismas empresas las que “financian” los OTICs con otro porcentaje de su FT, la empresa se queda cada vez con menos recursos para financiar su capacitación (cada vez más generales y menos soldados). (b) Desde su propio nombre, ligan todo el quehacer al desarrollo de competencias, asunto muy incipiente en el ambiente laboral chileno, dejando en grave riesgo a la mayoría de las medianas y pequeñas empresas. En mi opinión, si los OTICs hicieran bien su trabajo, los CCS son claramente innecesarios, en especial desde la existencia de ChileValora.

Adicionalmente, sin decirlo, se reenfoca el uso de la FT hacia las grandes empresas, dado que son ellas las que tendrán mayor capacidad financiera para avanzar en los procesos de identificación de competencias laborales, y establecer las que se están llamando “competencias sectoriales”. El resto, me temo que irá quedando a la deriva, pese a ser quienes más necesitan de la FT. Y ojo, quienes menos ocupan la FT (a diferencia de lo que dice el Ministro del Trabajo) son las grandes empresas dado que, por los niveles de sus sueldos, lo que pueden “franquiciar” es, en la mayoría de los casos, el tramo menor (15%), asunto que los desincentiva por la carga administrativa que implica el proceso (por eso es tan alto su excedente anual). Es decir, si se activa este cambio, como parece que se pretende, no hay que ser brujo para presumir una drástica caída en la cantidad de gente que se capacite en el país, asunto muy grave e inaceptable. Mientras más barreras se instalen, más problemas surgen para acceder al sistema. Me parece que el camino es otro, el del aseguramiento de la calidad. De esto ya escribí en una entrada anterior.

2-  Se incorporan criterios de medición de la calidad de los OTECs, mediante exigencias de niveles de empleabilidad y de incremento de remuneraciones de los capacitados. Esto es absurdo. De un lado, los OTECs, no pueden (no les corresponde) influir en las decisiones de las empresas respecto de la transferencia de lo aprendido, ni menos en cuanto a las mejoras en las rentas; en especial porque, entre una acción (la capacitación), sus resultados (la mejora del rendimiento), y las decisiones (mejora de rentas) hay un tiempo de extensión variable y vinculado a las coyunturas propias de cada empresa. Endosar esto a las OTECs, no tiene lógica alguna. Tal vez, y sólo tal vez, se podría pensar en algún tipo de regulación en este sentido, para las OTICs, entidades que, en mi opinión, tienen una tremenda deuda respecto de la razón que les dio existencia.

Además, en este tipo de iniciativas, aparece un tremendo sesgo paternalista que, de alguna manera, ningunea las capacidades de los empresarios y de sus encargados de RR.HH., para resolver qué y a quién se le debe aportar determinada capacitación. Esto es grave porque se exacerba el sentido centralista de las decisiones, imponiendo criterios sin ningún tipo de conocimiento de detalle respecto de lo que ocurre, los planes y los negocios de cada empresa. Imposible que SENCE, por el simple mérito de administrar un cuerpo legal, pueda saber más de lo que precisa y no precisa un grupo laboral.

3-  Se faculta al Presidente de la República para reducir el 1% de la Franquicia Tributaria para la Capacitación. Me pregunto, ¿Y por qué no se le faculta también para ampliarlo?. Reducirlo, es simplemente señal de que no se cree en el potencial de la capacitación. Si, por el contrario, se asume que la capacitación es una inversión, la clave no está en la reducción, sino que, por el contrario, en su incremento. Operar en la lógica del proyecto, es reconocer implícitamente que, para el gobierno del Sr. Piñera, la capacitación es sólo un gasto. Discrepo absolutamente, asunto que está claro en mi otra entrada respecto del tema.

Efectivamente, hay espacios interesantes para repensar el porcentaje franquiciable por una empresa, por ejemplo, para darle una utilidad real al inoperante actual beneficio que incluye a los Comités Bipartitos en la aprobación de programas globales de capacitación. Como este caso, es posible encontrar otras dimensiones de mejoras que requieren de cambios a la actual Ley.

En mi opinión, los cambios que deberían rejuvenecer al SENCE no van precisamente por el carril que ha construido el actual proyecto de Ley. Sus cambios, más bien maquillan las mismas inoperancias actuales y, me temo, las acentuará, reduciendo drásticamente, aquello que más debe cuidar: el incremento en la inversión que debe ser la capacitación laboral, con más participantes asistiendo a ellas, con más empresas capacitando a sus colaboradores y con un SENCE en un rol de apoyo y asesoría directa en el uso de esta herramienta, mucho más que un regulador de un instrumento que, en vez de modernizarse, da pasos hacia atrás.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

1 Pues, ¿hemos requerido de un Heidegger para esta constatación: “se cae en la cuenta de que Aristóteles habla hoy, de que la propia conceptualidad actual está imbuida de jerga aristotéli ...
+VER MÁS
#Cultura

Modos "difíciles” del filosofar: artificio y simplicidad. Más Aristóteles

Es lícito preguntarse si se justifica que el Estado gaste más de 1.200 millones de pesos, que salen de los bolsillos de quienes pagan impuestos, para que sus choferes o ellos mismos conduzcan esos estiliz ...
+VER MÁS
#Justicia

Corte Suprema y Contraloría General de la República

Esto es lo que vale la pena recordar, el hombre no fue un santo, al igual que la mayoría de nosotros. Pero no tenía que serlo, tenía que servir al pueblo de Chile, según su mejor saber, de acuerdo a su ...
+VER MÁS
#Política

Chile despide a Piñera

Se da el absurdo que a pesar de mostrar evidencias irrefutables de lo erróneas que son las creencias conspirativas, se tiene exactamente el efecto contrario, es decir, quienes creen en ellas reafirmaran su ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Incendios forestales y negacionistas climáticos

Popular

Se da el absurdo que a pesar de mostrar evidencias irrefutables de lo erróneas que son las creencias conspirativas, se tiene exactamente el efecto contrario, es decir, quienes creen en ellas reafirmaran su ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Incendios forestales y negacionistas climáticos

1 Pues, ¿hemos requerido de un Heidegger para esta constatación: “se cae en la cuenta de que Aristóteles habla hoy, de que la propia conceptualidad actual está imbuida de jerga aristotéli ...
+VER MÁS
#Cultura

Modos "difíciles” del filosofar: artificio y simplicidad. Más Aristóteles

Esto es lo que vale la pena recordar, el hombre no fue un santo, al igual que la mayoría de nosotros. Pero no tenía que serlo, tenía que servir al pueblo de Chile, según su mejor saber, de acuerdo a su ...
+VER MÁS
#Política

Chile despide a Piñera

Dada la inmigración masiva y su descendencia, el país va a crecer, y lo está haciendo, por lo que se debe adelantar en la planificación de los servicios que el país requiere entregar
+VER MÁS
#Política

País proactivo, activo, reactivo, pasivo