#Todos somos ciudadanos

Favorezcamos al trabajo de las personas en situación de discapacidad

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen


Chile necesita instrumentos dinámicos, flexibles y expeditos para que las personas en situación de discapacidad puedan desarrollar sus competencias y encontrar el trabajo apropiado. También es necesario educar a la sociedad que incluirlos productivamente es un derecho humano que nos enriquece como nación.

Recientemente, a través de los datos publicados por el Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS) hemos podido conocer que alrededor de 1 de cada 5 chilenos y chilenas mayores de 18 años se encuentran en una situación de discapacidad. Estos grupos claramente son más numerosos en los quintiles más vulnerables que en los más acomodados, lo cual nos habla que la pobreza pudiera actuar, en alguna medida, como determinante de la situación de discapacidad. Además, el porcentaje de personas en situación de discapacidad (PsD) que presentan una escolaridad básica inferior a los 8 años (educación básica) prácticamente duplica al de las personas sin discapacidad.

Todo lo anterior nos remite a que las personas en situación de discapacidad poseen, proporcionalmente hablando, dificultades en el acceso a una formación de competencias apropiadas y, por ende, de herramientas necesarias para la incorporación en actividades productivas. Las consecuencias son severas: según datos de la OIT y el Banco Mundial (2000), no incluir a estos colectivos en el mundo laboral priva a las sociedades entre 1 y 2 trillones de dólares en cuanto a pérdidas anuales del PIB. Durante los últimos años hemos poco a poco a incorporar como variable de construcción societaria la inclusividad. Esto implica que, más que esperar que ellos busquen y se adapten a las diversas líneas de desarrollo social, ahora es el Estado y la Sociedad Civil quienes comienzan a concebir una oferta que permita ofrecer oportunidades más equitativas para todas las minorías existentes en nuestro país.

Pero ¿cómo podemos apoyar a la productividad de las personas en situación de discapacidad? Desde la ONG IRV hemos distinguido a partir de nuestra experiencia de los programas sociales ejecutados al menos 3 factores obstaculizadores para el acceso al trabajo de las personas en situación de discapacidad.

En primer lugar, existe una débil articulación de la oferta pública para acceso al trabajo dependiente o independiente para las PsD. Las personas en situación de discapacidad y sus agrupaciones son conscientes del aumento de oportunidades. Sin embargo, ven que esta oferta está en un exceso de manos, lo cual hace que sea muy difícil su conocimiento en los tiempos apropiados que lo pudieran requerir. Segundo, existe una baja preparación de los organismos técnicos de capacitación para la inclusión de personas en situación de discapacidad. SENCE ha realizado numerosas inversiones para la inclusión social de las PsD como es el caso de los programas Más capaz, Becas Laborales, Aprendices, entre otros.

Sin embargo, la estructura sobre la cual se crean y desarrollan los OTEC’s no está preparada para la inclusión labora ni la colocación de personas desempleadas (menos aún si son PsD). No las culpamos, pues su giro comercial es la capacitación y no la inclusión o colocación laboral (que técnicamente son procesos totalmente distintos). Por último, la inexistencia de una ley de cuotas que obligue a las empresas a contar con personas en situación de discapacidad dentro de su planilla. Desafortunadamente las iniciativas han tenido más incentivo desde el mismo SENADIS y/o algunos parlamentarios. Lamentablemente aún la CUT ni la sociedad civil no han tenido aún ni la fuerza, ni tampoco se ha configurado como actor relevante en esta batalla.

La inclusión social de las personas en situación de discapacidad no es un proceso azarozo. Es producto de una política planificada y la comprensión nacional de que no sólo es positivo, sino que además esencial que ellos se incorporen en labores productivas. Acá hablamos de la búsqueda también de autonomía y participación plena en la sociedad. Ellos pueden ser fuerza ocupacional que aporte al desarrollo y aporten riqueza al país. Hoy más que nunca se hace necesario que la oferta pública existente tanto de empleo dependiente (Programas de formación en oficios, Programas Más Capaz, Aprendices) como de independiente (capital abeja, capital semilla, SERCOTEC, programas CORFO, entre otros) deben concebirse como accesibles para todos. Frecuentemente tenemos casos de personas que desean postular a Capital Semilla (por ejemplo), pero los formularios de postulación y las asesorías carecen de toda posibilidad para personas que manejan la Lengua de Señas o con discapacidad visual. Los gobiernos locales deben ser capaces de contar con herramientas de difusión y/o asesoramiento estrecho a las familias. La sociedad civil debe también ser capaz de fomentar en la comunidad la vida independiente y el derecho a participar de actividades productivas.

Respecto de la oferta pública de SENCE, este organismo debe abrirse a que corporaciones y/o fundaciones que trabajan con personas en situación de discapacidad puedan competir para impartir programas como Becas Laborales y/o actuar como maestros en programas “Aprendices”. Insistimos, Los OTEC’s realizan un trabajo eficaz en la capacitación. Sin embargo, dado el panorama social y económico de las personas en situación de discapacidad, esto no es suficiente. Se deben fortalecer procesos como el Empleo con Apoyo y el desarrollo de actividades que también detecten y favorezcan las posibilidades de empleo independiente en estos colectivos.

En tercer lugar, hoy se hace más importante que nunca contar con una ley de cuotas de contratación para personas en situación de discapacidad. Hasta ahora la famosa frase “dejar que el mercado regule” no ha resultado exitosa. Sin embargo, acá la responsabilidad no ha sido sólo del empresariado. El estado ha tenido una política educacional nefasta para las PsD, basada en la exclusión y/o en la adaptación de los niños y jóvenes, en circunstancia que deben ser los establecimiento quienes deben concebirse como universales y accesibles.

Nuestra experiencia en este ámbito nos ha enseñado que Chile necesita instrumentos dinámicos, flexibles y expeditos para que las PsD puedan desarrollar sus competencias y encontrar el trabajo apropiado. Además, se deben contemplar en este proceso de forma muy intensa al grupo familiar, con el fin de concientizar los beneficios de aumentar la fuerza productiva en la dinámica familiar.

También es necesario difundir y educar a la sociedad respecto de la relevancia de incluir productivamente, no como mecanismo de caridad, sino como un derecho humano que nos enriquece como nación. Finalmente, hacer partícipe a la PsD respecto de qué es lo que realmente necesita para satisfacer sus necesidades de desarrollo social. De esta forma, hacer carne la famosa frase “nada sobre nosotros sin nosotros”.

TAGS: Discapacidad Ley de Inclusión Trabajo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Johanna diaz

05 de Mayo

Se nesecitan oportunidades para estas personas.En mi caso mi esposo esta en situacion de discapacidad y tenemos 5 hijos ,el vive solo de su pension asistencial por falta de oportunidades…y yo he tenido que trabajar toda mi vida ganando el sueldo minimo de este pais es muy dificil

Ver todos
Ocultar

Popular

Soy una de los miles de personas a las que el gobierno de Estados Unidos separó de sus seres queridos y posteriormente dejó olvidadas, y a las que los tribunales no han reunido con sus hijos
+VER MÁS
#Internacional

Hace un año, Estados Unidos me robó a mi hijo de siete años. Lo quiero de regreso

Hoy el 57% de los emprendedores chilenos tiene entre 25 y 34 años, según un reciente estudio de Corfo que abordó el período 2001-2016.
+VER MÁS
#Economía

El nuevo perfil del emprendedor chileno

Este asunto es mucho más oscuro. Esta es la historia de un hombre que era famoso, multimillonario, pedófilo, y de la gente que buscó sacar provecho de todo eso.
+VER MÁS
#Justicia

¿Por qué trabajar si puedes demandar a Michael Jackson?

Utilizan de sesgo, la inoperancia y corrupción de la izquierda, pero en sus filas y acciones caen también en lo mismo.
+VER MÁS
#Política

Y la derecha fue...

Popular

¿Qué van a hacer si hay una fuga masiva de cliente? La independencia energética es el verdadero camino al desarrollo, portarnos a paneles solares es la mejor opción.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Chao medidor inteligente, bienvenidos paneles solares

Es de culto el manejo o manipulación emocional de los medios, pero nunca se preguntan por las causas que indujeron a esa persona a tomar esa dramática decisión, su contexto sico-económico-social
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chile, sociedad del desdén: Estrés, depresión y suicidio

La rebelión por el clima contagió a nuestros estudiantes y en ciudades como Valdivia, Temuco, Santiago, Talca, Arica, Rancagua, Osorno y Valparaíso, desde hace algunos viernes, aparecen pequeños grupos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Para qué estudiar, por un futuro que no va a existir #FridayForFuture

Un millón 400 mil mujeres de Chile quieren trabajar, pero no pueden hacerlo por ser las principales responsables del cuidado de sus hijos o de sus padres
+VER MÁS
#Uncategorized

¿Soy o no soy feminista?