#Todos somos ciudadanos

Diálogos ciudadanos: Memoria del Barrio Franklin

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Por: Jimena Cruz*

La invitación a participar del proyecto “Bibliotecas para tu Acción Ciudadana” se nos presentó desde el origen como un gran desafío, que requería de un proceso previo de inducción en torno al gran tema de la participación ciudadana. Lo primero fue entender entre nosotros qué era la participación, para qué servía y cómo podíamos materializarla en una actividad concreta para los vecinos, algo que además comprometía la experiencia y la voluntad. Como punto de partida definimos el espacio de la biblioteca municipal anexo sur, que se encuentra dentro del centro comunitario Carol Urzúa, ubicado en pleno barrio Franklin, centro que cuenta con varios servicios y actividades para vecinos. 


El conjunto de textos es el resultado de un trabajo introspectivo y práctico de escritura creativa, que desarrollamos entre todos y en base a la memoria, de indagar en el recuerdo particular de las experiencias que construyeron el barrio, la ciudad.

Esta biblioteca, al igual que el centro, tiene la particularidad de ser frecuentado especialmente por adultos mayores, es por eso que al revisar los registros de usuarios de la biblioteca decidimos orientar nuestra actividad a ese grupo característico de la población del barrio.

El desafío se complejizaba en la medida que encontrábamos los caminos. Después de dar muchas vueltas llegamos a una idea. El barrio, ese era nuestro punto de unión –al menos en esa instancia–, el centro comunitario, la biblioteca, los vecinos y lo más importante, la memoria.

La historia del barrio era algo de lo que todos podíamos participar, cada uno a su manera, porque la historia del barrio es también la historia de la vida privada y a su vez, de una vida comunitaria que se construye en base a un entramado de historias y todos tenemos una historia que contar, la literatura simplemente nos mostraría un camino.

“La invitación fue a participar de un “encuentro de diálogo creativo” en el que, a través de ciertas lecturas de autores nacionales, abordaríamos la construcción –literaria– de la ciudad, cómo era descrita, cómo aparecían sus personajes y las historias que nos hablaban de chile. Esas lecturas inspirarían a su vez la escritura de textos originales de los participantes.”

 

Clase a clase fuimos compartiendo las historias frente al grupo, las que fueron intensificándose, no solo al mejorar considerablemente los textos en cuestiones narrativas básicas, sino también en los temas abordados.

Al cabo de nueve sesiones, cada participante contaba con al menos tres textos diferentes, que hablaban del barrio, de sus personas y vidas. El tiempo se nos hacía corto, cada lectura provocaba una conversación que se construía en grupo y que se enriquecía precisamente por lo mismo.

Entendí que la literatura era una excusa para hablar de quiénes somos, de las relaciones que establecemos, de los lugares en que vivimos y de todo lo que nos ha tocado experimentar, pero faltaba algo más, porque esas historias planteaban problemas y dolores humanos, hablaban de cómo construimos nuestras ciudades y barrios, aquellas historias mostraban realidades que ni siquiera imaginamos.

Tras finalizar los encuentros comenzamos un proceso de selección y edición de los textos de los participantes, los que fueron recogidos en una publicación tipo fanzine.

El conjunto de textos es el resultado de un trabajo introspectivo y práctico de escritura creativa, que desarrollamos entre todos y en base a la memoria, de indagar en el recuerdo particular de las experiencias que construyeron el barrio, la ciudad.

“La memoria es un terreno ambiguo en el que se mezclan muchos elementos, recordamos lo que fuimos, lo que quisimos ser y lo que nos contaron que fuimos, ponemos especial atención a ciertos temas y privilegiamos algunas sensibilidades.”

 

El ejercicio de recordar nos conecta empáticamente, entendemos algo de nosotros y también de los otros, así construimos un espacio de participación que es inmaterial, pero que nos pertenece y nos enseña que la relación afectiva y profunda entre los humanos es la única forma de crear una sociedad más justa y libre.

*Jimena Cruz: Estudió literatura en la UDP y es madre de dos niños. Desde entonces ha trabajado en distintas instancias académicas y creativas. Hace más de diez años se desempeña en el área de la gestión cultural, donde he tenido la suerte de participar en variados proyectos vinculados a la literatura y el arte. Actualmente es encargada de extensión cultural de las bibliotecas de la Municipalidad de Santiago, donde mi objetivo es contribuir a resignificar el uso de la biblioteca como espacio público.

Te invitamos a descargar el libro “Participación y Liderazgos Comunitarios: Aquí

Participación y Liderazgos Comunitarios

 

TAGS: #BiblioAcciónCiudadana #BPTAC #Franklin

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

Hoy Copiapó posee un río seco producto de la explotación hídrica de agrícolas y la gran minería, tenemos en constante amenaza humedales, flora y fauna local porque no existe una gestión institucional ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Escasez hídrica y el riego desértico

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

Sin lugar a dudas que el poder asegurar la obligatoriedad a lo menos del nivel kínder, se traduciría en un desarrollo de escuelas que mantengan la continuidad del proceso escolar,
+VER MÁS
#Educación

Rechazo a la ley del Kínder, un paso atrás en la educación chilena

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática

La derecha tiene el derecho a desmarcarse del fascismo, pero no tiene derecho a mentir con un desprecio absoluto por la historia,
+VER MÁS
#Política

La mentira que difunde la derecha en redes sociales