#Tecnología

Redes sociales en el trabajo: ¿Permitir o prohibir?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las redes sociales son, sin duda, uno de los fenómenos tecnológicos y sociales más destacados del último tiempo. El mundo entero, y por supuesto Chile, ha sido dominado por sitios como Facebook o Twitter, por nombrar sólo a los más destacados.

Lo que partió como una herramienta netamente tecnológica y una innovación “entretenida”, se ha convertido en un compañero permanente en la vida de muchas personas, que ya no conciben pasar un día sin vitrinear por tweets y transitar por los muros de sus amigos.
 
Esta verdadera “adicción” que generan sitios como Facebook y servicios como Twitter, se ha instalado no sólo en el hogar, sino también en el espacio laboral de los usuarios.
 
Este fenómeno ha causado alarma y preocupación en muchas empresas. No sólo por temores a una posible disminución en la productividad de sus empleados, sino especialmente porque se piensa que la participación del trabajador en estas redes puede derivar en graves daños a la seguridad y la confidencialidad necesarias en toda organización.
 
Sin embargo, hay que enfatizar que estos temores esconden un gran desconocimiento acerca de las diversas opciones que ofrece hoy la misma tecnología para poder adaptar la interacción digital de un empleado a su lugar de trabajo. Existen hoy en el mercado un sinnúmero de programas que permiten proteger la información de una empresa frente a manejos no adecuados de sus empleados.
 
El dilema que ocupa a muchos directivos de compañías es si lo correcto es prohibir el uso de las redes sociales dentro del trabajo o ceder a este fenómeno y permitir su utilización en horario laboral.
 
Creo que la respuesta a esta interrogante debe considerar el contexto de cada compañía en particular. Conozco muchos casos en que las redes sociales han impactado positivamente la productividad y el ambiente laboral en determinados tipos de empresas. Por ejemplo, en los sectores editorial o de marketing y RRPP, donde una cuenta de Twitter o una página de Facebook es vista hoy como una herramienta de comunicación e interacción tan válida como lo es el correo electrónico.
 
En conclusión, es aconsejable que cada empresa analice de manera individual lo positivo o negativo del uso de las redes sociales en el ambiente laboral, y,  sobre todo, siempre considerando la opinión de todos los miembros de la organización. Muchas veces, los que usan estas nuevas herramientas son quienes mejor pueden diagnosticar los beneficios y potencialidades de la Tecnología.
 
Lee y comenta también: Funcionarios públicos y redes sociales: ¿cuáles son los límites?, por elquintopoder.cl
 
 
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de Septiembre

Hola Cristián, justamente ayer escribí una columna respecto ese tema con mi visión de algunos años luchando con esa pregunta. Creo que ya no es una opción, pero que si hay que hacerlo con inteligencia. Hay que separar el tema de recursos humanos y de la tecnología.

Un abrazo.

Mariano Jofre

18 de Octubre

Está también demostrado que el poder de atención que tenemos en el trabajo va por ciclos. Uno puede ser productivo por una hora y media o dos horas como máximo. Luego necesariamente necesita tomarse un descanso de 15 minutos.

Las empresas deberían poder entender esto para que sus trabajadores puedan mantener la energía constante a lo largo de la jornada laboral y en ese sentido los descansos deberían ser moneda corriente.

Lo que creo que hay que generar es un “entorno laboral basado en la confianza” y eso es muy cierto.
Cuanto la empresa más controle, menos te deje descansar o tomarte un break, más se perjudica porque físicamente uno necesita despejar la mente cada x tiempo…

Finalmente aprovecho para compartir un artículo que escribimos sobre este tema y que podría ser complementario a este post…
http://www.glidea.com.ar/blog/las-redes-sociales-en-la-empresa

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador