#Tecnología

Ética y redes sociales: un ejercicio de testeo, trazabilidad y asilamiento

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Las redes sociales son un espacio que genera innumerables beneficios: democratiza y promueve el acceso a información, reduce las asimetrías de poder, habilita un espacio para denuncias, promueve un dialogo horizontal.  Al mismo tiempo, es una plataforma donde se catapultan y sepultan personas e instituciones, en fracciones de segundo. Un espacio donde los actos performativos proliferan y encuentran tribuna. Una tensión constante entre la forma y el fondo de los debates y discusiones.


El seguimiento a la cadena de declaraciones, mensajes y comunicados de las personas involucradas en los respectivos testeos se multiplica a una velocidad abrumadora

En lenguaje Covid-19, las redes sociales constituyen un espacio donde se testea constantemente la ética de las personas, entendida como su forma de ser y respectivo carácter. Un testeo que tiene como objetivo relevar sus inconsistencias, induciéndolas constantemente al error. Una vez identificado, el error adquiere un nivel superlativo. Todo es imperdonable e imprescriptible. Como diría Jacques Derrida, el perdón debe hacer el duelo del perdón, mientras el escrutinio radical crece a base de likes y retweets.

Asimismo, y siguiendo el lenguaje pandémico, la trazabilidad es un elemento constitutivo del escrutinio señalado. El seguimiento a la cadena de declaraciones, mensajes y comunicados de las personas involucradas en los respectivos testeos se multiplica a una velocidad abrumadora. El derecho humano a cambiar de opinión, como irónica y sutilmente señala Humberto Maturana, no tiene cabida en un mundo virtual donde la superioridad moral aflora. Las inconsistencias individuales se maquillan frente al deber ser social. Un simulacro a todas luces, que permite la mortificación de algunas personas que han caído en falta, por otras que cargan con otras tanto o más trascedentes, y que descansan en la impunidad cotidiana.

Y llegamos al aislamiento. Una vez realizado el testeo y la trazabilidad correspondiente, se recluyen sin matices a aquellas personas indignas virtualmente. Así, sin previo aviso, bajo el argumento de que atenta contra las pragmáticas y costumbres de una determinada red, se confina a estas personas. Muchas veces a perpetuidad, sin derecho a réplica. Afloran así epítetos de diverso calibre, con respectivos hashtags, con resultados implacables: renuncias, demandas, pérdidas de libertad.

Ante esto cabe preguntarse al menos dos cosas. La primera, por la capacidad que hemos desarrollado como sociedad para evitar el reduccionismo dicotómico que arrastramos: negro/blanco, bueno/malo, derecha/izquierda, naturaleza/sociedad; y la segunda, por nuestra posicionalidad ética al momento de criticar socialmente dinámicas que individualmente- a una escala micro y muchas veces sin darnos cuenta- seguimos reproduciendo.

TAGS: #RedesSociales Etica Opinión Pública

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Que Chile escribiera una nueva Constitución era una crónica de muerte anunciada; Jaime Guzmán sabía que su constitución no sería del agrado de las mayorías.
+VER MÁS
#Política

Octubre y la esperanza de un país mejor para todos

Tenemos el deber de participar y convertir las Asambleas y cabildos en Instituciones, en mecanismos de Gestión Territorial a través de las cuales abramos el camino a una nueva democracia
+VER MÁS
#Política

Cuando me acuerdo del 18 de octubre

¿Cuál fue la respuesta del gobierno? ¿Mandar a la ministra Hutt a dialogar con los estudiantes?¿Hacer una mesa mixta con educación y transporte para solucionar el problema?
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Respuesta a Guillermo Pérez: Se viene el 18

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad