Contra la #CensuraTwitter - El Quinto Poder
#Tecnología

Contra la #CensuraTwitter

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Twitter anunció ayer que para poder mantener su expansión internacional, implementarán una política de filtrado de contenidos en algunos países. La razón que entrega es que no todos los países entienden lo mismo por libertad de expresión. Cierto. Nada nuevo. De hecho, hasta parece una declaración bien ingenua la de Twitter. Welcome to the real world!

La reacción de muchos que usamos Twitter cotidianamente ha sido de rechazo y para mañana sábado 28 de enero se ha organizado en forma espontánea una manifestación mundial ad hoc: 24 horas sin enviar un solo tuiteo. El hashtag en castellano es #CensuraTwitter y en inglés está corriendo #TwitterBlackout.

Yo me sumé y aunque algunos desconfíen, ni un solo mensaje saldrá desde mi cuenta mañana. Es una manera de decirle a la empresa que creó y administra el servicio gratuito de microblogging que uso, que no estoy de acuerdo.

En otros posteos lo he dicho: aunque es común comparar Internet con una plaza pública, la imagen más ajustada es la de parques privados con acceso público. Esta imagen se ajusta incluso mejor para las plataformas de medios sociales (Facebook, Twitter, Google+, blogs, etc.), ya que en todos esos casos (a diferencia de parte de la infraestructura base y la gobernanza de Internet) son servicios que proveen empresas privadas, todas con legítimos fines de lucro. Pero lo que nos confunde es el carácter gratuito de buena parte de lo que nos ofrecen, a tal punto que hemos llegado a considerar que son servicios públicos y que sobre ellos tenemos los derechos y deberes que como ciudadanos ejercemos en nuestra relación con los estados.

Pero más allá de esa confusión, conviene tener presente que en la medida que sobre esas plataformas quienes las usan persiguen, entre otros, fines de interés público, sus decisiones empresariales no están (ni pueden pretender estar) exentas del control ciudadano ni de la regulación estatal. Es parte de la reconfiguración de las relaciones de poder que las tecnologías de información y comunicación está permitiendo. Quizá para Twitter nosotros seamos consumidores, pero al conectarnos y compartir mensajes en su plataforma, lo hacemos muchas veces como ciudadanos. Por ello, debiera resultar evidente para cualquier empresa que provea servicios de medios sociales que el principal activo de sus balances no es un stock de cosas, sino personas, que así como pueden un día hacer aumentar el valor de la empresa, están siempre a un paso de hacer que ese valor se esfume. Es decir, que ese activo se pasó al servicio de la competencia. Reinterpretando la economía de la crisis: si queremos, los usuarios podemos convertirnos en un activo tóxico.

Los ciudadanos debemos exigirles a nuestros estados una defensa sin ambigüedades del estándar democrático. Y ese estándar incluye en su base la libertad de expresión. Pero en el mundo en red, ese estándar también debemos exigírselo a las empresas de la red, a esas que bajo las lógicas de la Sociedad de la Información, hacen de nosotros y nuestros contenidos, la fuente de su prosperidad. Twitter debe cumplir las leyes que rigen en todos los países donde opera o espera funcionar. Eso está fuera de toda duda, pero si para aumentar su penetración mundial cierra los ojos a las restricciones de libertad de expresión que en muchos casos existen, en lo personal no me gusta. Si lo aceptamos, estaríamos dando por perdida la batalla que entre libertad y control está teniendo lugar por estos días en las redes.

Y también debemos exigirnos, entre nosotros los ciudadanos, cumplir ese estándar democrático. Si tú te consideras un demócrata, ¿comprarías un periódico que dependiendo el país donde se edite cambia los contenidos para no ofender a las autoridades? Creo que no. Entonces, ¿por qué a Twitter, que no es un medio de comunicación pero que es usado como tal por los ciudadanos, se lo podemos permitir?

Claro: una huelga de tuiteos, que de eso se trata el 28 de enero de 2012, puede no tener repercusión. Hay quienes incluso puedan pensar que al poder le guste la idea: siempre es mejor tenernos desconectados que vociferando en las redes. Pero en un mundo que cambia, donde las relaciones entre gobernantes y gobernados, entre empresas y consumidores, y entre los ciudadanos entre sí, ya no son las mismas que antes de Internet, hay que innovar en los medios. Y una huelga en Twitter apunta directamente al activo, el único activo, de la empresa: nosotros y nuestros mensajes.  Porque, en última instancia y aunque parezca contradictorio, manifestarme a favor de la libertad de expresión aquí y en la quebrada del ají me parece una buena, muy buena razón, para dejar de expresarme durante 24 horas en Twitter.

——–

Foto: Vox.com.mx

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de enero

Soy de los que piensan que a algunos les conviene que estemos callados. Entonces no me quedo callado.

Y también pienso varias otras cosas en común contigo, especialmente donde dices respecto de Twitter y otras empresas que “sus decisiones empresariales no están (ni pueden pretender estar) exentas del control ciudadano ni de la regulación estatal”.

Precisamente por eso, asumiendo que estamos en un contexto razonablemente democrático, no veo entonces sentido a oponernos a que Twitter implemente un mecanismo que justamente lo que hace es incrementar su capacidad de hacer cumplir la ley.

Podríamos, claro, oponernos a eso para el caso de China, donde no hay tal contexto razonablemente democrático. Pero wait! En China no hay Twitter!

Veamos el caso de egipto, el levantamiento “online” no partió en Twitter, partió en Facebook, empresa que hace tiempo censura cuando las autoridades lo solicitan, similar a lo que anunció Twitter. Resultado, las autoridades apagaron la Internet completa.

Por otra parte, cabe mencionar que habrá un mecanismo (probablemente más de uno a la larga) para saltarse la censura en Twitter: http://dlvr.it/17fB25

Incluso hay quienes sostienen que esta medida de Twitter favorece la libertad de expresión, aportando un mecanismo de bloqueo mucho más transparente que los de Yahoo y Facebook: http://dlvr.it/17f7pZ

enzo-abbagliati

27 de enero

Gracias por comentar Ignacio y por compartir los links.

¿A dónde apunto con mi entrada? Hacia el comportamiento de Twitter pueda tener, dada esta nueva política, en aquellos casos de regímenes no democráticos (Irán, el norte de África, etc.) o donde los principios democráticos puedan estar siendo acosados (Rusia o en el último tiempo Hungría). Sin duda que en entornos democráticos, esta movida de Twitter les ayuda a cumplir de mejor manera las leyes respectivas, pero mi gran duda es cuando el entorno es otro. De hecho, me he estado preguntando si detrás de esto no habrá una forma de prepararse para entrar en China.

Y sobre el comportamiento de otras plataformas, bueno, pese a la corta historia de los medios sociales, ya son varios los episodios lamentables.

27 de enero

A mi para nada no me sorprende esta medida y menos me escandaliza. Twitter responde al ecosistema del cual es parte: internet. Y en ese mundo el interés empresarial está en la parte superior de la cadena alimenticia. El microblogging más famoso como tal tiene que velar por sus intereses, para lamento de muchos.
Quizás ya sea hora de buscar una alternativa a twitter que garantice que los intereses sociales están por sobre una política comercial.

enzo-abbagliati

27 de enero

A mi tampoco me escandaliza, Marcelo, pero no por ello dejo de reclamar por la forma y jerarquía de esa “cadena alimenticia”.

No me queda claro a qué te refieres con esa “alternativa a Twitter”, pero me parece que difícilmente alcanzará la eficiencia de esta plataforma. Por ello, más que andar promoviendo alternativas, quizá sea mejor hacer que esta cumpla ciertos estándares.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

El mundo civil carece de normas para controlar los montos y procedimientos que se siguen en la compra de armas, es decir, la industria de la muerte sigue un principio del Neoliberalismo que es la “desregu ...
+VER MÁS
#Política

¿Le sirve a Chile mantener un gran ejército?