#Sociedad

Vientos de cambio

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy, nos ha tocado caminar a través de fuertes vientos  ¿Y para qué podrían ser útiles estas ventoleras? Podríamos observar este fenómeno, como una invitación a movernos, forzar los límites y dejar pasar el aire fresco a nuestra historia presente.

Estos movimientos nos podrían desplazar levemente de nuestro centro o lo que creemos que es, o bien, zarandearnos hasta la ruptura.


Levantarse es romper una historia que creíamos oída y cerrada. Levantarse y arrojar la carga, es romper con la previsibilidad de la historia, refutar la regla según era pensada.

Cuando nos sentimos como un cansado Atlas, obligado a cargar el cielo sobre sus hombros o como una Eva castigada con el sufrimiento y su condición mortal. ¿No sería posible imaginar a un Atlas, en una decisión que cambiase el curso de las cosas, lanzando el mundo por la borda? O ¿Desear a una Eva autónoma, liberada de toda culpabilidad y obediencia a su autoridad custodia y exenta de exigencias corporales?

No sentir miedo, sería ir contra una condición humana, pero asumir que, con miedo y todo, podríamos mirar las cosas con otra perspectiva y descubrir que, a lo mejor, sostenemos un cierto pasado que, este estado presente, lo quiere mantener prisionero, inconsciente y sepultado.  Para eso son los vientos, para mover, derribar, despejar incluso para revolverlo todo si es necesario.  El asunto es, como encontramos o dejamos que asome el coraje para tal hazaña.

Encontrar un espacio acogedor donde podamos levantarnos y regenerarnos de aquellos movimientos cíclicos, no está allá “afuera” sino que, dentro de nosotros mismos.  Como asumimos los acontecimientos, marcaría la diferencia en que la tormenta nos eche abajo las paredes o solo nos suelte algunas tejas del techo.

Levantarse es romper una historia que creíamos oída y cerrada.  Levantarse y arrojar la carga, es romper con la previsibilidad de la historia, refutar la regla según era pensada.

¿Cómo también liberamos a nuestro cuerpo en relación a este movimiento? ¿Cómo dejamos que se exprese libremente?  Libre, en relación a su propia corporalidad, libre de una errónea interpretación normalizante sobre la materialidad de nuestros cuerpos.  Discursos como mecanismos disciplinadores, que de nada ayudan y solo nos apresan y castigan por posicionarse fuera de toda regla impuesta socialmente.  Agitemos nuestros pañuelos blancos para decir basta a la hegemonía corporal, necesitamos modos de vida que permitan vivencias desafiantes ante los cuerpos sin patrones.

Michel Focoult, filósofo Francés, desarrolla muy claramente la idea de corporalidad y habla del poder biopolítico, el cual, en esta sociedad moderna, busca modelar los cuerpos en un sentido deseado que sabemos sería;   belleza, juventud, delgadez y por ende,  felicidad. Es muy interesante lo que plantea Foucault, porque sostiene que las sociedades modernas, en la cual vivimos y crecemos,  se organizan en el detalle, las estadísticas y de los máximos rendimientos que genera el efecto de naturalización de una norma estandarizada, en la cual solo podemos estar de uno u otro lado,  al lado de lo normal o al lado de lo patológico, y lo patológico se debería solucionar y superar.

Cuanta exclusión, desvalorización y vergüenza produce la estigmatización pública sobre nuestros cuerpos y la exigencia a la corrección. A esta desobediencia corporal es a la que nos invita a revelarnos. ¡Que difícil¡  pero no imposible,   todo movimiento de revuelta interior implica valor.

¿Cómo nos abrazamos en lo diverso? pero aceptándolo de verdad, no como un mero hecho de complacencia hacia los otros o un fenómeno enigmático sin solución, ¿Cómo tomamos suficiente fuerza para nuestras luchas, en estos tiempos que lo requieren con tanto ahínco?

Para levantarnos y levantar al mundo hacen falta gestos, deseos y profundidades para ello.  Respiremos estos aires revueltos, sintamos en nuestra cara la frescura del otoño,  envolvámonos honesta y cariñosamente con nosotros mismos y con generosidad y hospitalidad hacia los otros.

¡Sintámonos bambúes nobles y flexibles a campo traviesa¡  ¡Vengan vientos, vengan todos, de Norte, de Sur, de Este y de Oeste.   No estamos solos, somos miles.

TAGS: #Cambios

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Gaby carrillo

01 de octubre

Leer este tipo de contenido, que sale de lo.común o de lo que está.de.moda, ayuda a tener otras miras, a aprender y enfocar nuevos temas , que tienen que ver con nosotros mismos, con quien somos en realidad, no con quien debemos aparentar ser..
Me encanta , ojalá publiquen más
Saludos desde Bolivia.

Marco

02 de octubre

Excelente columna.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

La tónica ha sido, desde que tengo uso de razón, al menos en Chile, que quien conquista el centro, gana las elecciones. El centro político es la vedette a quien cortejar, querer, mimar. Y no pocas veces ...
+VER MÁS
#Política

Políticos mirándose el ombligo

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar
+VER MÁS
#Política

Cóbrenos la palabra

Se diría entonces que los humanos somos en sí mismos, como especie ajedrecística, en este caso, el medio, y cada jugada, un misterio hacia adelante o hacia atrás que nos contesta a ratos; con un poco de ...
+VER MÁS
#Deporte

Sonja Graf: Un retrato a lo Peaky Blinders del ajedrez

Lo que necesitamos como sociedad, es que gobierno y oposición, actúen con responsabilidad. El flagelo de la delincuencia, afecta todos los aspectos de nuestra vida, y era que no, produce severos efectos e ...
+VER MÁS
#Internacional

El legado de Cúcuta

Popular

Según la Encuesta de Bienestar Social (2021), en Chile las personas dedican más de un tercio de su tiempo diario a labores de cuidado, y un 85% de aquellos que pasan más de 8 horas al día en esta labor ...
+VER MÁS
#Sociedad

Avances y retos en el cuidado familiar en Chile

Los empresarios, por la gran responsabilidad que cae sobre sus hombros, no tienen que ambicionar ser los mejores y más ricos del planeta, sino que ser los mejores “para” el planeta, colocando a las per ...
+VER MÁS
#Sociedad

Razas y subhumanos una creencia para justificar atrocidades

Existen en Chile experiencias concretas respecto a la participación de trabajadores y trabajadoras en los directorios de empresas de las que se puede aprender y ampliar
+VER MÁS
#Política

Cóbrenos la palabra

Debemos cuidar lo más preciado que tiene el ser humano, sus palabras, cualquiera esta sea, en el amor, en política, en economía, en educación, todo gira en torno a ellas, algo único y propio, solo de l ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La palabra humana salvación de la humanidad