#Sociedad

Un país sin estatuas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

¿Cómo escribirá la historia este estallido social que hemos estado viviendo desde la segunda semana de octubre en adelante? ¿es posible adelantar una respuesta que satisfaga esta inquietud?

Desde luego, no. Pero podemos ensayar algunas respuestas mientras los hechos ocurren ante nuestros ojos.


El tiempo corto de este estallido social no sólo pone en cuestión a la Historia de forma dramática. El pasado es desdeñado por quienes son conscientes de estar viviendo un transe histórico, en el que ya no es posible volver a lo antes

Lo propio de la historia es la interpretación. Buscamos trazos explicativos, ideas que circulan, restos de objetos, huellas de acontecimientos y elementos bastardos que intentamos unir bajo un elemento esencial del que somos parte como seres humanos: el tiempo. En efecto, si hay algo de lo que no podemos escapar nunca es de la temporalidad en la que se desarrolla nuestra vida.

Pero a diferencia de lo que muchos creen, el tiempo puede organizarse de distintas maneras: el tiempo es, también, una convención. Su clasificación puede ser artificiosa. A los historiadores, el tiempo corto y el tiempo largo nos permiten entender los cambios y continuidades que vivimos.

La semana pasada fuimos testigos de dos hechos brutalmente simbólicos: en La Serena, un monumento a Francisco de Aguirre fue reemplazado por el de una mujer diaguita y en Temuco, los monumentos a Pedro de Valdivia y Diego Portales fueron degollados, arrastrados y manchados con pintura roja, para terminar colgando de las manos del monumento a Caupolicán.

Un signo de los tiempos que corren.

En la historia, los monumentos representan un símbolo de algo. Son espacios, figuras o representaciones de un tiempo que no es el nuestro, pero que aspira a que lo hagamos propio. Pierre Nora los define como “ilusiones de eternidad”, porque buscan entregarnos un mensaje sobre tiempos muy lejanos que hablan de la larga duración de la Historia, pero que muchas veces dejan de tener sentido y son explicados e ignorados, pero no vividos.

En ese sentido, el derribamiento de estas estatuas es elocuente sobre el tiempo corto de este estallido social. Allí donde los monumentos quieren decretar cómo debe vivirse el pasado, se ha interpuesto la sociedad con su malestar, con la experiencia concreta, siempre actual, que interroga el relato construido de estos últimos 30 años.

Esta generación no es más portadora de ese monumento y lo ha hecho saber tomando como referente su memoria sobre lo que ha sido este tiempo largo desde el fin de la dictadura de Pinochet. Desde entonces, se fue fraguando la desafección hacia ese relato presentado como algo dado y obvio que había conducido al país hasta lo que era actualmente y que ahora es confrontado con la memoria viva, irrefrenable, acumulada durante todo este tiempo, que reemplaza al relato histórico que hacía de Chile un país ufano. No en vano, los medios internacionales han calificado este estallido como “el fin de la excepción chilena”.

El tiempo corto de este estallido social no sólo pone en cuestión a la Historia de forma dramática. El pasado es desdeñado por quienes son conscientes de estar viviendo un transe histórico, en el que ya no es posible volver a lo antes. Se abre, por tanto, ese amplio y desconocido campo de batalla que es el futuro donde todos, como seres temporales, no podemos dilucidar cuáles serán nuestras nuevas estatuas.

Esa pretensión, sabemos bien, corresponde al tiempo largo de la Historia. Y de él, es muy luego para hablar.

TAGS: #EstoPasaEnChile #Monumentos Memoria

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Ha llegado la hora para que los grandes empresarios se pongan las pilas, respetando las reglas del juego fijadas en los diferentes estatutos legales : así existirá una sana competencia en todos los mercados
+VER MÁS
#Ciudad

También lo dijo el experto internacional Luigi Zingales

"Los cambios que se han hecho aún no son suficientes. La adecuación de nuestra legislación a los estándares internacionales es el piso mínimo del cual el Estado tiene que partir. No basta con eso. ...
+VER MÁS
#Justicia

Violencia policial contra el pueblo mapuche: aún queda mucho por avanzar

La sociedad capitalista depende de la mercancía como forma de mediación social; transformando las relaciones en vínculos anónimos y abstractos de intercambio
+VER MÁS
#Política

Las dos caras de la tecnología

Es el derrumbe de los ídolos, que como devela la Encuesta CEP en Chile, se expresa en la pérdida de legitimidad de instituciones, partidos, líderes políticos, religiosos, de aquello que por siglos consi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Lyotard, postmodernidad y el derrumbe de los ídolos

Popular

Ha llegado la hora para que los grandes empresarios se pongan las pilas, respetando las reglas del juego fijadas en los diferentes estatutos legales : así existirá una sana competencia en todos los mercados
+VER MÁS
#Ciudad

También lo dijo el experto internacional Luigi Zingales

"Los cambios que se han hecho aún no son suficientes. La adecuación de nuestra legislación a los estándares internacionales es el piso mínimo del cual el Estado tiene que partir. No basta con eso. ...
+VER MÁS
#Justicia

Violencia policial contra el pueblo mapuche: aún queda mucho por avanzar

La sociedad capitalista depende de la mercancía como forma de mediación social; transformando las relaciones en vínculos anónimos y abstractos de intercambio
+VER MÁS
#Política

Las dos caras de la tecnología

Es el derrumbe de los ídolos, que como devela la Encuesta CEP en Chile, se expresa en la pérdida de legitimidad de instituciones, partidos, líderes políticos, religiosos, de aquello que por siglos consi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Lyotard, postmodernidad y el derrumbe de los ídolos

Popular

Este tipo de lectura constituye no sólo una forma diferente de acceder a un libro o una manera de superar una carencia producto del ELA, es más bien una expresión concreta del apoyo al otro, que se trans ...
+VER MÁS
#Medios

Resplandores de la voz

¿Podría subir a la cama, morderme o violarme ? ¿Y el virus Hanta? ¿Y la rabia? Varias preguntas pasaron por mi mente sobre la esencia vital de este ratón hasta que, vencido por el sueño, me quedé dor ...
+VER MÁS
#Cultura

El pequeño ratón que duerme en mi cama

Debemos ir más allá y tomar el Tratado de Trapigue como fundamento incuestionable de soberanía y hermandad, e incorporar un estatuto de autonomía territorial y política, con un parlamento indígena por ...
+VER MÁS
#Política

Cuál es la propuesta mapuche frente al estallido social chileno

Son los jóvenes los protagonistas por excelencia, los grandes gestores del Estallido Social que cambió nuestro país.
+VER MÁS
#Política

Juventud, divino tesoro