#Sociedad

Un cuento de navidad para Chile

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Amables lectores y auditores, amigos y amigas, esta semana tuvimos un evento que causó zozobra y preocupación en muchas personas. De gravedad, sin lugar a dudas, este, fue el incendio que arrasó con 267 casas, de la parte alta de Viña del Mar. Se lamenta el fallecimiento de dos personas, y decenas de heridos. Al igual que en anteriores incendios, que han afectado viviendas, el origen del fuego, fue en el área forestal, y se investiga si hubo intencionalidad. Todos pudimos ver por televisión, escenas de hondo pesar, de hombres y mujeres golpeados por este siniestro. De seguro, nos ofendieron a todos, la actuación de algunas figuras televisivas, que trataron de explotar el dolor ajeno, para provocar el morbo de las audiencias. Algo totalmente repudiable, que contrastó con las acciones de solidaridad que se organizaron por todo el país, para aliviar el dolor de esas familias hermanas.


No necesitamos en Chile, la visita de ningún fantasma, para darnos cuenta que cosas tenemos que cambiar, para construir una sociedad mejor. Basta mirar por la ventana, mirar en la calle, para darnos cuenta, aún tenemos tiempo de cambiar

El rol que jugaron las autoridades y el gobierno, estuvo a la altura de la situación extrema que se produjo. El propio presidente, se abstuvo de concurrir al lugar, hasta que los organismos competentes, desplegaran su personal operativo. Además, el presidente dispuso el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe, que permite el nombramiento de un jefe de la Defensa Nacional para que tome el control de la zona afectada, y coordine la labor operativa.

Finalmente, la visita a Viña del Mar, a las personas afectadas, el presidente Boric la realizó con ponderación, sin afán de protagonismo, cuidando de no exponer ante los medios, a los afectados. Como es habitual en sus salidas a terreno, sostuvo un diálogo franco con los vecinos, y comprometió la ayuda y el apoyo del gobierno, a las familias que perdieron sus hogares. La tarde del domingo la Ministra del Interior, informó que el siniestro se encontraba, por fin, controlado, aunque persistían focos que sofocar, para su extinción total.

En la zona central, las condiciones para nuevos siniestros están presentes, más que en veranos anteriores. Las precipitaciones de este año, no cubren el déficit hídrico, ni se terminó la sequía, pero facilitaron el crecimiento de vegetación en cerros y quebradas, que hoy, debido a las altas temperaturas, están a la distancia de una pequeña chispa, para arder. El propio presidente lo advirtió, es una verdadera “bomba de tiempo”. Sumado a lo anterior, las decenas de miles de personas, que habitan en precarios campamentos o tomas de terreno, en muchos casos, en sectores no aptos para la construcción de viviendas.

En resumen, una situación que no tiene fácil solución, porque se vincula con el ordenamiento territorial, las zonas de riesgo, la planificación de ciudad, y los problemas de la población para acceder a la vivienda.  Pero es un tema mayor, y que atañe fuertemente al presidente como líder del gobierno progresista. Sea por razones de precio del suelo, razones del mercado inmobiliario, o sea, en décadas pasadas, por razones de simple exclusión, las personas más pobres, se han instalado en la periferia, en los lugares más apartados. Estos emplazamientos, constituyen un desafío a toda la sociedad, no solo al gobierno de turno.

Porque para resolver el problema, obliga a hacerse cargo, de las causas que lo provocan. Y ahí, queridos míos, no sólo constituye un problema social y económico, sino un problema ético. ¿Cuánto de lo que tan afanosamente cuidamos, estamos dispuestos a sacrificar?, ¿Qué esfuerzo, estamos dispuestos a realizar? Y no me refiero en el transcurso de la actual administración, porque está claro que hacernos cargo, de esta problemática, requerirá el transcurso de un largo período de tiempo.

Afortunadamente, nuestro presidente, eso lo tiene claro, y así lo ha reconocido en una larga entrevista que brindó al Diario Financiero. Atrás quedó cierto voluntarismo inicial, que hoy se reconoce, la realidad política muestra que sin mayoría parlamentaria no se gobierna. Y los grandes y profundos problemas que enfrentamos, requieren la construcción de acuerdos amplios, y para allá hay que encauzar la discusión pública. Que se piense más en el bien común, y menos, en la corta y mezquina ganancia. Ser altruistas, generosos, es algo que no se encuentra muy a menudo en política. Es lo que esperamos de nuestros representantes, una acción pública, que se inspire en los mejores valores de nuestra sociedad, pero a la vez, sea fuente de inspiración para los ciudadanos. Para que la actividad política convoque a los mejores hombres y mujeres, y no sólo a los más conocidos, a los más acomodados, o a los más emparentados con el poder.

La navidad es fuente de inspiración, de los más profundos valores, que nos conmueven, porque recordamos el nacimiento del Salvador Jesús, en la forma de un niño, nacido en humilde portal.  Es una fuente de inspiración no sólo para los cristianos, sino que se extiende a todas las personas, y así ha sido en todas las épocas.

Me encanta en esta fecha ver la clásica película, basada en el libro de Charles Dickens, “Un cuento de navidad”, un relato crudo que nos muestra a grandes pinceladas, las duras condiciones de vida de los pobres, en la Inglaterra victoriana. El propio autor, sufrió en carne propia los rigores de la pobreza, debido al encarcelamiento por deudas, de su padre, que dejó en la calle a su madre y a sus diez hijos. Charles, con sólo doce años, debió abandonar la escuela y trabajar en una fábrica de betún para zapatos. Las lamentables condiciones de trabajo, con jornadas de más de doce horas, y labores superiores a las fuerzas de los pequeños niños, provocó en Charles Dickens, una honda conciencia social.

El deseo de denuncia, y de lucha contra la injusticia la plasmó, en todas sus obras, en especial en “Oliver Twist”, donde narra las desventuras de un pequeño huérfano, pero en especial en “Un cuento de navidad”. En este libro grafica la realidad en que vivían cientos de miles de personas, por el año 1843 en Inglaterra. Narra la historia de Ebenezer Scrooge un avaro y egoísta anciano, sólo interesado en ganar dinero, que no comparte con nadie, ni siquiera su único pariente vivo, un joven sobrino. Scrooge, en especial desprecia todo lo relacionado con la navidad, rechaza la idea de dar regalos, o dar limosna a los pobres. Los hechos se sitúan siete años después del fallecimiento del socio de Scrooge, llamado Jacob Marley. En una particularmente fría noche, cuando Ebenezer duerme, se le aparece el fantasma de Marley, el que aparece cubierto por una enorme y pesadísima cadena.

A esta cadena se encuentran atadas arcas con moneda de oro, llaves de candados, libros de contabilidad, escrituras de compraventa. Marley le muestra a Scrooge, las consecuencias de haber actuado como un avaro toda su vida, ahora debe cargar siempre esa cadena, y está condenado a continuar moviéndolas sin descanso, por toda la eternidad. Durante esa misma noche, y tal como Marley le advirtiera, recibe la visita de tres fantasmas más. El primero es el fantasma de las navidades pasadas, que lleva a Scrooge a visitar escenas de su niñez y juventud, donde se puede apreciar su inocencia y conducta amable. El segundo fantasma es el de la navidad presente, éste le muestra las condiciones miserables en las que vive su empleado Bob Cratchit, y la grave enfermedad de su hijo pequeño Tim, quien usa muletas. También le muestra que su empleado y su familia, en su pobreza, celebran con alegría la navidad. También le muestra a su sobrino celebrando la fiesta en su casa. El tercer fantasma, de las navidades futuras, muestra a Scrooge, las consecuencias que tendrá una vida dedicada a acumular dinero, a la avaricia, a la soledad y la maldad. Ve la tumba del pequeño Tim, fallecido por las múltiples privaciones, y le muestra su propia muerte, en la soledad absoluta, víctima del robo de sus pertenencias personales, y con un funeral al que no asistió persona alguna.

Es tan profundo el impacto que las visitas de los fantasmas provocan en Scrooge, que cuando se creía perdido, despierta en su cama, el día de navidad, y cambia radicalmente de vida. Se hace el firme propósito de honrar la navidad en su corazón, y mantener su espíritu todo el año. Dotado de un corazón nuevo, amable y generoso, hace importantes donativos a los pobres, mejora las condiciones de trabajo de su empleado Cratchit, y se preocupa del cuidado del pequeño Tim. También se encuentra con su sobrino, y en general cambia tanto, que, a partir de esa fecha, se dirá, que no existe en todo Londres, nadie que celebre mejor la navidad que Ebenezer Scrooge.

No necesitamos en Chile, la visita de ningún fantasma, para darnos cuenta que cosas tenemos que cambiar, para construir una sociedad mejor. Basta mirar por la ventana, mirar en la calle, para darnos cuenta, aún tenemos tiempo de cambiar.

TAGS: #Incendios #Navidad Política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?