#Sociedad

Todos los colocolinos se irán al infierno

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hago un llamado a la clase política a legislar ahora ya una ley contra los dicursos de odio que asuma que los autores intelectuales de estos crímenes están donde menos lo pensamos. Que se entienda que nadie ni nada está por sobre los derechos humanos. Que la libertad de expresión no es infinita.

Resultaría por lo menos exótico que escucháramos de alguna personalidad el emitir tales declaraciones. Debemos imperantemente analizar lo que significan:  el ir al infierno significa sufrir el repudio de Dios, no ser merecedores de su amor ni de su perdón, sufrir eterna e inexorablemente. Para la víctima de tal castigo, decirle tal cosa es expresarle que no podrá ver a su familia en el más allá; a su familia, que no podrán estar con él. A todos los que conocen en vida, significa que no es digno de amistad, ni confianza, ni mucho menos de amor.

«Todos los colocolinos se irán al infierno». Jamás nadie dirá eso. Pero sí se dicen cosas muy parecidas. Infames personajes amparados en sus cargos políticos, judiciales o académicos, hombres poco hombres detrás de una sotana o un terno con corbata, iluminados e interpretadores de la palabra divina, usan y abusan de su autoridad moral o intelectual para descargar todo su odio hacia ciertos sectores de la población.

He recurrido a la caricatura de lo que significaría hacerlo con los hinchas de un club de fútbol, pero la realidad es aún más ridícula. Desde el púlpito, desde las columnas de los diarios, desde las esquinas y las plazas, personas con valores que se pillan a sí mismos, creencias paradojales y dicotómicas, citas inconsecuentes, proclaman en nombre de Dios que tales o cuales conductas o pensamientos son antinaturales, pecaminosos, subnormales, etcétera, olvidando que la condena y el juicio que hacen pueden causar mucho daño. No sólo a la familia, no sólo al individuo, sino que a toda la sociedad.

Como peñalolino quiero hacer un homenaje al joven Esteban Navarro. Sus verdaderos torturadores no son aquellos que lo golpearon, ellos sólo actuaron de sicarios. Los culpables se ocultan a vista y paciencia de todos tras los crucifijos, gastando saliva y oxígeno en condenar al grupo humano (LGBT) al que Esteban pertenece, incitando a la violencia, predicando el odio. Según ellos, quizás Daniel Zamudio está en el infierno, sufriendo doble tortura, una en vida y la otra en muerte. Quiero hacer varias preguntas retóricas: Colocolinos, ¿qué sentirían si los condenaran en nombre de Dios? ¿No se puede ser LGBT y cristiano también? ¿Qué sentirán las familias? ¿Qué pasa si el grupo humano afectado es otro, más mayoritario (por eso recurro a los albos)? ¿Miraremos impacientes cómo gentes con vocación medieval pasan la línea de la libertad de expresión para entrar en la libertad y la dignidad de los demás?

Espero que todos reflexionen desde la razón y desde los valores humanos lo que significan los discursos de odio, y la discriminación. Por eso, hago un llamado a la clase política a legislar ahora ya una ley contra los dicursos de odio que asuma que los autores intelectuales de estos crímenes están donde menos lo pensamos. Que se entienda que nadie ni nada está por sobre los derechos humanos. Que la libertad de expresión no es infinita. Que hacer apología de fanatismos conducentes a crímenes debe estar prohibido. Y que como dijo Jesús, todos somos iguales.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no