#Sociedad

Todos los colocolinos se irán al infierno

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hago un llamado a la clase política a legislar ahora ya una ley contra los dicursos de odio que asuma que los autores intelectuales de estos crímenes están donde menos lo pensamos. Que se entienda que nadie ni nada está por sobre los derechos humanos. Que la libertad de expresión no es infinita.

Resultaría por lo menos exótico que escucháramos de alguna personalidad el emitir tales declaraciones. Debemos imperantemente analizar lo que significan:  el ir al infierno significa sufrir el repudio de Dios, no ser merecedores de su amor ni de su perdón, sufrir eterna e inexorablemente. Para la víctima de tal castigo, decirle tal cosa es expresarle que no podrá ver a su familia en el más allá; a su familia, que no podrán estar con él. A todos los que conocen en vida, significa que no es digno de amistad, ni confianza, ni mucho menos de amor.

“Todos los colocolinos se irán al infierno”. Jamás nadie dirá eso. Pero sí se dicen cosas muy parecidas. Infames personajes amparados en sus cargos políticos, judiciales o académicos, hombres poco hombres detrás de una sotana o un terno con corbata, iluminados e interpretadores de la palabra divina, usan y abusan de su autoridad moral o intelectual para descargar todo su odio hacia ciertos sectores de la población.

He recurrido a la caricatura de lo que significaría hacerlo con los hinchas de un club de fútbol, pero la realidad es aún más ridícula. Desde el púlpito, desde las columnas de los diarios, desde las esquinas y las plazas, personas con valores que se pillan a sí mismos, creencias paradojales y dicotómicas, citas inconsecuentes, proclaman en nombre de Dios que tales o cuales conductas o pensamientos son antinaturales, pecaminosos, subnormales, etcétera, olvidando que la condena y el juicio que hacen pueden causar mucho daño. No sólo a la familia, no sólo al individuo, sino que a toda la sociedad.

Como peñalolino quiero hacer un homenaje al joven Esteban Navarro. Sus verdaderos torturadores no son aquellos que lo golpearon, ellos sólo actuaron de sicarios. Los culpables se ocultan a vista y paciencia de todos tras los crucifijos, gastando saliva y oxígeno en condenar al grupo humano (LGBT) al que Esteban pertenece, incitando a la violencia, predicando el odio. Según ellos, quizás Daniel Zamudio está en el infierno, sufriendo doble tortura, una en vida y la otra en muerte. Quiero hacer varias preguntas retóricas: Colocolinos, ¿qué sentirían si los condenaran en nombre de Dios? ¿No se puede ser LGBT y cristiano también? ¿Qué sentirán las familias? ¿Qué pasa si el grupo humano afectado es otro, más mayoritario (por eso recurro a los albos)? ¿Miraremos impacientes cómo gentes con vocación medieval pasan la línea de la libertad de expresión para entrar en la libertad y la dignidad de los demás?

Espero que todos reflexionen desde la razón y desde los valores humanos lo que significan los discursos de odio, y la discriminación. Por eso, hago un llamado a la clase política a legislar ahora ya una ley contra los dicursos de odio que asuma que los autores intelectuales de estos crímenes están donde menos lo pensamos. Que se entienda que nadie ni nada está por sobre los derechos humanos. Que la libertad de expresión no es infinita. Que hacer apología de fanatismos conducentes a crímenes debe estar prohibido. Y que como dijo Jesús, todos somos iguales.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El costo asociado al consumo de carne animal es inmenso y es un valor que no va incluido en su precio y que hoy pagamos con el cambio climático.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Con sobrepoblación, consumir carne es un lujo demasiado costoso

El carabinero acusado del crimen del comunero Catrillanca ya no se presenta como Batman, ufano, adrenalínico y seguro como se le veía en aquel video de celular en plena detención. Ya no es el Caballero d ...
+VER MÁS
#Política

El desinformante

Solo me cabe certificarlo, Brasil es gobernado por un individuo ignorante y vulgar. Nada de la complejidad de la vida y de las problemáticas que enfrenta el mundo y su patria es del interés del actual pre ...
+VER MÁS
#Internacional

Bolsonaro y la irrupción del fascismo escatológico

Es necesario que los distintos actores del sistema asuman su responsabilidad con los cientos de niños bajo orden de búsqueda y recogimiento que son invisibles a la protección efectiva del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

La deuda de Chile con su infancia

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11