Todo tiempo pasado… ¿fue mejor? - El Quinto Poder
#Sociedad

Todo tiempo pasado… ¿fue mejor?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Por mal que esté el mundo hoy ni se acerca a lo malo que antes fue, y serían insuficientes unos 10.000 artículos como este para demostrarlo.

Todos, sin excepción, en nuestras vidas escucharemos (y con seguridad nos veamos tentados a repetirla) la nefasta y falaz monserga: “todo tiempo pasado fue mejor”.

Como está claro que muchos no se han detenido un minuto en analizar lo que tan fácil sale por su boca, siempre que tengo la oportunidad pregunto: “¿tú tiempo pasado o la época pasada?”
Analizemos:
La “Época Pasada”:
Por mal que esté el mundo hoy ni se acerca a lo malo que antes fue, y serían insuficientes unos 10.000 artículos como este para demostrarlo. Citemos algunos ejemplos que se vienen a la memoria:
Constantinopla, año 532 dc.: prohibidos las competencias de gladiadores el pueblo asiste al hipódromo a presenciar corridas de cuadrigas. Existen dos grandes bloques: los azules y los verdes. Corren las apuestas y los fanáticos llegan a las competencias vestidos con prendas de esos colores, se reúnen juntos en las graderías y hacen barra por sus preferidos. Un domingo se producen graves enfrentamientos en la pista, las “barras” se agreden y llevan la pelea a las afueras del recinto, a los barrios de la ciudad. Resultado: 30.000 muertos, abuelos, mujeres, niños, verdes y azules.
Es cierto que en el fondo era una revuelta contra el emperador Justiniano. Pero, ¿pueden imaginar algo parecido a la salida del Bernabeu y en los barrios de Barcelona después de un Barsa v/s Real Madrid? Más de alguno está pensando: las Ramblas. Amigo, el atropello fue terrible, pero 16 muertos es el 0.053% de 30.000.
París, 1572, la matanza de San Bartolomé. Les dejo la tarea de investigar a fondo pero el hecho es que católicos y hugonotes se enfrentan. Mueren 2.000 hugonotes en una noche y 10.000 más en toda Francia. Ya se…ya se´: están pensando en Bataclán y en Charlie Hebdó. No es la idea sacar nuevamente la calculadora pues está claro que no existe equivalencia.
Pero, para que ir tan atrás… y tan lejos.
Valparaíso: Muchos nostálgicos “añoran” la ciudad plagada de comercio británico, alemán, italiano, francés y belga de fines del s.XlX y principios y mediados del s.XX. Ese puerto magistralmente descrito por Joaquín Edwards Bello. Incluso, algunos sugieren que el Valparaíso de tan solo 50 años atrás era mejor que hoy.
Siento desilusionaros. Paralelo a ese deslumbrante Valparaíso repleto de arquitectura del neo clasicismo francés, de calles adoquinadas, alumbradas a gas, recorridas por tranvías de sangre, de ese puerto “lindo, europeo y para la foto”, existía otro brutal, sucio, miserable y desamparado, donde miles de niños morían antes del primer año de vida (solo el Dr. Salvador Allende practicó 1.500 autopsias de niños durante sus tres años en el Hospital Van Buren…y no era el único patólogo)
En mi infancia vi a niños harapientos, descalzos y plagados de piojos pidiendo monedas los domingos a la salida de la Matinal del Cine Metro. Mientras algunos reían con Tom y Jerry, Mickey y Donald, otros debían conformarse solo con las fotos de los paneaux…y con sus estómagos vacíos.
1988-1992. Viví en una ciudad del Sur de Chile de la que tengo los mejores recuerdos. Existe un Café en pleno centro, bello, elegante, acogedor. Los sábados de invierno se llena de “gente linda”. Risas, buenos tragos, comida rica, gran chimenea a leña y varias Boscas. Afuera llueve a cántaros. El Café tiene una marquesina, bajo ella, a centímetros y separados de la buena vida solo por un ventanal, 20 niños descalzos cubiertos por cartones se guarecen del vendaval. Menos de 30 años atrás…
No me referiré a lo mas cercano que tenemos hoy, que al parecer no valoramos: penicilina, rayos X, ecografias, scaners y todo lo que la medicina ofrece para que nosotros y las personas a las que amamos vivan mucho, bien y feliz.
Tampoco a lo peor de antaño, que al parecer olvidamos: peste bubónica, tuberculosis, viruela, sarampión, sífilis, etc, masificadas e incurables, diezmando naciones completas.
El “Pasado Individual”:
La frase que comentamos por lo general está en boca de viejos. Y con justa razón: a los 20 años tienes a tus padres vivos, no te ganas el pan con el sudor de tu trabajo, no te agobian las tarjetas, ni las mensualidades de colegios, tampoco las reducciones de personal, ni los atrasos en los dividendos. Tu cuerpo funciona perfectamente, la energía sexual te desborda, tu mente está repleta de proyectos, estás enamorado hasta las patas y la vida se presenta frente a ti extensa y pletórica de promesas. ¿Alguna vez a los 20 años se te cruzó por la mente semejante idea?
Conclusión: “todo tiempo pasado fue mejor” es una frase repetida por:
1.- Quien no maneja ni un dato de la historia, absolutamente nada de nada, o si los maneja, prefiere la música de la frase, el ruido que provoca. Quienes achacan a la “maldad del hombre actual” todos los dramas del presente, muy similar al estridente discurso escatológico de los evangélicos que escuchamos a diario en plazas y esquinas.
2.- Quien ni siquiera estuvo atento al tiempo pasado del cual fue protagonista, quien enfermizamente añora su pasada juventud, esa que jamás volverá y a la que hay que idealizar a como de lugar, incluso metiendo a toda la humanidad en el pesimista baile.
Y si ud., señor lector, tiene una 3ª o 4ª interpretación, coméntenos.

 

TAGS: #relatos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jls

06 de septiembre

Sin duda antes era todo peór: guerras, epidemias, mortandad por todos lados, no habian las comodidades que dá la tecnologia ahora tan masiva y a tan bajo costo comparado hace apenas medio siglo, etc. Pero estas visiones religiosas que justifican la llegada del apocalipsis, o de conspiraciones siniestras empresariales o turbiedades políticas que nos envenenan, ocultan cosas, o hacen creer cosas, etc.. etc… esta convicción de que el el sistema global y mundo entero camina hacia un despañadero aunque toda evidencia indique lo contrario, tambien es parte de nuestra cultura supersticiosa y provinciana.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La institución, por algún motivo que se desconoce, no suele homenajear de la manera que se debe a uno de los más importantes egresados que ha tenido la universidad
+VER MÁS
#Política

La deuda de la Universidad Católica con el ex presidente Eduardo Frei

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda

No se cansan de imponer sus ideas, no se cansan. Impusieron su gobierno con un golpe, pero no se cansan. Persiguieron y acosaron, pero no se cansan. Capturaron y encerraron, pero no se cansan. Torturaro ...
+VER MÁS
#Política

No se cansan

¿Qué tipo de liberalismo es aquel que para ampliar las libertades individuales se ve en la necesidad de aumentar el tamaño del Estado y, por ende, su influencia en la vida social, económica y cultural d ...
+VER MÁS
#Política

Libertad con cargo al Estado

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Recién el año 2022 la educación municipal de Calama será traspasada al Mineduc, en tanto debemos avanzar en la construcción de una Educación Pública Municipal para Calama.
+VER MÁS
#Educación

Construyamos una educación pública municipal de calidad para Calama

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje