#Sociedad

¿@ricardolagos 2.0?

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Voté por Ricardo Lagos. Tanto en primarias como en primera y segunda vuelta. Es decir, me identifiqué como laguista en las elecciones que ganó y lo apoyé durante todo su gobierno.

Hecha esta confesión, tampoco tengo problemas en reconocer que he discrepado de algunas de sus iniciativas, como por ejemplo, la del puente de Chacao.

Creo que la mayoría de los chilenos tiene un gran respeto y, en ocasiones, una franca admiración por quien indudablemente ha demostrado estatura política y condición de estadista. El hombre tampoco está libre de defectos, como un asomo de soberbia, un dejo de autoritarismo y una voluntad a veces rayana en el voluntarismo.

Pues bien, ese mismo Ricardo Lagos fue capaz de apuntar con el índice al dictador exigiendo explicaciones, en un gesto que lo catapultó a esa primera magistratura que terminó con un alto grado de aprobación. Fue también capaz de defender los verdaderos intereses del país y decirle  no al gobernante más poderoso del mundo cuando nos pedía integrar activamente la descabellada y criminal acción contra Irak.

Pero todo eso es historia ultra conocida. La situación actual está demostrando que necesitamos a un líder capaz de apuntar su dedo contra nuestra propia abulia. La oposición – por las causas que sea – se debate en el plano miserable de los eventos diarios, las piñericosas, los chismes, los dimes y te diretes. Ha sido pusilánime e insubstancial. No se observa una dirección clara ni un rumbo determinado.

No quiero ser autorreferente, pero en estas mismas columnas denuncié esta situación el día 4 de Marzo. Lo recuerdo a propósito del documento presentado con fecha de hoy por el ex presidente aludido.

¡Por fin, un plan!

No ha llegado la hora de pronunciarse sobre sus detalles porque es un documento que necesita un cierto tiempo de estudio. Pero es preciso dar una respuesta inmediata. Bienvenido sea el documento. A primera vista, llama la atención el hecho de hablar de índices de expectativas de vida, ingresos per cápita, de felicidad. De opciones energéticas, de proyectos de desarrollo.

Es decir, apunta con el dedo a la naturaleza de nuestra política pusilánime y timorata, carente de sentido, de fe política, de entusiasmo y de encanto. Nos llama a tomar una posición, nos invita al diálogo y al aporte. Pregunta por nuestra opinión. Acierta plenamente al corazón de nuestros problemas.

La ciudadanía tiene ansias de superar el escepticismo, esa maldita idea de que toda política es corrupta porque todos sus actores lo son. Ese slogan creado por la dictadura y mantenido vigente por sus seguidores, ha hecho un daño enorme. La juventud –y los menos jóvenes – deben volver a creer, a militar por sus causas, a defender sus ideas, a concluir que la vida es posible. Tienen el deber  de imaginar qué tipo de sociedad necesitamos y cómo lograrla. Tienen el derecho a superar esta etapa de vacilaciones, de frustración y desencanto.

Bienvenido pues, este mensaje. Estudiaremos sus propuestas. Nos informaremos, tomaremos libremente nuestra decisión propia tras un intenso período de discusión y pensamiento. Discreparemos en algunos temas, aprobaremos otros. Mejoraremos algunas ideas, rechazaremos aquellas que no nos convenzan. Llegaremos a acuerdos. En resumen, estaremos vivos e interesados en nuestro propio futuro, seremos responsables de nuestra opinión y aporte.

Una vez que la discusión cuaje en frutos palpables, en proyectos concretos y planes precisos, elegiremos a la persona que nos represente.  Puede ser el propio señor Lagos, puede ser otro(a). Ya veremos,  Eso, por ahora no tiene ninguna prioridad.

Por mientras, un simple gracias, don Ricardo.

Lee el posteo original de Ricardo Lagos aquí

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Sepa usted que el fútbol femenino no es aburrido, yo vibro cada vez que veo jugar al club de mis amores, vibro con fútbol masculino, femenino, futsal, hasta con partidos de mi población
+VER MÁS
#Sociedad

Los hombres también tejen y las mujeres también juegan a la pelota

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores