#Sociedad

¿Quién defiende los derechos de los niños?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Puede ser real la preocupación por los niños, cuando los parlamentarios, que son los representantes de la ciudadanía y están llamados a resolver las cuestiones sociales, no tienen ningún interés de poner en tabla la discusión sobre la estructura del Sename? ¿Qué tipo de política es esa que desprecia a los más débiles, a los que no tienen ninguna voz y no tienen cómo retribuir lo que hagan por sus vidas?

El crimen del menor Daniel Ballesteros, de 17 años, al interior de uno de los centros del Sename, junto a las deplorables e indignas condiciones en que viven los niños en varios de los hogares del Servicio a lo largo del país, ha vuelto a poner en entredicho la misión institucional de este organismo, que busca restituir los derechos de niños, niñas y adolescentes, muchas veces vulnerados. Aunque se trata de una realidad que causa profundo y transversal rechazo por parte de la ciudadanía, no sabemos aún de las soluciones para este flagelo. Al parecer esta situación de vulnerabilidad infantil no es causa de preocupación prioritaria como problema social actual. Se buscan culpables, olvidando el fondo del problema.

Cabe preguntarse qué sucede con los recursos asignados para la mantención de los menores, si existe fuga de dinero o sólo se trata de una mala administración, pues no se entiende que dentro de los tantos problemas que se han conocido en los últimos años, los niños sean alimentados con productos vencidos, poniendo en manifiesto peligro la salud de los menores, como revela una de las comisiones encargadas por el Seremi de Justicia en su informe.

Por otro lado, el presupuesto destinado para la reinserción de los niños no es suficiente. Según datos entregados por el Sename, el Estado gasta alrededor de $150 mil por niño, lo que es, a todas luces, una carencia del sistema. Se estima que el mínimo necesario, por niños es de $400 mil.

Se suma un antecedente no menor: estos hechos ocurren en regiones fuera de la Metropolitana, es decir, en Santiago las medidas de control y gestión sobre las diversas instituciones de acogida para menores, tienen un buen aparataje de cuidados responsables, no así en regiones, donde el control no es efectivo ni eficaz. Necesariamente esto lleva a pensar que existe un abandono en cuanto a un exigente tutelaje de los cuidados y mayor injerencia directa por parte del Sename central hacia las regiones. Un ejemplo claro es la “Residencia Infanto Juvenil Sariri” en la ciudad de Arica, la cual en 2011, según datos de La Segunda, recibió $ 6.626.877 para atender a 20 niños y no se efectuó el debido control de trato hacia ellos, tanto por los funcionarios, como entre los menores.

Por otro lado, no existe la especialización necesaria de los jueces de los Tribunales de Familia, clave en las decisiones que afectan a los menores. El Informe Anual sobre Derechos Humanos en Chile 2013 de la Universidad Diego Portales revela que la mayoría de los jueces carecen de conocimientos y preparación jurídica, criminológica, y psicológica, lo que redunda en que estos niños tienen nulas posibilidades de reinsertarse, sufriendo una internación indefinida en los centros del Sename. Existe una clara despreocupación por parte del poder judicial respecto del devenir de los menores luego del ingreso a los diversos hogares.

Muchos jueces cierran los casos por incentivos al desempeño de su labor, lo que no es más que un encubrimiento y evasión de la realidad, han sido confirmados también por la “Comisión Jeldres”, investigación que lideró la jueza de familia Mónica Jeldres en convenio entre el Poder Judicial y la Unicef, a 10 regiones y 6 mil 500 menores.

Llama la atención que el proyecto de ley presentado en agosto de 2012 por el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, que suprime el Servicio Nacional de Menores -creando dos nuevos Servicios de atención a la infancia y adolescencia, modificando el presupuesto, asignando mayores recursos- no haya sido objeto de ningún debate sustantivo por más de un año por parte de los parlamentarios en ejercicio. Es más, desde su presentación, el proyecto contabiliza cinco urgencias simples y 19 suma urgencia por parte del Ejecutivo; y a la fecha, pese a la gravedad de los hechos referidos, se mantiene en primer trámite constitucional. Si bien el proyecto de ley presentado es perfectible y a la fecha es la única iniciativa que busca hacerse cargo de la protección general de los derechos de los niños, ésta no han sido acogida por los parlamentarios.

¿Puede ser real la preocupación por los niños, cuando los parlamentarios, que son los representantes de la ciudadanía y están llamados a resolver las cuestiones sociales, no tienen ningún interés de poner en tabla la discusión sobre la estructura del Sename? ¿Qué tipo de política es esa que desprecia a los más débiles, a los que no tienen ninguna voz y no tienen cómo retribuir lo que hagan por sus vidas?

Quienes pueden hacer algo por estos menores en situación de alta vulnerabilidad son los legisladores, quienes están llamados a tomar las decisiones políticas en orden a la construcción de un sistema de protección de la infancia, más allá de los cálculos políticos y electorales. Con todo, confiamos en que las candidatas presidenciales hagan efectivas las medidas propuestas en sus programas en estas materias, cualquiera sea la electa, así los niños no seguirán esperando ser respetados en sus derechos esenciales.

 

* Columna escrita por Luis Robert Valdés – Investigador de IdeaPaís

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
yanina

25 de junio

hola como se puede desvincular de estos organismos colaboradores del sename?
ya que mi hijo esta siendo investigado en el programa OPCION y la verdad no veo ninguna ayuda de parte de este organismo

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo s ...
+VER MÁS
#Política

Estado Social Democrático de Derecho o Salmón Tipo Jurel

Obnubilada  por el aplastante 62% obtenido por el Rechazo en el plebiscito de salida, la derecha está dando por descontado que aquello significa, también, un cheque en blanco para proseguir en el mismo sentido al hegemónico hasta el 18-O de 2018

Nuevos

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

El Estado y el mercado deben tener una importancia relevante equitativa en el sistema democrático; ninguno de estas dos esferas, debe hacerse con todo el poder político-económico, como sucede bajo el neo ...
+VER MÁS
#Economía

Chile y Suecia, neoliberalismo en dos tiempos: algunas enseñanzas

Para esto, es necesario, entre otras cosas, reforzar a los equipos que llevan adelante investigaciones de derechos humanos, mejorar los instructivos y robustecer las capacitaciones referentes a las obligaci ...
+VER MÁS
#Justicia

Fiscal Nacional y su rol en los derechos humanos

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

El descontrolado crecimiento de la población es una de las principales causas de: sobreexplotación de los recursos naturales, destrucción del medioambiente, pérdida de biodiversidad y de la gran generac ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

COP27: Y somos 8.000 millones, sobrepoblación un tema impopular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática