#Sociedad

Que se queden, los que se tenian que ir…

12
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Chile para los chilenos. Que se vayan los inmigrantes.

Que se vaya la Presidenta Bachelet, de ascendencia francesa.

Que se vaya el vicepresidente del Senado, Guido Girardi, de ascendencia Italiana.

Que se vaya el Presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, de ascendencia alemana.

Que se vaya el director del El Mercurio, Cristian Zegers de origen Aleman.

Que se vaya el Ex y el actual alcalde de Iquique, Jorge Soria padre e hijo, ambos de etimología Catalana.

Que se vaya el rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi, con antepasados italianos.

Que se vayan las fortunas más grandes de Chile y los que sostienen el 76% del país, los croatas Luksic, los alemanes Paulmann, los italianos Solari y Angelini.

Los españoles Matte y Piñera (Bueno, el que si se vaya) y los árabes Yarur.

Que se vayan todos los Senadores, todos los Diputados y algunos Alcaldes.

Que me vaya también yo, de un desconocido origen Español.

Si nosotros no nos vamos… ¿Por qué tendrían que irse los peruanos, bolivianos, haitianos, colombianos o dominicanos? ¿Porque tienen origen indígena? ¿Porque son Negros? ¿Porque son afro descendientes? No olvidemos que los europeos, también son inmigrantes y los latinos también son extranjeros…

Hablemos en serio. Chile no es racista, Chile es clasista. Y detrás del debate sobre inmigración levantado por políticos conservadores en el último año, está lo peor de nuestro clasismo y conservadurismo político. 


"Hablemos en serio. Chile no es racista, Chile es clasista. Y detrás del debate sobre inmigración levantado por políticos conservadores en el último año, está lo peor de nuestro clasismo y conservadurismo político."

Vengo de la región con la segunda mayor población extranjera, como dato en Tarapacá el 1% de la población es inmigrante, entre chinos, peruanos, croatas, bolivianos, musulmanes, colombianos, Latinos varios, etc…

Esta discusión pública me parece la más relevante de todo el año 2016, pues tiene que ver con la esencia de nuestro país, y también con la típica hipocresía de buena parte de nuestra élite.

Una élite migrante que levanta discursos contra los migrantes. El cómo abordemos este tema durante este año 2017, en medio de una elección presidencial, tendrá mucho que ver con la forma en cómo Chile se desarrolle hacia adelante.

Somos un país al final del mundo, somos el último país del mundo, pero no por eso los últimos en dar oportunidades. Somos una mezcla de identidades, una suma de diversas migraciones, desde las primeras migraciones de nuestros pueblos originarios, pasando por los de la guerra civil española, hasta la actual oleada de inmigrantes latinos.

Quienes somos chilenos no podemos olvidar la historia que hay tras nuestras familias, que fueron acogidas y pudieron iniciar una nueva vida en nuestro país. No tenemos derecho alguno a negar a otras familias la posibilidad de sentirse chilenas también. Cuando acá cada dos horas mueran doce niños de hambre o de tifus como en Haití o cuando cada siete horas maten a un niño por la guerra con el narcotráfico como en Colombia, muchos querrán volverse migrantes.

Se trata de un problema esencialmente de derechos humanos, pero también de sentido común. Nuestro país ha crecido, desde sus inicios, gracias al aporte de la migración, y si nuestra meta ahora es alcanzar el desarrollo, no podemos cerrar las puertas a la diversidad y oportunidad étnica, económica, cultural.

Esa poca voluntad política para legislar responde a un alto grado de desinformación sobre la tremenda oportunidad que nos estamos perdiendo. La población migrante posee en promedio más años de estudio que la población chilena (12,6 años vs. 10,7 años), muchos de ellos: Haitianos, Colombianos, Venezolanos, Ecuatorianos, Cubanos y Peruanos entre tantos, llegan a nuestro país con títulos profesionales universitarios y/o técnicos calificados. El porcentaje de quienes viven en Chile pero no son chilenos, que aún no alcanza al 3%, es aún muy bajo en comparación a los países de la OCDE (Estados Unidos tiene un 14%, Alemania un 12%) somos apenas el décimo país en el ranking de quienes reciben la mayor cantidad de extranjeros, muy por debajo aún de países como Costa Rica o Argentina. Debemos mirar este fenómeno como una oportunidad y no como una amenaza.

Lamentablemente nuestra actual Ley de Extranjería, un decreto de la dictadura, sigue viendo a nuestros hermanos Latinos como una amenaza. Por eso hay que avanzar en la nueva ley, discutida ciudadana y democráticamente, que regule de manera adecuada el ingreso de extranjeros al país, pero sin caer en el disparo en los pies que significaría establecer una política migratoria prohibicionista, ojo gente que personas malas hay en todos lados.

Que agradable ver llegar a alguien, de donde sea y bienvenidos a Chile o preguntarles ¿Qué tal tu viaje? (…)

Quienes nos consideramos progresistas tenemos el deber de disputar este debate a los conservadores. No se trata solo de una política pública, se trata fundamentalmente de nuestra dignidad e identidad.

Que se queden los inmigrantes. Que nos quedemos todos y todas.

TAGS: #Clasismo #Migración Racismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Humberto Reyes

27 de mayo

Discrepto con la afirmación ”Chile no es un país racista” como señala el autor del artículo.
No ser racista es: ver, tratar, aceptar y reconocer a una persona de otra cultura y/o raza como un IGUAL, no sólo dar una posibilidad de desarrollo laboral.

Chile está muy lejos de tratar a los Araucanos como IGUALES.

Chile está lejos de tratar a los peruanos, haitianos, colombianos como IGUALES, basta ver la desconfianza con que los tratamos.

Cambiar la legislación de extranjería es un avance, pero debe correr en pistas paralelas con un cambio cultural chileno y eso no está claro que se esté realizando. i

En el cambio cultural, No inventemos la rueda, copiemos cómo lo hicieron en Australia o Inglaterra, muchos compatriotas con signo pesos en los ojos, estarán planeando hacerlo ”a la chilena”, es decir, improvizar con seudo-capañitas publicitarias para acoger a los extranjeros. Pongamos serios si queremos que Chile en muchas decadas más, sea un país desarrollado.

27 de mayo

Chileno se le llama al que nació en Chile, todos somos hijos de inmigrantes, hasta los Mapuches que llegaron al territorio chileno emigrando del otro lado de la cordillera el año 500. Esa es la diferencia con el inmigrante. Los hijos de inmigrante nacidos en Chile también serán chilenos.

El argumento para defender el inmigrante es otro mucho mas poderoso: ¿Quién es mas chileno, el que hizo lgo para serlo tomando la opción de venir a hacer su vida en esta tierra o el que no ha hecho nada por serlo y le dicen chileno prque simplemente nació en Chile? Ese es el argumento del inmigrante:

Yo opté por dejar mi tierra natal para venir a Chile con todo lo que eso significa ¿y tu? ¿te costó mucho trabajo nacer en Chile?

Y este cuento de los “progresistas” hay que cambiarlo porque ya no son muy buena publiciadad. Todas las políticas que han resultado un fracaso siempre aquí, en Venezuela o donde sea la hacen los que se autodenominan así. De hecho he sabido que en circulos acaadémicos ántes todos se vanagloriaban de seer “progresistas” ya ahora parece que es un poco vergonzoso llamarse asi porque pocos se llaman asi.

Saludos

28 de mayo

Jose Luis, el primer parrafo carece de fundamentos y le quita peso a un buen comentario. Sugerir que el pueblo mapucheqe habita Chile emigro desde el territorio, hoy argentino, es simplemente carecer de objetividad ser tendencioso y ser abiertamente racista. Por otro lado su segundo parrafo es contundente y es apreciado. Asi mismo y por lo que expresa de que sintiendose hoy chileno pero venido de otras tierras, me hace pensar de si sus raices, herencia cultural y genetica lo han influenciado de una manera u otra. Me ha pasado a mi que emigfe de mi tierra natal, Chile a un pais lejano y en el qe supe desarrollarme y vivir decentemente, sabiendo que jamas podre cortar mis raices y debo ser razonable, honesto y objetivo con mis opiniones acerca de mi segunda patria y sus nacionales. Y eso espero de usted

Jorge

30 de mayo

Aunque le moleste a álguien , los mapuches sí llegaron desde el otro lado de los Andes., también son inmigrantes. Jo sé Luis tiene razón. Chileno no es sólo el que nació en Chile. Cualquiera es bienvenido, siempre y cuando respete nuestro orden jurídico. El articulista se confunde, aquí tampoco se trata de expulsar a los descendientes de inmigrantes que hicieron grande a Valparaíso, Pta Arenas, Pto Varas y muchas otras ciudades. Algunos, prepotentemente dicen “Fuera los colonos de Araucanía”, aunque llevan más de 100 años en Chile. De lo que se trata es de no aceptar gente que no so un aporte al país. En cuanto a la presunta escolaridad que traen, en mi trabajo me doy cuenta que no es así, hay mucha educ secundaria inconclusa y la terminan aquí. Ojalá que todo salga lo mejor posible para nuestro paí.

31 de mayo

Oscar aclaro que no creo en razas superiores a otras. A lo mas culturas que al enfocarse en algunas cosas y descuidarse de otras las hace diferentes a otra cultura, pero no superior. No existe el ser “inculto”.

Y pienso que negar que los mapuches también descienden de inmigrantes es realmente lo tendencioso considerando el interés político para ocultar este hecho.

Esto de los privilegios o postergaciones ancestrales son cuestiones absurdas, aspectos culturales que debemos erradicar. El tema de las migraciones debe tratarse con una política migratoria racional como la de otros países emergentes que filtran la entrada de extranjeros cuidadosamente según lo que el país requiere porque una discriminación sana al ingresar es la mejor manera de potenciar positivamente al inmigrante, hacerlo un aporte a Chile y evitar las discriminaciones prejuiciosas que dañan la convivencia.

Saludos cordiales

28 de mayo

Que se queden los inmigrantes que están legalmente en Chile. Quienes cumplen los requisitos que nuestra política inmigratoria ha considerado adecuado. Si vienen porque les gusta nuestro estilo de vida y desarrollo, entiendan, que lo que aspiran también para ellos, lo hemos construido porque hicimos de cierta manera las cosas, y que deben aprender no contradecir. Es agresivo que entren a la fuerza y sin respetar nuestras leyes, sería mejor que logren crecer en sus propios países si lo quieren hacer a su manera pero, vienen aquí porque no han sabido cómo. Es obvio que también tenemos que respetarnos, cuidar el orden que nos sostiene, ser lucidos y transparentes para mostrar que creemos en lo que hacemos y no estamos estamos tirados ” a la chuña”. Algunos quieren hacerse los buenos, o no se dan cuenta rápido de las cosas, y si lo hacen son negligentes y se disfrazan con retórica. Hay que trabajar para dar atención al inmigrante que es consciente que esta deseando ser incluido en el país de otros y lo primero que hace es respetarlos.

Jorge

30 de mayo

Exacto, Avelino. No podemos entrar a cambiar nuestro concepto de orden, por ejemplo. Hay países donde el uso de armas es generalizado por parte de sus habitantes, aquí no. Tenemos una tendencia legalista que en otros lados no se respeta. Acá respetamos el descanso de un trabajador en la noche en su casa y nos molesta que hayan personas que pongan la radio a todo volumen a las dos de la madrugada (una sra fué asesinada por reclamar a gente de otra cultura considerada por algunos “alegre”). Se debe respetar a nuestro páis, una persona que viene con visa de 90 días, sin contrato, sin dinero, que no es refugiado político, tiene que cumplir las normas, como en todo país. Si entra legalmente, bienvenido…..

30 de mayo

Chile no es clasista; aquí existe solo una clase social alta, compuesta x los que tienen el poder económico y/ político, x esfuerzo propio o herencia, x familia, o por pitutos politicos, y por los que se creen pertenecer a ese grupo, sin serlo.
El resto somos los que hacemos el esfuerzo, tratamos de hacer un país mejor para todos y compramos ilusiones, a un alto costo, en beneficio de los primeros.
Curioso país, que produce técnicos y profesionales competentes, lo que emigran x falta de oportunidades, y recibe mano de obra no calificada, x que vienen a trabajar duro, en trabajos despreciados x los chilenos

Jorge

30 de mayo

Chile produce técnicos, pero no emigran, raro tu tema, porque trabajo en una institución formadora de técnicos y es muy dificil que se vayan al extranjero, todos encuentran trabajo aquí. Tal vez opinaste más desde la percepción antes que de la realidad.

30 de mayo

Racismo, clasismo, nacionalismo, puros ismos del siglo pasado, mejor inventen el planetarismo, al menos , resulta más entretenido.
A falta de ideas razonables, a algunos desconocidos de siempre ,se les ocurre, recurrir a estas imbecibilidades. No sería mejor, perseguir a ladrones , que harto abundan por estos lados , y obligarlos a devolver el botín? Con esos dineros , que son nuestros, podríamos construir escuelas, caminos , hospitales, iniciar la gran guerra contra la pobreza . Y. de paso, recuperar tanta neurona perdida , para beneficio de la comunidad .

A quien le venga el traje , que pasa al probador .

30 de mayo

En general, los inmigrantes son bien aceptados cuando su aporte a la sociedad es mayor a los recursos que estos extraen. Un inmigrante-colonizador del siglo XIX era un productor de beneficios sociales neto, trayendo tecnología, cultura, etc. Por eso era bien mirado. Cuando se tiene un inmigrante que absorbe mas de lo que entrega, es rechazado; entendiendo que si, el sueldo equivale a su entrega de trabajo, ahí no está el problema pues ahí hay un resultado neto de suma 0; pero el problema es cuando usan servicios públicos que son pagados por el resto. Entonces el tema de “bienvenidos” es un concepto muy abierto que trae problemas de largo plazo; por ejemplo, para los contertulios que ademas abogan por educación o salud gratis y de calidad…¿que opinan de llenarnos de inmigrantes que usen estos servicios, sin pagarlos y que el resto deba poner recursos para darles esos servicios?.
Entonces, en el fondo, la regulación que hacen casi todos los países que limitan la inmigración es evaluar si el inmigrante viene a absorber o a generar excedente social. Y por eso la inmigración es buena mientras sea legal.

06 de junio

yo creo que ser emigrante, es ser un ser humano que busca, tranquilidas, seguridad, y derecho a la vida, y al crecímiento como personas y como seres humanos, las emigraciones son tan antiguas como el hombre en la tierra, y siempre fueron buscando un lugar mejor para vivir, y sobre vivir, y hay diferentes motivos de emigracíon, pongamos como ejemplo nosotros chilenos? porque emigramos un millón de chilenos desde el 11 de septiembre de 1973, hasta hoy, por salvar nuestras familias, y salvar nuestras vidas? entonces no se puede negar la oportunidad, a un emigrante sea del país que sea, creo que el chileno, que opina y trata mal a los peruanos, y bolivianos, colombianos venezolanos, argentinos uruguayos paraguayos.? esta gente es pinochetísta fascista criminal y egoísta. yo condeno a los Norteamericanos, que hoy quieren hacer un muro para los mexicanos, que quieren emigrar para buscar una vida más, olgada y más facíl, cosa aque es lo contrario porque ellos no saben que es lo que los yanquis piensan de los emigrantes para ellos son vandidos flojos y ladrones, no son seres humanos son anímales y hay que tratarlos como tal. yo me ciento agradecído, de este Verde País, Brasil? que medíó la Oportunidad, de salvar mi vida, y mi familia, pero infelizmente perdí a mipadre y un hermano en manos de los criminales fascistas chilenos, yo sufri un atentado criminal ena posta del Hospital JJ AGUIRRE, TRATARON DE LIQUIDARME PERO NÓ LO CONSIGUIERON, Y ESO ES MI RECENTIMIENTO Y MI ODIO. A LOS

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es tiempo de levantar la cabeza y volver a soñar en una sociedad distinta, un modelo donde el trabajo, la educación, la cultura, el amor, el desarrollo integral nuestro, sea parte de un todo
+VER MÁS
#Ciudadanía

Es tiempo de despertar

Somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia.
+VER MÁS
#Género

TRANSitemos a un mundo mejor

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

El logro para que Chile se ubique en ligas avanzadas de producción de patentes y propiedad industrial, es de urgencia, ya que el desarrollo depende de este contexto, considerando que es por todos sabido qu ...
+VER MÁS
#Tecnología

Día internacional de la propiedad industrial. La importancia estratégica que tienen las patentes para Chile

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores