#Sociedad

Político y voluntario ocasional

1
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estos días, y producto de hechos lamentables ocurridos en nuestro país, he visto muchos voluntarios con buenas ideas, bastantes personas que viajan a un lugar y ayudan. En política he visto lo mismo, sólo que es una pega del mes, del año, de la vida. No es circunstancial, es el oficio elegido, muchas veces desde trabajos lejanos a la administración pública, sólo por el hecho de compartir ideales con otros.

Me han invitado varias veces a participar en un partido político y, por supuesto, cada vez me he sentido orgulloso de la invitación.

Sin embargo, pasa el tiempo y nunca puedo seguir: Falta de tiempo, trabajo, proyectos personales, actividades familiares y otros varios, impiden mi compromiso partidario.

En cada reunión que he alcanzado a asistir, he sentido bastante cariño por lo que se dice, hace y sueña.

Nunca vi a nadie que fuera a ofrecer dinero, coimas o pegas en torno a esas reuniones.

Siempre vi esfuerzo, dedicación, pasión, estudio y fraternidad.

No recuerdo lujos, sólo unas pocas galletas, café y jugos, y las varias de las veces, costeado por los propios participantes.

Allí, he conocido líderes jóvenes y no tantos, que quizás debieran tener más figuración pública, revolucionarios que quieren cambiarlo todo, gente inteligente que quiere ayudar a que las cosas pasen de mejor manera, lateros de marca mayor y voluntarios para hacer lo que sea, desde pegar propaganda hasta animar eventos solidarios.

Mis tiempos se hacen complicados para estar en reuniones vespertinas, perderme un día festivo por una asamblea, ir a terreno a alguna actividad un fin de semana, asistir a una marcha, coordinar acciones de una causa, etc.

No, con todo lo que me atrae la política, esa parte no la he podido incorporar a mis actividades de manera natural. No he podido hacer carrera, como le llaman, aunque siempre diga “esta vez sí que sí”.

He visto que la política es una pega que se hace con esfuerzo, con tiempos robados a la familia, a los amigos y hasta con dinero gastado del propio bolsillo en actividades varias.

Estos días, y producto de hechos lamentables ocurridos en nuestro país, he visto muchos voluntarios con buenas ideas, bastantes personas que viajan a un lugar y ayudan.

En la política he visto lo mismo, sólo que es una pega del mes, del año, de la vida. No es circunstancial, es el oficio elegido, muchas veces desde trabajos lejanos a la administración pública, sólo por el hecho de compartir ideales con otros.

Es más, estos días también he recibido solicitudes de ayuda para Valparaíso y el norte de muchos voluntarios, pero también de partidos políticos, pero estas invitaciones no salen en televisión.

En este contexto, siempre me llama la atención tanto posteo en redes sociales contra los políticos y muchos a favor de los voluntarios que, por supuesto, también se lo merecen.

He visto a varios amigos ayudar unos días o una semana, por ejemplo, pero también he visto amigos políticos ayudar y preocuparse de problemas sociales desde que los conozco, en teoría y en terreno.

Si bien algunos hicieron una buena acción puntual, a otros los he visto mantener dedicación exclusiva a las problemáticas sociales en estas reuniones a las que siempre, lamentablemente, dejo de asistir.

Quizás esta pseudo-defensa al trabajo político debiera hacerla un político, pero también es bueno que nazca de alguien que justamente no ha tenido el espíritu de sacrificio ni la responsabilidad que trae consigo el militar en un partido político u otra organización política o social, y no sólo ser parte del voluntariado ocasional.

———–

Foto: El Mote / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de abril

Concuerdo contigo, yo he visto la misma dedicación y pasión que muy bien relatas, también he bebido de ese café en una sala fría de alguna sede social, sin embargo creo que la crítica generalizada al trabajo político apunta más a las cúpulas que a los militantes, son las bases de los partidos las que sostienen los sueños pero son las cúpulas las que los destruyen, y así vemos militantes que toman sus sueños los rearman y parten a ver si en otra parte las cúpulas no se los destruyen, he conocido soñadores que han deambulado con sus sueños por al menos 3 partidos políticos, también están los que salieron tan dañados que simplemente dan un paso al costado y continúan su camino de forma a partidista, quizás muchos de ellos alimentan su alma con los voluntariados y otras actividades donde pueden ayudar al mundo…saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores