#Sociedad

Permitir que duela

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En Chile, un niño vive en una residencia alrededor de dos años antes de ser adoptado. Dos años sin un papá, una mamá, un hogar.

No hay que ser profesional especializado ni tener un basto conocimiento técnico para comprender, o al menos intuir, que esto no puede estar bien, porque un niñx necesita crecer en una familia.

Nos duele pensar en cómo miles (sí, son miles) de niñxs pasan sus días solos. Nos duele imaginar cómo viven la fiebre, los truenos, las pesadillas, y de qué forma comparten sus logros y sus alegrías. Nos duele pensar que muchos de ellos irán cumpliendo años hasta llegar a los 18, y tendrán que enfrentarse, solos, a una sociedad que no supo protegerlos y que ahora los juzga y les da la espalda.


En resumen, este año fue un gran año. Un año colmado de enseñanzas, esfuerzo, trabajo y mucha intensidad. Pero quizás uno de nuestros mayores aprendizajes tiene que ver con entender la importancia de las comunidades, la humildad, y la pasión.

Desde este dolor compartido nace, hace más de dos años, Apoyo Adopción. Porque esta realidad no solo nos duele, también nos moviliza y estamos dispuestos a hacernos cargo. Es por eso que estamos trabajando para que en menos de 10 años, el tiempo de espera de los niños y niñas antes de ser adoptados se reduzca a un máximo de 12 meses.

Y en este tiempo hemos dado importantes pasos. Este 2017, por ejemplo, llegamos con charlas gratuitas a la Quinta y a la Segunda Región, para familias adoptivas. También comenzamos a formular nuestro primer trabajo de investigación, que tiene como objetivo identificar los nudos claves que inciden en que el proceso de la adopción de un niño demore tanto tiempo.

Asimismo, aumentamos nuestros socios por lo que contamos cada vez con más personas que han querido comprometerse con un aporte mensual y que quizás, sin dimensionar la importancia de su apoyo, han sido pieza fundamental para crecer, trabajar día a día y concretar nuestros objetivos.

Sin embargo, quizás el hito más significativo de este año tiene relación con nuestro avance en incidencia política. Hemos logrado constituir un equipo jurídico que nos apoya con la urgencia e intensidad que necesitamos, y es gracias a esto que en este momento estamos proponiendo agregar una nueva causal a la ley de adopción que nunca antes había sido considerada. Creemos que los recién nacidos que son abandonados en hospitales o en la vía pública, deben ser considerados. Ningún niño ni ninguna niña puede esperar meses o incluso años. Pero nuestra lucha comienza hoy con intentar asegurar que los recién nacidos abandonados se incorporen a una familia (biológica o adoptiva) antes de que cumplan 6 meses de vida. Es un desafío gigante al que llegamos tarde, ya que la reforma a la ley se está discutiendo en el Congreso, lo que complejiza incorporar indicaciones como ésta. Sin embargo, no nos vamos a rendir. Quizás no sea fácil y tengamos muchos factores en contra, pero insistiremos con la porfía de quien está comprometido con cada vena, con cada célula por lo que cree y apasiona.

En resumen, este año fue un gran año. Un año colmado de enseñanzas, esfuerzo, trabajo y mucha intensidad. Pero quizás uno de nuestros mayores aprendizajes tiene que ver con entender la importancia de las comunidades, la humildad, y la pasión. De agruparnos y llegar juntos más lejos. De saber que no sabemos nada y que siempre tendremos algo que aprender, de creer fervientemente que es posible y de no cansarnos hasta lograrlo.

A días de terminar este 2017, y luego de analizar lo vivido, les tenemos una invitación: trabajemos juntos en construir un Chile más justo y más digno para todos, desde lo que cada uno de nosotros es, desde lo que cada uno de nosotros hace. La tarea es gigante y unas pocas cabezas y manos no alcanzan. ¿Cómo hacerlo? Se preguntarán algunos. Empecemos por permitir que duela, por elegir ver. Sólo una vez que nos atrevamos a ser profundamente empáticos, las acciones serán honestas. Sentiremos la necesidad real de hacer algo por el otro. Algo, por mínimo que parezca.
Finalmente, es tiempo de dejar de esperar que el resto construya el Chile que queremos dejarle a nuestros hijos, y nietos y comenzar a construirlo nosotros. Y eso es Apoyo Adopción: un grupo de personas que desde nuestras propias capacidades, voluntades y pasiones, creemos firmemente que podemos realizar los cambios que queremos.

En Chile, un niño vive en una residencia alrededor de dos años antes de ser adoptado. Dos años sin un papá, una mamá, un hogar.

No hay que ser profesional especializado ni tener un basto conocimiento técnico para comprender, o al menos intuir, que esto no puede estar bien, porque un niñx necesita crecer en una familia.

Nos duele pensar en cómo miles (sí, son miles) de niñxs pasan sus días solos. Nos duele imaginar cómo viven la fiebre, los truenos, las pesadillas, y de qué forma comparten sus logros y sus alegrías. Nos duele pensar que muchos de ellos irán cumpliendo años hasta llegar a los 18, y tendrán que enfrentarse, solos, a una sociedad que no supo protegerlos y que ahora los juzga y les da la espalda.

Desde este dolor compartido nace, hace más de dos años, Apoyo Adopción. Porque esta realidad no solo nos duele, también nos moviliza y estamos dispuestos a hacernos cargo. Es por eso que estamos trabajando para que en menos de 10 años, el tiempo de espera de los niños y niñas antes de ser adoptados se reduzca a un máximo de 12 meses.

Y en este tiempo hemos dado importantes pasos. Este 2017, por ejemplo, llegamos con charlas gratuitas a la Quinta y a la Segunda Región, para familias adoptivas. También comenzamos a formular nuestro primer trabajo de investigación, que tiene como objetivo identificar los nudos claves que inciden en que el proceso de la adopción de un niño demore tanto tiempo.

Asimismo, aumentamos nuestros socios por lo que contamos cada vez con más personas que han querido comprometerse con un aporte mensual y que quizás, sin dimensionar la importancia de su apoyo, han sido pieza fundamental para crecer, trabajar día a día y concretar nuestros objetivos.

Sin embargo, quizás el hito más significativo de este año tiene relación con nuestro avance en incidencia política. Hemos logrado constituir un equipo jurídico que nos apoya con la urgencia e intensidad que necesitamos, y es gracias a esto que en este momento estamos proponiendo agregar una nueva causal a la ley de adopción que nunca antes había sido considerada. Creemos que los recién nacidos que son abandonados en hospitales o en la vía pública, deben ser considerados. Ningún niño ni ninguna niña puede esperar meses o incluso años. Pero nuestra lucha comienza hoy con intentar asegurar que los recién nacidos abandonados se incorporen a una familia (biológica o adoptiva) antes de que cumplan 6 meses de vida. Es un desafío gigante al que llegamos tarde, ya que la reforma a la ley se está discutiendo en el Congreso, lo que complejiza incorporar indicaciones como ésta. Sin embargo, no nos vamos a rendir. Quizás no sea fácil y tengamos muchos factores en contra, pero insistiremos con la porfía de quien está comprometido con cada vena, con cada célula por lo que cree y apasiona.

En resumen, este año fue un gran año. Un año colmado de enseñanzas, esfuerzo, trabajo y mucha intensidad. Pero quizás uno de nuestros mayores aprendizajes tiene que ver con entender la importancia de las comunidades, la humildad, y la pasión. De agruparnos y llegar juntos más lejos. De saber que no sabemos nada y que siempre tendremos algo que aprender, de creer fervientemente que es posible y de no cansarnos hasta lograrlo.

A días de terminar este 2017, y luego de analizar lo vivido, les tenemos una invitación: trabajemos juntos en construir un Chile más justo y más digno para todos, desde lo que cada uno de nosotros es, desde lo que cada uno de nosotros hace. La tarea es gigante y unas pocas cabezas y manos no alcanzan. ¿Cómo hacerlo? Se preguntarán algunos. Empecemos por permitir que duela, por elegir ver. Sólo una vez que nos atrevamos a ser profundamente empáticos, las acciones serán honestas. Sentiremos la necesidad real de hacer algo por el otro. Algo, por mínimo que parezca.

Finalmente, es tiempo de dejar de esperar que el resto construya el Chile que queremos dejarle a nuestros hijos, y nietos y comenzar a construirlo nosotros. Y eso es Apoyo Adopción: un grupo de personas que desde nuestras propias capacidades, voluntades y pasiones, creemos firmemente que podemos realizar los cambios que queremos.

TAGS: #Infancia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Esta generación de futuras viejas en Chile se compone de mujeres empoderadas que han logrado triunfos históricos en lo político social y cultural.
+VER MÁS
#Género

La revolución de las viejas

Este desplazamiento de nivel de análisis de lo individual a lo colectivo me parece que marca un punto de inflexión importante en lo que respecta a como pensar el malestar social en nuestra sociedad
+VER MÁS
#Salud

No era depresión, era capitalismo: psicologización y control social

Un Estado fallido se define por un fracaso económico, social y político, caracterizándose por gozar de un gobierno tan ineficaz y débil, el cual tiene escaso control sobre extensas zonas de su espacio n ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Estado fallido o vivir en un país miserable

Queremos enfatizar la importancia de considerar el agua y la energía no solo como bienes de mercado, sino como derechos fundamentales (o bienes comunes) para el desarrollo de la vida humana
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Nueva Constitución: la importancia de garantizar el derecho al agua y energía

Nuevos

Esta generación de futuras viejas en Chile se compone de mujeres empoderadas que han logrado triunfos históricos en lo político social y cultural.
+VER MÁS
#Género

La revolución de las viejas

Este desplazamiento de nivel de análisis de lo individual a lo colectivo me parece que marca un punto de inflexión importante en lo que respecta a como pensar el malestar social en nuestra sociedad
+VER MÁS
#Salud

No era depresión, era capitalismo: psicologización y control social

Un Estado fallido se define por un fracaso económico, social y político, caracterizándose por gozar de un gobierno tan ineficaz y débil, el cual tiene escaso control sobre extensas zonas de su espacio n ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Estado fallido o vivir en un país miserable

Queremos enfatizar la importancia de considerar el agua y la energía no solo como bienes de mercado, sino como derechos fundamentales (o bienes comunes) para el desarrollo de la vida humana
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Nueva Constitución: la importancia de garantizar el derecho al agua y energía

Popular

En un mundo tan conectado existe la justificada preocupación sobre quién la controla. Por esta razón, definen la tecnología 5G como la versión China del Caballo de Troya
+VER MÁS
#Tecnología

5G y el peligro chino

El efecto Placebo/Nocebo no debe ser despreciado ni desechado, hay que reconocerlo y utilizarlo en nuestro propio beneficio, y una de las formas, es que la medicina tradicional, hoy tan mercantilizada, deje ...
+VER MÁS
#Salud

10 de abril: Día Internacional de la Homeopatía o ¿del efecto Placebo?

Estamos en tiempos en que el posteo más inteligente del mundo debe competir de igual a igual con el comentario de un terraplanista.
+VER MÁS
#Sociedad

Más estúpidos que antes

Brigadista y gladiador venido de otro mundo Protector anónimo de quienes son cegados en el camino, héroe antiguo que descuida su propia vida por saltar en nuestro presente al abordaje y en defensa del ...
+VER MÁS
#Sociedad

¡Brigadista Rodrigo de la Barra presente! ¡Ahora y siempre!