#Sociedad

Permitir que duela

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En Chile, un niño vive en una residencia alrededor de dos años antes de ser adoptado. Dos años sin un papá, una mamá, un hogar.

No hay que ser profesional especializado ni tener un basto conocimiento técnico para comprender, o al menos intuir, que esto no puede estar bien, porque un niñx necesita crecer en una familia.

Nos duele pensar en cómo miles (sí, son miles) de niñxs pasan sus días solos. Nos duele imaginar cómo viven la fiebre, los truenos, las pesadillas, y de qué forma comparten sus logros y sus alegrías. Nos duele pensar que muchos de ellos irán cumpliendo años hasta llegar a los 18, y tendrán que enfrentarse, solos, a una sociedad que no supo protegerlos y que ahora los juzga y les da la espalda.


En resumen, este año fue un gran año. Un año colmado de enseñanzas, esfuerzo, trabajo y mucha intensidad. Pero quizás uno de nuestros mayores aprendizajes tiene que ver con entender la importancia de las comunidades, la humildad, y la pasión.

Desde este dolor compartido nace, hace más de dos años, Apoyo Adopción. Porque esta realidad no solo nos duele, también nos moviliza y estamos dispuestos a hacernos cargo. Es por eso que estamos trabajando para que en menos de 10 años, el tiempo de espera de los niños y niñas antes de ser adoptados se reduzca a un máximo de 12 meses.

Y en este tiempo hemos dado importantes pasos. Este 2017, por ejemplo, llegamos con charlas gratuitas a la Quinta y a la Segunda Región, para familias adoptivas. También comenzamos a formular nuestro primer trabajo de investigación, que tiene como objetivo identificar los nudos claves que inciden en que el proceso de la adopción de un niño demore tanto tiempo.

Asimismo, aumentamos nuestros socios por lo que contamos cada vez con más personas que han querido comprometerse con un aporte mensual y que quizás, sin dimensionar la importancia de su apoyo, han sido pieza fundamental para crecer, trabajar día a día y concretar nuestros objetivos.

Sin embargo, quizás el hito más significativo de este año tiene relación con nuestro avance en incidencia política. Hemos logrado constituir un equipo jurídico que nos apoya con la urgencia e intensidad que necesitamos, y es gracias a esto que en este momento estamos proponiendo agregar una nueva causal a la ley de adopción que nunca antes había sido considerada. Creemos que los recién nacidos que son abandonados en hospitales o en la vía pública, deben ser considerados. Ningún niño ni ninguna niña puede esperar meses o incluso años. Pero nuestra lucha comienza hoy con intentar asegurar que los recién nacidos abandonados se incorporen a una familia (biológica o adoptiva) antes de que cumplan 6 meses de vida. Es un desafío gigante al que llegamos tarde, ya que la reforma a la ley se está discutiendo en el Congreso, lo que complejiza incorporar indicaciones como ésta. Sin embargo, no nos vamos a rendir. Quizás no sea fácil y tengamos muchos factores en contra, pero insistiremos con la porfía de quien está comprometido con cada vena, con cada célula por lo que cree y apasiona.

En resumen, este año fue un gran año. Un año colmado de enseñanzas, esfuerzo, trabajo y mucha intensidad. Pero quizás uno de nuestros mayores aprendizajes tiene que ver con entender la importancia de las comunidades, la humildad, y la pasión. De agruparnos y llegar juntos más lejos. De saber que no sabemos nada y que siempre tendremos algo que aprender, de creer fervientemente que es posible y de no cansarnos hasta lograrlo.

A días de terminar este 2017, y luego de analizar lo vivido, les tenemos una invitación: trabajemos juntos en construir un Chile más justo y más digno para todos, desde lo que cada uno de nosotros es, desde lo que cada uno de nosotros hace. La tarea es gigante y unas pocas cabezas y manos no alcanzan. ¿Cómo hacerlo? Se preguntarán algunos. Empecemos por permitir que duela, por elegir ver. Sólo una vez que nos atrevamos a ser profundamente empáticos, las acciones serán honestas. Sentiremos la necesidad real de hacer algo por el otro. Algo, por mínimo que parezca.
Finalmente, es tiempo de dejar de esperar que el resto construya el Chile que queremos dejarle a nuestros hijos, y nietos y comenzar a construirlo nosotros. Y eso es Apoyo Adopción: un grupo de personas que desde nuestras propias capacidades, voluntades y pasiones, creemos firmemente que podemos realizar los cambios que queremos.

En Chile, un niño vive en una residencia alrededor de dos años antes de ser adoptado. Dos años sin un papá, una mamá, un hogar.

No hay que ser profesional especializado ni tener un basto conocimiento técnico para comprender, o al menos intuir, que esto no puede estar bien, porque un niñx necesita crecer en una familia.

Nos duele pensar en cómo miles (sí, son miles) de niñxs pasan sus días solos. Nos duele imaginar cómo viven la fiebre, los truenos, las pesadillas, y de qué forma comparten sus logros y sus alegrías. Nos duele pensar que muchos de ellos irán cumpliendo años hasta llegar a los 18, y tendrán que enfrentarse, solos, a una sociedad que no supo protegerlos y que ahora los juzga y les da la espalda.

Desde este dolor compartido nace, hace más de dos años, Apoyo Adopción. Porque esta realidad no solo nos duele, también nos moviliza y estamos dispuestos a hacernos cargo. Es por eso que estamos trabajando para que en menos de 10 años, el tiempo de espera de los niños y niñas antes de ser adoptados se reduzca a un máximo de 12 meses.

Y en este tiempo hemos dado importantes pasos. Este 2017, por ejemplo, llegamos con charlas gratuitas a la Quinta y a la Segunda Región, para familias adoptivas. También comenzamos a formular nuestro primer trabajo de investigación, que tiene como objetivo identificar los nudos claves que inciden en que el proceso de la adopción de un niño demore tanto tiempo.

Asimismo, aumentamos nuestros socios por lo que contamos cada vez con más personas que han querido comprometerse con un aporte mensual y que quizás, sin dimensionar la importancia de su apoyo, han sido pieza fundamental para crecer, trabajar día a día y concretar nuestros objetivos.

Sin embargo, quizás el hito más significativo de este año tiene relación con nuestro avance en incidencia política. Hemos logrado constituir un equipo jurídico que nos apoya con la urgencia e intensidad que necesitamos, y es gracias a esto que en este momento estamos proponiendo agregar una nueva causal a la ley de adopción que nunca antes había sido considerada. Creemos que los recién nacidos que son abandonados en hospitales o en la vía pública, deben ser considerados. Ningún niño ni ninguna niña puede esperar meses o incluso años. Pero nuestra lucha comienza hoy con intentar asegurar que los recién nacidos abandonados se incorporen a una familia (biológica o adoptiva) antes de que cumplan 6 meses de vida. Es un desafío gigante al que llegamos tarde, ya que la reforma a la ley se está discutiendo en el Congreso, lo que complejiza incorporar indicaciones como ésta. Sin embargo, no nos vamos a rendir. Quizás no sea fácil y tengamos muchos factores en contra, pero insistiremos con la porfía de quien está comprometido con cada vena, con cada célula por lo que cree y apasiona.

En resumen, este año fue un gran año. Un año colmado de enseñanzas, esfuerzo, trabajo y mucha intensidad. Pero quizás uno de nuestros mayores aprendizajes tiene que ver con entender la importancia de las comunidades, la humildad, y la pasión. De agruparnos y llegar juntos más lejos. De saber que no sabemos nada y que siempre tendremos algo que aprender, de creer fervientemente que es posible y de no cansarnos hasta lograrlo.

A días de terminar este 2017, y luego de analizar lo vivido, les tenemos una invitación: trabajemos juntos en construir un Chile más justo y más digno para todos, desde lo que cada uno de nosotros es, desde lo que cada uno de nosotros hace. La tarea es gigante y unas pocas cabezas y manos no alcanzan. ¿Cómo hacerlo? Se preguntarán algunos. Empecemos por permitir que duela, por elegir ver. Sólo una vez que nos atrevamos a ser profundamente empáticos, las acciones serán honestas. Sentiremos la necesidad real de hacer algo por el otro. Algo, por mínimo que parezca.

Finalmente, es tiempo de dejar de esperar que el resto construya el Chile que queremos dejarle a nuestros hijos, y nietos y comenzar a construirlo nosotros. Y eso es Apoyo Adopción: un grupo de personas que desde nuestras propias capacidades, voluntades y pasiones, creemos firmemente que podemos realizar los cambios que queremos.

TAGS: #Infancia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La llegada del Covid-19 y su materialización a partir de las cuarentenas y el fantasma de la enfermedad fatal rompe el enunciado cortoplacismo pensante para enfrentar a todos por igual a la idea de la muer ...
+VER MÁS
#Sociedad

Filosofía y pandemia

Las candidaturas deberán revisar sus estrategias para poder expresar con mayor claridad sus ideas fuerza. Candidaturas que figuran en tercer y cuarto lugar, deberán arriesgar más, caso contrario su suert ...
+VER MÁS
#Política

El primer debate

No fue violencia. Creo que fue solamente una expresión de ira que no se pudo controlar. Parte fue mi culpa por seguir la discusión. La calle puede ser violenta, pero cuando es en el mismo hogar donde, en ...
+VER MÁS
#Cultura

Sus sensuales caricias

Después del debate, el tablero electoral empieza a moverse, y no terminará hasta la hora de la verdad. En esta ocasión los más beneficiados con el debate fueron Kast y Provoste
+VER MÁS
#Política

Esquirlas del primer debate presidencial

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática