#Sociedad

Pandemia y riesgos existenciales: un contrapunto con Marx y Nietzsche

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Intentaremos un balance provisional del momento que vivimos marcado por dos sucesos de impacto profundo, haciendo un contrapunto con dos de las tesis principales de Marx y Nietzsche, tal vez los filósofos de mayor trascendencia desde el siglo XIX.

Más allá de toda negación y tergiversación que se haga del pensamiento de ambos, no cabe dudar del poderío de sus teorías y su efecto modelador que llega a nuestro tiempo. A ellos les dirigiremos dos preguntas, una a cada uno, ambas conducentes al mismo lugar.


Es probable que se sigan multiplicando los riesgos extremos y de letalidad mayor, lo que significa que el autodominio y autocontrol de la humanidad como un todo se hace indispensable

Marx y Nietzsche pueden considerarse los grandes pensadores de una física social revolucionaria, los descubridores de sus leyes básicas de desarrollo. En esta tarea ambos desnudan y denuncian desde frentes distintos la filosofía dominante en su tiempo.

Nietzsche identifica y denuncia el nihilismo y la metafísica vigente en Occidente desde Platón. Como platonismo invertido elimina el mundo de esencias ideales supremas que convierten nuestra realidad en un mundo de meras apariencias, postulando la vida como valor supremo, una vida como voluntad de poder siempre acrecentado para la conquista y el dominio de la Tierra. Declara la muerte de Dios y la necesidad de una transvaloración de todos los valores.

Marx pone de cabeza el enorme edificio del idealismo alemán que culmina con Hegel y establece su teoría materialista, histórica y dialéctica. El fundamento de toda la historia humana residiría en el desarrollo incesante de las fuerzas productivas materiales de la vida humana, sobre las que se montan las relaciones sociales de producción, las superestructuras jurídicas y políticas y las ideologías.

En el marco de estas propuestas fundamentales, la pregunta que nos parece pertinente para ambos surge del escenario dominante hace décadas sobre los límites de esa voluntad de poder y dominio en expansión (Nietzsche) y sobre el desarrollo constante de las fuerzas productivas (Marx), dado que la humanidad ha llegado ya a dimensiones planetarias, se convierte en sociedad global y emergen y se multiplican los riesgos existenciales que amenazan su continuidad.

La ley esencial en ambos casos indica que la vida seguiría su marcha acrecentando su poder y desarrollando fuerzas productivas crecientemente poderosas. Pero ¿cómo acrecentar nuestro poder cuando topamos con límites planetarios y nuestro espacio operativo se estrecha día a día de forma al parecer inevitable?

Ya con el nivel alcanzado surgen los primeros riesgos existenciales de naturaleza antrópica. El calentamiento global desde la Revolución Industrial. El poder atómico desde Hiroshima y Nagasaki. En las últimas décadas se agregan Inteligencia Artificial, Biotecnología, Nanotecnología, Electrónica y muchos otros, todos asociados a ciencias y tecnologías de vanguardia de doble faz: amplios beneficios y a la vez peligros extremos.

Se requieren correcciones profundas en nuestra cultura y civilización. El surgimiento del interés y la conciencia sobre los riesgos existenciales abre un camino promisorio, pero los requisitos de poder y de fuerza para evitarlos o controlarlos son hasta ahora insuficientes.

A los riesgos existenciales de origen antrópico se agregan ahora fenómenos de extrema gravedad, de alcance global y origen natural, con un fuerte componente de origen antrópico, como la pandemia del coronavirus que estamos sufriendo.

Según Marx y Nietzsche la vida se abrirá paso de una u otra manera. No podría dejar de hacerlo salvo que una catástrofe acabe con ella. Sería impensable que el mundo siga en desarrollo sin resolver los riesgos existenciales que resultan del creciente poderío científico – tecnológico. Sin embargo, este es el centro neurálgico de las más grandes empresas y negocios y la herramienta clave del poder bélico y geopolítico, lo que hace extremadamente complejo y difícil su control.

Ni Nietzsche ni Marx previeron escenarios parecidos; no alcanzaron a visualizar nada semejante ni límites a las leyes que descubrieron. Ninguna posibilidad entonces de rastrear en ellos vías de solución.

Es probable que se sigan multiplicando los riesgos extremos y de letalidad mayor, lo que significa que el autodominio y autocontrol de la humanidad como un todo se hace indispensable. Cualquier cabo suelto puede conducir a su destrucción. ¿Nos acercamos a un escenario de “Gran Hermano” con tecnologías ya disponibles?

Los más profundos secretos serán guardados con el mayor celo por quienes impulsan y controlan los avances científicos y tecnológicos de vanguardia en las áreas más estratégicas.

En estas condiciones, el escenario de la pandemia abre espacio a nuevas preguntas:

  1. ¿Puede ocurrir que el daño real a la Tierra, nuestra huella humana, sea mucho mayor e irreversible que el que reconoce la ciencia y sirve de diagnóstico base a todos los que luchan por cambiar el estilo de desarrollo para detener su destrucción?

Respuesta: el daño a la Tierra es ciertamente mayor al que reconoce el promedio de la humanidad y de estos no todos se esfuerzan por defenderla o restaurarla, por lo cual cada día es mayor su deterioro.

  1. ¿Puede que a pesar de las propuestas que hemos dado por válidas de Marx y Nietzsche estemos llegando a un momento crítico de impotencia global y de inicio de una época de declinación sin retorno?

Respuesta: es posible y ese final puede ser abrupto.

  1. ¿Puede que el cerco de los poderes dominantes que imponen el estado de clausura del mundo y su imposible devenir hacia una vida mejor haya llegado a ser tan férreo y complejo que los humanos seamos incapaces de romperlo para abrir un futuro más promisorio?

Respuesta: es posible; hasta hoy esa impotencia es palpable, y además es aún débil la conciencia sobre su creciente gravedad.

  1. ¿Puede que no haya como escapar al aumento y radicalidad de los riesgos existenciales y estemos condenados a desaparecer como civilización planetaria y retroceder a estados de vida primitivos de la evolución?

Respuesta: es una posibilidad, pero no podemos asegurar que no daremos con una salida.

  1. ¿Estará en nuestras manos la decisión de ir en una u otra dirección o nuestra inteligencia es incapaz de dar respuesta y solución a estas cuestiones?

Respuesta: no sabemos cuánto depende de nosotros y cuanto de otros.

  1. ¿La pandemia de Covid-19 está mostrando algo radicalmente nuevo de la vida sobre la Tierra, algo que viene de la naturaleza y que tuviera sentido develar para nuestra sobrevivencia?

Respuesta: con ella experimentamos muchas situaciones inéditas con el nivel de información actual, pero probablemente los poderes dominantes impedirán aprovechar todo el potencial positivo que contienen.

  1. ¿Qué cambios podría generar en nuestra visión del mundo?

Respuesta: es probable que haya grandes cambios, pero sería prematuro por el momento aventurar respuestas concretas.

  1. ¿Cuál sería la situación si el equilibrio relativo de nuestro mundo fuera más precario y vulnerable de lo que estamos acostumbrados a pensar y dispuestos a reconocer?

Respuesta: la pandemia hizo evidente la insospechada fragilidad y vulnerabilidad de nuestro mundo, pero es prematuro asegurar que ya sopesamos correctamente su firmeza o debilidad.

  1. ¿Cómo enfrentar y prepararnos mejor si la pandemia estuviera desencadenando fuerzas disruptivas mucho mayores de las ya evidentes?

Respuesta: prestar atención oportuna a la buena información del proceso en todo el mundo es indispensable.

  1. ¿Sería útil ponernos en el caso de que la pandemia estuviera iniciando cambios profundos en el mundo que recién empezamos a vislumbrar y que tendrían un alcance mucho mayor de lo que podemos hoy imaginar?

Respuesta: no parece aconsejable descartar escenarios peores que los actuales.

  1. ¿Es posible pensar que un futuro muy distinto al presente actual está mucho más cerca de lo que sospechamos?

Respuesta: es posible; consta que la pandemia acelera muchos procesos de importancia local y global.

  1. ¿Cuándo y desde qué perspectiva podríamos estar en condiciones de hacer una evaluación?

Respuesta: imposible predecir hoy el término de la pandemia. Los puntos de vista de su evolución y evaluación son y seguirán siendo múltiples.

TAGS: #Antropoceno #Marx #Pandemia Nietzsche

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de Septiembre

Me parece que la descripción que hace el autor en este trabajo abre un panorama inquietante para el presente y el futuro de la humanidad. O tal vez debiera decir angustioso. José Miguel Arteaga se ha hecho un especialista en el tema “riesgos existenciales” y sin duda es necesario alertar sobre ellos: tal vez, el desarrollo del virus presente ha servido como un caso modelo de lo que puede ocurrir con un riesgo existencial mucho mayor como es el cambio de clima. En este caso se trata de la posibilidad de que la vida humana termine o se vea extraordinariamente mermada. Es necesario preguntar y preguntarse por qué no somos capaces de visualizar este riesgo existencial. La respuesta no es fácil por supuesto y requiere probablemente de visiones más contemporáneas que las de Marx y Nietzsche sin negar el aporte de estos dos autores. Por mi parte sugiero recurrir al psicoanálisis y a una derivación suya: la teoría Bi-Lógica del psicoanalista chileno Ignacio Matte-Blanco. Esta vertiente del desarrollo de la psicología puede contribuir a entender el interior del ser humano: las extrañas y circunvalantes manifestaciones psicológicas nuestras que nos pueden llevar a confundir la realidad con las fantasías de la especie.

01 de Octubre

Agradezco Claudio tus comentarios. No conozco más que de oidas a Matte-Blanco, pero conozco bien tu trayectoria de filosofía y tu seriedad para buscar respuesta a problemas complejos. Sería muy útil para mi y los lectores de esta columna que nos des un par de pistas del porqué crees que sería un buen derrotero tu propuesta.

anysur

01 de Octubre

y que es el desarrollo y la producción para el inconsciente del común? , no en términos académicos.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Nuevos

La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad