#Sociedad

Pandemia en Chile: La doctrina del shock como estrategia

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen de Rene Squella Soto

Piñera estaba en las cuerdas en noviembre pasado, y el Acuerdo por la Paz de la mayoría de los parlamentarios ante la violencia desatada en el país para pedir la cabeza del modelo neoliberal nacional, le salvó el pellejo, colocando una serie de obstáculos que le llamaron “proceso constituyente”, para defender la Constitución que asegura un ordenamiento y administración basado en el neoliberalismo puro y duro de Friedman y sus Chicago Boys. De hecho, el modelo pudo establecerse gracias a lo que Naomi Klein el 2007 llamó “La Doctrina del Shock”, es decir, en momentos históricos de desastres o conmociones globales, y aprovechando lo choqueada que se encuentra la población, se desarrollan una serie de medidas que en este caso, ayudaron a la privatización del país casi por completo, total, la nueva carta magna establecía que los derechos sociales también podían convertirse en bienes de consumo.


Comenzaron rápidamente a aprovechar el shock de la población ante una pandemia que asolaba Europa y sus (mejores) sistemas de salud

Y Piñera se salvó pero se le venía marzo. El especulador había movido sus fichas y generó una batería de leyes represivas que fueron votadas en el parlamento a pesar de la “oposición” tener mayoría. Se gastaron millones en nuevos equipos para el actuar de la policía y se preparaba a los militares para labores estratégicas (cuidar el gran capital). Por su parte los estudiantes secundarios y universitarios, pobladores y trabajadores se organizaban y articulaban para cambiar también desde abajo, los cimientos de un modelo que había explotado gracias a la precariedad que engendraba la desigualdad y la corrupción político-empresarial.

Pero llegó el tan anunciado coronavirus y solo alcanzamos a evidenciar el poder constituyente y colectivo a través de una multitud de mujeres que reclaman cambios sustanciales en un capitalismo patriarcal y violador de diversas formas. Luego se sucedieron las fases rápidamente y el contagio empezó a masificarse. Los medios masivos comenzaron a hacer su trabajo de miedo y naturalización de las medidas que tomaba el gobierno mientras tienen de amuleto de la suerte a Joaquín Lavín en todos los canales y a toda hora para posicionarlo de presidenciable (solo le falta aparecer en una teleserie). Y ahí, talvez Piñera o el Presidente Encargado Larroulet, recordaron nuevamente el comodín de la derecha patriotera y comenzaron rápidamente a aprovechar el shock de la población ante una pandemia que asolaba Europa y sus (mejores) sistemas de salud, población que observaba y vivía en carne propia que las políticas gubernamentales solo se encaminaron a proteger a los grandes empresarios y repartir algún bono miserable a un segmento muy reducido de la población (las famosas letras chicas de Piñera).

Y así, la doctrina del shock como una historia que se repite aprovechó nuevamente todo su potencial:

Primero reforzó la represión y sacó a militares a hacerse cargo de un toque de queda que ha implicado en varias comunas aumentos de robos y algarabías narcos. En vez de sanitizar espacios públicos o repartir alimentos o confeccionar mascarillas para repartir a la población, ahí están las FFAA. En Valparaíso por ejemplo, de a 4 patrullando la ciudad con metralletas en sus manos.

Luego aseguró a los empresarios a acogerse a una ley de seguridad del empleo que implicó que no había obligación de pagarle a su colaborador (como les llaman hoy en día a lxs trabajadorxs). Más de 500 mil personas se “beneficiaron” de la legislación y están cobrando sus seguros de cesantía (si pueden). Por mientras, el Gobierno propone migajas de Ingreso Familiar de Emergencia para que la gente compre su comida, porque las cuentas las tendrá que pagar todas, luego de 3 meses.

Y siguen dando permisos para nuevos extractivismos y continuar la depredación de la naturaleza y los ecosistemas que sostienen nuestras sociedad. “El extractivismo jamás estará en cuarentena”, decía una compañera activista ambiental de Argentina ante las medidas del vecino país. O siguen las salmoneras hacienda de las suyas en la patagonia o las forestales en territorio mapuche, siguen los latifundistas acaparando el agua que necesitan las comunidades para lavarse las manos, y siguen…

TAGS: #Coronavirus Doctrina del shock Movimiento Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
El propósito de este artículo es introducir al lector interesado en conocer antecedentes básicos en torno a lo que son las vacunas, buscando aclarar de paso algunas confusiones simples
+VER MÁS
#Salud

Proceso general en la fabricación de una vacuna

A mi modo de ver, lo que ocurrió en Panguipulli no fue más que el campo de una lucha simbólica de nuestra sociedad que va mucho más allá del carabinero y el malabarista.
+VER MÁS
#30MasChile

Las luchas simbólicas de Panguipulli

Hoy, como nunca, la enseñanza de las Humanidades está siendo interpelada por la contingencia. Como país nos enfrentamos al desafió de construir un nuevo pacto social, cuya principal garantía de éxito ...
+VER MÁS
#Educación

Enseñar Historia

Así ha sido mi experiencia de décadas con El Mercurio -y con el duopolio Copesamercurial en su conjunto (todos los diarios de Chile, el país con la prensa más pobre y menesterosa del todo continente ame ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Censura Copesa mercurial

Nuevos

El propósito de este artículo es introducir al lector interesado en conocer antecedentes básicos en torno a lo que son las vacunas, buscando aclarar de paso algunas confusiones simples
+VER MÁS
#Salud

Proceso general en la fabricación de una vacuna

A mi modo de ver, lo que ocurrió en Panguipulli no fue más que el campo de una lucha simbólica de nuestra sociedad que va mucho más allá del carabinero y el malabarista.
+VER MÁS
#30MasChile

Las luchas simbólicas de Panguipulli

Hoy, como nunca, la enseñanza de las Humanidades está siendo interpelada por la contingencia. Como país nos enfrentamos al desafió de construir un nuevo pacto social, cuya principal garantía de éxito ...
+VER MÁS
#Educación

Enseñar Historia

Así ha sido mi experiencia de décadas con El Mercurio -y con el duopolio Copesamercurial en su conjunto (todos los diarios de Chile, el país con la prensa más pobre y menesterosa del todo continente ame ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Censura Copesa mercurial

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado

Nadie discute la importancia vital de la presencialidad y sus virtudes, todos sabemos que debemos volver a ella lo antes posible, pero no a cualquier costo y sin importar las condiciones para que ella sea s ...
+VER MÁS
#Educación

1 de Marzo: clases presenciales e industria educacional

La economía China está totalmente imbricada con las grandes economías occidentales (además del resto de las economías del mundo) y que no es posible intentar bloquearla, aislarla o castigarla, sin reci ...
+VER MÁS
#Internacional

Los dolores de cabeza que Trump le hereda a Biden: la total derrota