#Sociedad

Pancha Merino: sexismo/racismo/clasismo de la generación “Adrenalina”.

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Francisca Merino representa tal cual el espíritu de “Adrenalina”, refleja en su adultez, todas las artimañas comunicacionales para que la generación post-dictadura estuviera despojada de ideologías

La matriz occidental, marcada por la deshumanización sobre la base de la tríada sexo/raza/clase, sufre ciertos remezones “a destiempo”. No es que no obedezcan a su época, pero pareciera ser que vivimos en una sociedad donde todo se ha resuelto gracias a la caída de los grandes relatos. Cuando vemos que ciertos seres humanos marcados por el sexismo/racismo/clasismo se espantan frente al discurso subalterno, cuando son reaccionarios frente a las revoluciones sociales que rascan la pesada cáscara de esta matriz occidental, es que suponemos un artificio ficcional, ilusorio.

La escandalosa referencia sexista/racista/clasista hacia Ana Tojoux, no para de dar botes, encontrándose en esta dinámica, ciertos personajes reaccionarios que desatan su matriz colonial, en el contexto del consumo, en el contexto tele-físico del be yourself, como diría Yépez. Esta coyuntura televisiva levanta la siguiente pregunta ¿Por qué es ilusoria la resolución de las cosas gracias al mercado, de la mano de la caída de los grandes relatos?

Francisca Merino, en una retorcida y polivalente actitud discriminatoria refleja el intento desesperado por el carácter ficcional de que todo se resuelve en el ámbito del consumo. Gracias a la ofensa permanente que significa la instalación de la farándula, pareciera ser que los sujetos y las sujetas ya no son políticos, ni políticas. Mientras corren millones por transmisiones insípidas, las personas llegan a las pantallas gracias a la despolitización, a la publicidad y a la imposibilidad de formar discursos colectivos, fijándose la atención en la exageración de la persona en el contexto del entretenimiento.

Francisca Merino representa tal cual el espíritu de “Adrenalina”, refleja en su adultez, todas las artimañas comunicacionales para que la generación post-dictadura estuviera despojada de ideologías. Entre Adrenalina y el “no estoy ni ahí” del Chino Ríos se fue perfilando el giro, como diría Canclini, del ciudadano al consumidor. Los medios de comunicación entonces desplazan el desempeño del ciudadano y la ciudadana desde la esfera de lo público al ámbito del consumo, del falso entretenimiento y la exagerada individualidad. Como señala Yuderkis, el giro de la pregunta del cómo estoy siendo reproducido por el poder, hasta su abrumadora reducción al “yo soy quien soy”, y punto.

No obstante lo anterior, el carácter ficcional de la solución de todas las cosas en el ámbito del consumo, superada la coyuntura bipolar, escarba en los pliegues más profundos de estos seres humanos marcado por la matriz moderna. La insistencia de Pancha Merino por separar e inferiorizar a Tijoux, no es más que una serie de pulsiones racistas, clasistas e incluso sexistas, que se esconden en las múltiples capas de maquillaje, desde las que esclaviza su rostro, hasta la entrega de información a modo de entretenimiento mientras se cae el mundo a pedazos.

Este retorno a dejar de lado la satisfacción gracias a las transmisiones televisivas, esta persistente disconformidad y denuncia de los que siguen relegados por la modernidad, me hacen cerrar precisamente con un cuestionamiento clave que hace la tan lúcida y deshumanizada Tijoux: ¿En qué país viven?

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
DanielBenavid18

12 de abril

Muy interesante análisis de la generación Andrenalina … Afortunadamente no todos los que vivimos en esa época, que por ahora estamos entre los 30 y 40, están tan encasillados en el ciudadano consumidor y si bien hubo un letargo, tipo generación perdida donde Pancha Merino lo representa a perpetuidad, Chile esta volviendo a su tradición política intelectual comprometida con el país. El movimiento estudiantil es un claro ejemplo de ello y esperamos que la cuidadania preste menos atención a esos programas a la hora de almuerzo; apaguen la Tele, pongan música y/o conversen con los que almuerzan en conjunto. Así evitamos contaminarnos de las estupideces que se estila en la farandulandia.

montse

15 de abril

Tijoux vive en el país en donde discriminadores discriminan, como ella misma, utilizando adjetivos peyorativos hacia gente que ni siquiera se puede defender. Y la defienden porque la discriminaron, pero ella no cuida sus palabras y cae lentamente en el mismo saco. Ergo, tambien vive en el mismo Chile.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El sesgo hacia el pasado se explica en parte porque la mayoría de las instituciones de educación superior carecen de centros de estudios y formación sobre el futuro.
+VER MÁS
#Educación

Innova la educación superior tradicional a una insterticial plural

Prefiero pensar que esto es una nueva oportunidad para hacer de la práctica deportiva, en todas sus expresiones posibles, una instancia de inclusión social
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué nos dejó el Mundial?

Tal como expresó  Salvador Allende en su memorable y emotivo discurso "la historia es nuestra y la hacen los pueblos", los chilenos debemos ser sujetos participativos-directos en nuestros  der ...
+VER MÁS
#Política

Una verdadera democratización de Chile

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos