#Sociedad

Otra mirada para la pobreza

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Gran cantidad de cifras han llenado los análisis en lo que respecta a los datos entregados por la Encuesta Casen. Sin embargo, poco importan los números en esta observación, que pretende dar cuenta de un lado más cualitativo de la medición de la pobreza en Chile.

Parece ser que la pobreza no ha cambiado en Chile desde hace muchos años, pues seguimos midiéndola con la misma vara. Si bien de manera espontánea, identificamos la pobreza desde el enfoque de “línea de la pobreza”, debemos ampliar y complejizar nuestra mirada entorno al concepto. Debemos comprender la  pobreza como aquella situación que afecta en forma temporal a los individuos, la cual está asociada a múltiples factores y causas, manifestándose de distintas formas de acuerdo al lugar y el período en que se dé.  La pobreza no es un concepto estático sino en constante construcción, posee dimensiones existenciales con la combinatoria de no tener ingresos, no lograr hacer lo que deseamos y no ser parte.

¿Es entonces la Encuesta de Caracterización Socio Económica (Casen) un instrumento apropiado para medir la pobreza?

Sabemos y compartimos la idea que la pobreza es un “estado”, una  circunstancia que se puede modificar a través de diversas formas. Tal como afirma Amartya Sen “(…) la pobreza debe concebirse como la privación de capacidades básicas y no meramente como la falta de ingresos, que es criterio habitual con el que se identifica la pobreza”. Es decir, una persona en pobreza puede modificar su situación reconociendo sus capacidades, visibilizando la estructura de oportunidades, estableciendo redes solidarias entre personas, etcétera.

Es necesario, a nuestro juicio  integrar dos nuevas ópticas en la medición de la Casen, primero el Enfoque de capacidades y el Enfoque  de derechos. El primero de ellos,  centrado en la medición de la pobreza a partir de la privación de capacidades, el no tener acceso a alfabetización, alimentación adecuada, políticas de saneamiento, salud, conectividad, entre otros, de acuerdo a esta visión, las personas, se ven impedidas de desarrollar sus habilidades, y de este modo, optar a más y mejores oportunidades. En tanto, el enfoque de derechos “(…) busca cortar con anteriores prácticas del desarrollo centradas en la identificación y satisfacción de las necesidades básicas de la población beneficiaria, y remplazarlas por prácticas basadas en el reconocimiento de que toda persona es titular de unos derechos inherentes”. Se conceptualiza aquí la pobreza como una violación a los derechos humanos y otorga al Estado la responsabilidad de generar políticas sociales que permitan subsanar esta situación.

La pobreza, ya vista como una situación, que sabemos multifactorial, multidimensional y multiarquetípica, resulta ser demasiado compleja para  querer simplificarla mediante su medición del tipo economisista. “Es importante no perder de vista el hecho básico de que la mera reducción de la pobreza de renta no puede ser la motivación última de la política de lucha contra la pobreza. Se corre el peligro de concebir la pobreza en el sentido estricto de privación de renta y justificar entonces la inversión en educación, asistencia sanitaria, etcétera, alegando que son buenos medios para conseguir el fin de reducir la pobreza de renta. Eso sería confundir los fines con los medios”.

El Estado se encuentra en deuda con quienes sufren esta situación, al no integrarlos en los espacios de formulación de Políticas Públicas. Es necesario que aquellos que se encuentran en los espacios de decisión, den señales basadas en “(…) un fundamento ético que reconozca la inaceptabilidad de las condiciones de injusticia dadas por el modelo de desarrollo, que atenta contra la vida cotidiana de algunos individuos”(Javier Corvalán).

Aun cuando coincidimos con enfoques que ponen el acento en las habilidades de las personas y en su dignidad, la dificultad reside en que las mismas personas cambien su paradigma del concepto, ya que si bien se intenta reformular las políticas poniendo énfasis en descubrir las capacidades de las personas, son éstas las que siguen viéndose a sí mismas como pobres, en tanto carentes de recursos. Ello las hace permanecer en esta circunstancia, limitadas a repetir el “círculo de la pobreza” y esperar la solución exógena a su comunidad y a sus propios medios.

Conscientes del importante rol que tiene el Estado en términos de políticas sociales: ¿Cómo lograr también la autodeterminación de las comunidades en la superación de la situación de pobreza? ¿Cómo lograrlo, si hemos sido educados de manera asistencialista? Aquí se hinca la espina que obstaculiza un proceso que avance a mayores niveles de autonomía y libertad de las comunidades.

Es necesario diseñar nuevos espacios de análisis que contribuyan a ampliar la mirada respecto a la pobreza, que además de visualizar el concepto de necesidad  (visto como carencia económica), seamos  capaces  de integrar el concepto de derecho, capacidad y no ver la pobreza como una situación individual sino más bien colectiva.

—–

Foto: El Mote / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Otra mirada para la pobreza | Desgobierno de Chile

02 de Agosto

[…] Fuente: Colectivo – Progresista, Otra mirada para la pobreza […]

R.A.

02 de Agosto

Amigos del Colectivo Progresista:

Creo que debieran comprender que si

“fundamentan vuestra reflexión bajo criterios independientes, armónicos, progresistas, críticos y de izquierda”

Lo que están diciendo no significa nada…

De hecho, este artículo es una mescolanza de blablableo que no va a ninguna parte y prueba de ello es que culminan vuestro artículo tal como muchos otros análisis lo han hecho, diciendo que es necesario diseñar algo nuevo, en este caso, un espacio de análisis que amplie la mirada respecto de la pobreza. ¿Qué de interesante les parece a ustedes que pueda tener eso?…

Ahora, si creen que pueden contra argumentar lo que les digo, entonces, reflexionen en torno a la pregunta fundamental que hacen, es decir: ¿Cómo lograr también la autodeterminación de las comunidades en la superación de la situación de pobreza?…

Al leerlos, amigos, me pareciera que estuviese escuchando a .. diversos políticos, y de hecho, todos muy ” independientes, armónicos, progresistas, críticos y de la emperifollada izquierda de derecha”, alucinación que no tengo ni la menor idea de lo que significa en sus cabecitas, y eso es un fiel reflejo de que todo sus blablableos tampoco van a ningún lado, porque seguimos en la misma condición que antes, entonces, ¿de qué han servido sus discursos?…

Lo que sí rescato de ustedes es el ánimo de encontrar soluciones, pero, en su disposición para encontrarlas, yo me pregunto ¿qué estarían dispuestos a hacer si esas soluciones aparecieran?… Si acaso son realmente del PPD, que en resumen significa ser de parte de la cuna de una de las mafias políticas y económicas que se coluden en el país, entonces, pienso que cuando encuentren esas soluciones no harán nada, porque vuestros tatas tampoco han hecho nada y el futuro para ustedes es similar al de los lobeznos, quienes, una vez que crecen, sólo aprenden a lobear…

.. Sin embargo, no pretendo decepcionarlos en relación a la inquietud que manifiestan relativa a la pobreza, ni tampoco pretendo darles definiciones inútiles de lo que debiera ser una mirada “independiente, armónica, progresista, crítica y de izquierda”, cosa que aún me estoy preguntando cómo se debe aliñar para que no tenga el mismo sabor a mierda que siento cuando escucho a un político. Tampoco quiero dejarles citas inútiles de otros personajes que han blablableado con el tema hasta el cansancio, sin encontrar las mismas soluciones que ustedes buscan, aunque sí me gustaría comentarles una frase de la CEPAL que dice: “LA REFORMA, DE LA REFORMA, DE LA REFORMA, PARA ACABAR CON LA POBREZA, HA FRACASADO”, para que mediten en ella… Mucho menos pretendo que se cambien de partido político o algo semejante, ya que sólo pretendo dejarles las soluciones que buscan, si acaso saben leer de corrido y pueden entender lo que leen y no se cansan de hacerlo…

http://www.camaraciudadana.cl

Si quieren hablar respecto del tema, acá me pueden encontrar…

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir