#Sociedad

No somos nada

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No somos nada, y ya tendríamos que saberlo. Nuestra sociedad es abusada en cada momento por este poder que tienen las empresas de hacer y deshacer cualquier espíritu ético o moral que pueda emanar de todos nosotros. No basta, no inquieta ni incomoda nuestra opinión de desasosiego por la impunidad de los empresarios de nuestro país.

Los hermanos Ponce Lerou volverán a SQM, empresa que controla la producción de litio más grande del país, con el mejor contrato que tiene el Estado con una empresa privada. ¿No le parece curioso? Que esta misma empresa es la que durante siete años hizo pagos a políticos, candidatos y personas cercanas por más de 15 millones de dólares.


Podemos decir, que cualquier animo de recuperar la confianza ciudadana por parte de los empresarios acaba de fracasar de forma estrepitosa

No somos nada, ¿y saben por qué lo digo? por que se suponía que el destape de este triángulo amoroso entre política, dinero y empresas después de que todos supiéramos lo anterior, acabaría de cierta forma, para limpiar la mal imagen -bastante detestable- que estaba dando la elite de este país, pero hoy, nos vuelven a meter un gol sin ningún pudor.

Me imagino a Julio Ponce diciendo al personal de limpieza de SQM, que le dejara los cuadros y los premios de los círculos empresariales en el mismo lugar que los dejó, después de todo, sabía que volvería en gloria y majestad, sin importar que la Corfo haya negociado un acuerdo que indicaba que la familia Ponce Lerou no podría usar ningún cargo ejecutivo dentro de la empresa. Un claro ejercicio que suponía un espíritu a poder desligar esa mala imagen que presentaban ellos, pero que no les importó e invitaron a ser asesores “top” a los hermanos más descriteriados de Chile.

No somos nada para esta elite empresarial y también política. Y lo digo por que esta noticia mantendrá a los medios nutridos por una semana, después de dicha semana volveremos a lo mismo sin ningún cuestionamiento a dicha decisión. Ni el propio gobierno quiso manifestarse del nombramiento, a pesar de que medios financieros internacionales catalogan la decisión de “impresentable” y de oídos sordos. 

Podemos decir, que cualquier animo de recuperar la confianza ciudadana por parte de los empresarios acaba de fracasar de forma estrepitosa, ya que quedó claro que cualquier punto suelto para los empresarios del país es una oportunidad para actuar con astucia  en aquellos “marcos legales” que les gusta estar, escapan y se liberan cuando hablamos de ética o moral frente a la sociedad y a todos los ciudadanos de pie en el país.

Somos consumidores de este espectáculo que nos dan los empresarios, que alejados del contexto nacional, acaban de sepultar las luces de decencia que se les pedía. Se reafirma la desalentadora reflexión de que nuestros empresarios solo nos ven como números, ingresos económicos rentables y obedientes al mercado, que en ningún caso piensa en nosotros, por que parecer ser, que para ellos, “no somos nada”.

TAGS: #Poder Confianza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de Junio

Si, así es, no somos nada, hay que agregar que en un hospital nos atienden cuando quieren, cinco horas después, la locomoción vale h…., a nuestros carabineros hasta los inmigrantes le pegan. Otras muestras, obligados hay que pagarle a los notarios para que recojan sus millones mensuales, la pesca esta en unas cuantas manos, los diputados y senadores nos drenan los recursos públicos, los mineros recibirán sus millones de Codelco después de la huelga de rigor, si te cogotean, todos se preocupan de ayudar al cogotero, si tienes una tarjeta de créditos, con los pagos mínimos graciosamente le regalas plata a quien menos necesitan, porque nadie controla nada, etc, etc, si, si, no somos nada.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación