#Sociedad

No hay una María, hay miles

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Se fue la Navidad. A estas alturas  ya se llenaron los centros comerciales con gente deseosa de utilizar el famoso “ticket de cambio”, y nos preparamos para despedir el 2014. Pero yo quisiera exponer mi punto de vista, nada religioso con respecto a la historia que se relata en navidad: ¿Qué fue lo que se celebró? ¿Alguien reparó en el relato milenario? Yo lo veo así:


También hay Marías jóvenes primerizas en la maternidad de un hospital, que reciben frases como "si te gustó hacer guaguitas, ahora te aguantas los dolores".

María, una joven mujer embarazada va montada en un burro por el desierto. La acompaña José, un hombre bueno, pero que ella no ama. Se casaron sin una relación amorosa de por medio, como se estila en su sociedad.  Por desgracia, la ley los obliga a hacer un viaje que en otras condiciones no sería tan terrible, pero María está en un avanzado estado de gravidez y su humilde esposo sólo puede ofrecerle la montura de un asno para transportarse. Ella está lejos de su familia, es primeriza, sólo cuenta con un marido que por muy bueno que sea, es un hombre y para parir se sentiría mejor si contara con una mujer que la atienda. Extraña a su madre.

Y llegan a un poblado atestado de gente que los ve polvorientos, sucios, tras un viaje interminable, y no encuentran lugar para hospedarse. José recorre calles con María que a cada paso del burro, siente al bebé incrustarse en sus entrañas. Es tan incómodo, pero la gente no se apiada de esa pobre mujer y su embarazo. No los aceptan en ninguna parte. José está descorazonado, no sabe qué hacer con ella. En la desesperación que le provoca ver en el rostro de María, el cansancio y dolor, ruega que lo ayuden. Alguien le ofrece un establo. Acepta.

Para una gran parte de la humanidad, la Navidad significa una cena especial, regalos y tiempo de disfrutar. Todo lo contrario a lo que viven esas horas, María y su esposo. Bajo el árbol, en las casas del mundo hay obsequios costosos. Ella reposa sobre heno, junto a una vaca y el asno que la transportó por el árido camino. ¿Alguien puede pensar que era un ambiente agradable, fresco, finamente perfumado?

Marías hay todos los días. Las vemos cuando suben a la micro y esperamos que otro les ceda el asiento. También hay Marías jóvenes primerizas en la maternidad de un hospital, que reciben frases como “si te gustó hacer guaguitas, ahora te aguantas los dolores”. Hay Marías adolescentes que son echadas de sus hogares, humilladas por la vergüenza de un embarazo que no se debió producir. Hay Marías que no tienen a un José que las acompañe. Hay Marías que no tienen a nadie.

Tras esta Navidad, vendrán las celebraciones por el año nuevo y habrá carteles donde se arrienden piezas así como en Belén, que prefieran a matrimonios “sin hijos”, y las mujeres con bebés seguirán siendo un “cacho” para darles trabajo. Y una mujer humilde con un niño en brazos en el terminal de buses tendrá que cargar con su equipaje como pueda. Aquí en Iquique, una María con su hijo enfermo verá pasar a muchos colectivos que no quieran llevarla porque hay que bajarse para ayudarla a guardar el coche en el maletero, y así seguirán las Marías del mundo recibiendo la indiferencia y prejuicio que recibió la protagonista de este mundialmente celebrado relato. Y nos llenaremos de paz y amor el próximo 24 de diciembre, y el 26 correremos a cambiar los regalos y a planear dónde celebrar el año nuevo.

TAGS: #Navidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de diciembre

Que linda tu columna y reflexión!

Historias como estas deberían ser enseñadas en las escuelas dentro de las asignaturas con contenido formativo.

Realmente gracias!

29 de diciembre

Gracias. Y sí, pensando en lo que señalas, esta historia no debería ir en la asignatura de religión, podría estar en “Sociedad” o “Realidad Nacional”.

Slds!

28 de diciembre

Lindo relato. Cálido. Acogedor. ¿Y cuántas Marías y Juanes hay? ¿Cuánta desazón? en nuestro desigual país, campean esas historias. Hay que buscar la manera de contribuir.

29 de diciembre

Sí, las formas de contribuir con una sociedad más justa muchas veces son pequeños gestos que
aunque simples, nos cuesta hacer.

Gracias por tu comentario.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?