#Sociedad

Necesitamos más que una ley antidiscriminación

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El tema va más allá de lo que hace o no el Gobierno; va en un cambio de actitud, el dejar de mirar a una persona en silla de ruedas como débil, o como el que no puede lograrlo, cuando debemos verlo como una persona que tiene los mismos derechos y sueños que uno, con derecho a ser feliz y realizarse.

Hace unos días hice una prueba en mi Twitter que me llamó mucho la atención, y a la vez me dio mucha pena. Coloqué “autista”, “síndrome de Down”, “parálisis cerebral”, ”albinismo”, “retraso mental”, en el buscador de la red social, y me di cuenta de qué tanto discrimina la gente a las personas con capacidades diferentes. Lo primero que vino a mi mente, es qué tanto servirá una ley antidiscriminación, si lamentablemente el reírse y mofarse de las personas por su condición de
salud o condición física o discapacidad en nuestra cultura y  en nuestro diario vivir, es un rasgo ya adquirido.

Vemos cómo en nuestros programas de televisión abierta, personas con tics o problemas de lenguaje, peso o estatura mayor o menor, son motivos de risa y burla a la usanza de los antiguos circos en donde sus atracciones principales eran personas con capacidades diferentes; nos reímos junto a nuestra familia y traspasamos ese sentimiento a nuestros hijos, que lo llevan a los colegios, en donde se burlan, mofan y apodan a compañeros.

Vemos en nuestros noticiarios la ignorancia de no saber cómo referirse a algún trastorno o capacidad diferente que presente alguna persona que este involucrada en un hecho noticioso, representando siempre con el título “algún tipo de retardo mental” o con sus facultades mentales perturbadas.

En nuestros políticos, que al querer referirse a los contrincantes con quienes tuvieron algún problema reciente, los llaman sordos, mudos, autistas y  retrasados. Y comentarios de la gente común que son los que son en mayor cantidad Comentarios como “esta canción suena en mi cabeza cada vez que estoy de autista”;  “¿y si vuelve Bachelet, qué? ¿Nos vuelve la parálisis cerebral?”. Son comentarios textuales. Siento, como padre, que a nosotros no nos beneficiará mucho la ley antidiscriminación, ya que la sociedad en la que estamos insertos, discrimina de forma natural.

Necesitamos cambios de fondo, que veamos la discapacidad como una condición y no como una incapacidad. ¿Qué hacemos cada vez vemos reportajes en  los noticieros de la poca accesibilidad al sistema que tienen los discapacitados? Comentar  “chuta, qué pena por él, que nadie lo ayuda”, “uh, el Transantiago no lleva a las personas en silla de ruedas”; “el Gobierno no les da oportunidades a los discapacitados”.

El tema va más allá de lo que hace o no el Gobierno; va en un cambio de actitud, el  dejar de mirar a una persona en silla de ruedas como débil, o como el que no puede lograrlo, cuando debemos verlo como una persona que tiene los mismos derechos  y sueños que uno, con derecho a ser feliz, realizarse como persona, y como profesional. Le llamamos concienciación, que debe impartirse desde la educación prebásica, como norma general de la educación, debe representar respeto e igualdad, y también la integración debe cumplir un rol fundamental de apoyo. Que los profesionales de la educación hablen del tema naturalmente, que también se hable en la casa que se comparta, que se converse.

Crecimos viendo la discapacidad como una enfermedad social que a nosotros no nos toca y, lamentablemente, si nosotros no educamos a nuestros hijos bajo el concepto de igualdad, ellos seguirán discriminando por naturaleza, y si queremos una sociedad igualitaria y pluralista, lo primero que debemos hacer, es empezar por casa.

—–

Foto: kepibear 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia