Mobbing o acoso laboral - El Quinto Poder
#Sociedad

Mobbing o acoso laboral

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El acoso laboral se manifiesta de distintas formas y alcance, siempre teniendo como objetivo el miedo hasta alcanzar un estado de ánimo que inmovilice a la o las víctimas. Para esto se utilizan técnicas y acciones planificadas en que la/s víctima/s no tienen defensa, no hay pruebas.

Delito encubierto que de multiplicarse puede llenarnos de seres infelices.

“Es toda conducta que constituya agresión u hostilidad reiterada, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otros, u otros trabajadores por cualquier medio, y que tenga como resultado para el o los afectados su menoscabo, maltrato o humillación, o bien, que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo y que no es fácil denunciarlo ni comprobarlo”.

Etimológicamente, el término mobbing deriva del vocablo inglés mob, que significa, entre otras acepciones, acosar, asediar o atacar en grupo.

Consiste en violencia psicológica extrema de forma sistemática y prolongada en el tiempo, contra alguien que está en una posición de desventaja. Este gravísimo fenómeno es tan grave que hay que países que tienen alrededor de un 16% de casos diagnosticados cuyas víctimas han pensado en el suicidio.

El acoso laboral se manifiesta de distintas formas y alcance, siempre teniendo como objetivo el miedo hasta alcanzar un estado de ánimo que inmovilice a la o las víctimas. Para esto se utilizan técnicas y acciones planificadas en que la/s víctima/s no tienen defensa, no hay pruebas. El terror psicológico consiste en una comunicación hostil, carente de ética, que se aplica de manera sistemática de parte de uno o más individuos, generalmente contra una o más personas, el escenario es el lugar de trabajo.

“De pronto empecé a sentir que no existía un buen clima laboral, que los rumores iban de un lado a otro y que un ambiente hostil me rodeaba. No lograba identificar cual era el problema. Me sobrevino una crisis de angustia, me sentía mal. Era todo tan sutil, tan minúsculo que jamás hubiera pensado que durante todo ese tiempo había sido acosada”.

Para que exista este psicoterror debe darse una relación asimétrica de poder. Este no tiene porqué ser necesariamente jerárquico, puede ser también de experiencia adquirida del poderoso al débil o entre trabajadores del mismo rango jerárquico.

“Jamás me daban los mensajes y cuando preguntaban cómo y a qué hora ubicarme, siempre se decía “nunca se sabe a qué hora trabaja, me interrumpían al hablar, constante revisión de mis trabajos con malas intenciones, me cuestionaban las decisiones tomadas, siempre tareas nuevas, no me permitía comunicarme con  mis compañeros”.

Hay acosadores que ocultan su ineptitud tras una fachada de aparente decisión y sabiduría. Cuando descubre que algo no funciona, pero no sabe como resolver y se le ofrecen posibles soluciones, las recibe todas y las desestima a la vez, criticándolas ácidamente. Corrige hasta la saciedad y elabora discursos sin contenido respecto de los trabajos que encarga.

También hay acosadores que vienen del pasado replicando aquel ambiente tóxico, es la herencia del sistema neoliberal en que utilizó todos los resquicios que permitieron la sobreexplotación, estos individuos producen mucho enojo, reconocidos por todos en las empresas y servicios, es ver a violadores de los derechos humanos por acción u omisión, ocupando cargos gubernamentales, medios de comunicación y tribunas, blanqueando su imagen con posturas progresistas y gozando de una impunidad protegida. Si en estos años de transitar en “democracia” instalamos nuestra mirada sobre los administradores del poder, se puede descubrir entre ellos a los legítimos herederos de él y a quienes simplemente son unos advenedizos.

Tanto los políticos como a los ejecutivos aquí levemente analizados. Ociológicamente debería calificárseles de protomutantes. Son proto porque se consideran prioritarios, preeminentes o superiores, y son mutantes, porque descienden de un organismo que fagocitó por décadas el derecho de ser libres”.

Consejo de A. Novales “Cuando veas un gigante, examina antes la posición del sol, no vaya a ser la sombra de un pigmeo”

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
catherine

30 de enero

Existe el seudolider, que es capaz de controlar a todo su equipo en contra de un integrante , con esto evita tener contacto con el individuo , asi lo invisibiliza le quita toda responsabilidad a su cargo y lo margina. Todo esto termina con una baja productividad del afectado ,sin considerar las consecuencias psicológicas.

30 de enero

Catherine
Es verdad
Es notable la diversidad de caretas del acosador, desde el enfermo mental, pasando por el formado para este tipo de tarea, hasta el frío y calculador “desalmado”.
Como también a los cómplices desquiciado que lamentablemente sobran
“Cada vez que mi jefe me requería en su oficina 8 a 10 veces diarias, mis “compañeros” con sus cabezas inclinadas sonriente murmuraban. Muchas veces me vieron salir de aquella oficina llorando, desde mi lugar de trabajo sentía risitas”.
Jamás se me abrió la posibilidad de confiar en alguien para pedirle ayuda, ya estaba enferma…

14 de febrero

Catherine, te cuento otra forma de acoso que en mis observaciones los he conocido, he visto su anormal proceder, los he sorprendido en su desesperada búsqueda de nuevas víctimas para cebar su indignidad.
Catherine, te comento otra forma de acoso:
Buenos días mi perrita, mi chanchita, tengo tanto que contarte, fíjate que ayer Mario además de llegar atrasado se equivocó 3 veces en un oficio, Hernán salió con la Marilú, nadie sabe dónde fueron, ojala que el director rete a la Claudia…más tonta. Toda esta gente es tan ineficiente, mira tú….Pero en fin te voy a hacer un encargo, pero no te vallas a equivocar, tú siempre te equivocas, mira son las 11:00 y es preciso que esta mañana despaches dos cartas.
Por medio de una carta Carlos me pidió que yo enviara dos cartas. Toma te paso estas cartas y pon atención a las instrucciones para despachar:
Primero archiva en el kardex que dice “cartas don Carlos”. la carta de Carlos, que me envió a mí en la que me pedía que enviara las dos cartas ya mencionadas.
La primera es una carta borrador de respuesta a la carta que me envió el Sr. Bernal que Carlos mediante una carta ya le había pedido en su oportunidad. El original de la carta que me envió el Sr. Bernales más la copia de la carta que le estamos enviando más la carta de Carlos solicitando al Sr. Bernales su carta dirigida a mi debes archivarlas en el Kardex “cartas Sr. Bernales”.
Ojo No te olvides de archivar la carta que Carlos me envió a mi y que ya guardaste en el kardex “cartas don Carlos”. Debes sacar copia de esta última carta. Demás está decirte ue ha todo esto le saques 3 copias. Si te vuelves a equivocar yo no se que hacer contigo.
Revisa la carta, no la de Carlos, porque esa ya la revisé yo mismo en compañía del Sr. Bernal. debes revisar la carta respuesta del Sr, Bernal, esto hazlo junto con Carlos, imprímela, le sacas copia, guardas la copia de la carta en el kardex “cartas archivo Sr. Bernal” no en el archivo dónde está la carta que me envió a mi Carlos, luego envía la carta original al Sr. Bernal.
Haz otra carta en forma de ordinario al Sr. Cordero, todo relacionado a la carta del Sr. Bernales que fue sugerida por carta de Carlos, tú tiene que ponerle número, trata que no sea correlativo con la carta ni de Carlos ni del Sr. Bernal, le sacas una copia, guardas la copia en el kardex “cartas” en otro archivo separado del archivo mío y del Sr. Bernales, la carta original se la envías al Sr. Cordero.
La carta del Sr. Cordero debe ir con copia de la carta del Sr. Bernal, ojo, por favor sin la carta de Carlos pues esta ya está archivada en el kardex “cartas”. Las dos cartas la de él y del Sr. Bernales juntitas, ¿está claro?.
La carta al Sr. Bernal no debe ir junta a la carta ordinario del Sr. Cordero, es decir sólo necesitas más copias de la carta del Sr. Bernal, ¿te das cuenta? Cuidado con que se te vallan a cruzar las cartas pues esto es muy delicado.
Luego hablas con Carlos: que él me proponga qué documentos adjuntar a la carta del Sr. Cordero. Mientras tanto ten lista dos cartas borrador para el Sr. Bernales y unas tres para el Sr. Cordero por si acaso se necesitan.
Luego me interrumpes en el Coloquio (participaré en él toda la mañana):
Cuando firme la carta del Sr. Cordero y la del Sr. Bernal, recuérdame que también vemos que más le adjuntamos a la carta del Sr. Cordero…….A todo sácale 3 copias, es urgente enviar esto hoy en la mañana, lo dejo en tus manos, tú respondes por esto.
Chao.

Las veces que he pretendido involucrarme he salido magullado por las…..propias víctimas.

Ana

26 de septiembre

Muy bien expuesto. Yo llevo diez años y dos meses sufriendo algo más q acoso y realmente te destruye a todos los niveles,te despersonaliza,te paraliza,te arruina por completo la vida. Aunque me estoy dando cuenta de q quienes me están sometiendo a esta tortura no puede ser q estén bien de la cabeza. Obsesivos,dementes,psicopatícos,con una pobreza moral increíble. Rabiosos,odiando como bestias ,exhibiendo toda su maldad,falsedad y doblez. Y q algunos de estos cobardes(todos son unos cobardes pues siempre acosan a quien no nos podemos defender:mujeres,niños más deviles,subordinados,enfermos… En mi caso soy mujer y estoy muy enferma por todo lo q me han hecho). Lo dicho,siempre abusan de quien no le podemos hacer frente. Estos elementos lo tienen todo:una vena maltratadora,violadores en ciernes muchas veces,soberbios,egocéntricos,necesitan someter a alguien para sentirse reafirmados. Algunos van de santurrones e intentan justificar sus deleznables acciones diciendo q el acosado se lo merece,por no vivir bajo la misma ética hipócrita q el acosador.
No creo q estos animales,estosauténticos depredadores sean felices con lo q hacen. A mi me parece q la malloría necesitarían a un buen loquero,xq las cosas q llegan a hacer de normales no tienen nada. Y los peores suelen ser los q ostentan algún poder:policías,guardias civiles,etc

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El trabajo no es solo una ocupación que permite controlar y modificar la propia realidad. El trabajo es un Derecho Humano
+VER MÁS
#Trabajo

Ley 21.015 desde una perspectiva de derechos humanos

El mundo civil carece de normas para controlar los montos y procedimientos que se siguen en la compra de armas, es decir, la industria de la muerte sigue un principio del Neoliberalismo que es la “desregu ...
+VER MÁS
#Política

¿Le sirve a Chile mantener un gran ejército?

La mediación es esencialmente un proceso conversacional, pero no cualquier tipo de conversación, esta se hace en un contexto de conflicto y habitualmente con un deterioro de las relaciones.
+VER MÁS
#Economía

Acuerdo en Minera Escondida: Lecciones de una mediación

En todo el mundo, grupos de personas y organizaciones denunciaron la prisión política de Lula y exigieron que la justicia electoral permita su candidatura
+VER MÁS
#Internacional

¿Es Brasil una democracia, si no respeta la decisión de la ONU?

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Recién el año 2022 la educación municipal de Calama será traspasada al Mineduc, en tanto debemos avanzar en la construcción de una Educación Pública Municipal para Calama.
+VER MÁS
#Educación

Construyamos una educación pública municipal de calidad para Calama

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje