#Sociedad

Mirar a Chile con nuevos anteojos

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

-¿Es válido pensar en alguien que delinque como un “delincuente” que quiere hacer el “mal” y que “merece” castigo?, ¿No son, acaso, sus pensamientos una construcción socio-cultural determinada por un contexto histórico marcado por la desigualdad social y el consumismo?, ¿Es culpable él de lo que piensa y de lo que hace?, ¿No es su comportamiento una herramienta de sobrevivencia en su contexto?, ¿No merece él un mayor esfuerzo de nuestra parte por enseñarle nuevas herramientas y signos?

Muchas veces me pregunto acerca del porqué casi nadie que tenga la osadía de analizar algún tipo de fenómeno social en nuestro país, y mucho menos, de postular distintas políticas públicas o mecanismos económicos a seguir, repara en aquello que resulta medular para la reflexión acerca de cualquier tópico humano: la génesis del pensamiento humano y del lenguaje como su herramienta primordial.

A grandes rasgos, y usando a Vygotski y Bakhtin, dos de los autores basales en este aspecto, tanto por su afán de involucrar la mayor cantidad de disciplinas en su análisis, así como el largo recorrido de fundamentación empírica con que cuentan sus teorías, trataré de redactar en el mínimo de líneas posible los aspectos que considero fundamentales para comprender muy básicamente su visión.

Vygostki propone que el individuo, mediante la interiorización de signos creados socialmente, estructurará su procesamiento y pensamiento de acuerdo con dichos códigos (que en última instancia, son un lenguaje determinado). Con esta base de signos, el individuo actuará en su ambiente co-construyendo socialmente nuevos códigos comprensivos y expresivos, estructurando su aprendizaje con referentes más expertos en aquello que él considera válido. En complemento, la postura de Bakhtin propone que la condición humana se plasma y concreta a través del lenguaje. Así, el ser humano será un ente formado por un determinado compartir social en un momento histórico particular, donde sus ideas o tópicos serán en lo profundo, las ideas de todo aquello que le precede y que está conectado con su contexto particular.

Si tomamos los anteojos que Vygotski y Bakhtin nos prestan y miramos nuestra realidad nacional, muchas preguntas comenzarán a emerger, a crearse.

¿Es válido pensar que un individuo puede hacerse infinitamente rico por el hecho de rentabilizar “su” idea? ¿No es acaso “su” idea un producto de la socialización de muchas personas a su alrededor? ¿No se debe, acaso, totalmente al entorno que lo configuró y configura como ser humano? ¿Qué sería de su idea sin la sociedad? ¿Es lógico su egoísmo?

¿Es válido pensar en alguien que delinque como un “delincuente” que quiere hacer el “mal” y que “merece” castigo? ¿No son, acaso, sus pensamientos una construcción socio-cultural determinada por un contexto histórico marcado por la desigualdad social y el consumismo? ¿Es culpable él de lo que piensa y de lo que hace? ¿No es su comportamiento una herramienta de sobrevivencia en su contexto? ¿No merece él un mayor esfuerzo de nuestra parte por enseñarle nuevas herramientas y signos?

¿Es justo estandarizar cuantitativamente una medida de progreso académico en un país con contextos sociales, culturales y económicos tan dispares? ¿Es correcto materializar medidas públicas que sean orientadas por estos indicadores cuantitativos?

¿Es “justo” medir el mérito de una persona por sus notas o puntajes? ¿Es posible congelar a una persona o grupo en un determinado rango numérico?

Los invito a pensar la sociedad con nuevos anteojos.

——

Foto: mmhaffie / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de mayo

Pues sí, hay que atreverse a preguntar lo fundamental. Es necesaria la búsqueda de respuestas con la materialidad de los contextos presentes, y también la subjetividad asociada a esa materialidad.

Rodrigo Sebastián Enrique Campos Martínez

23 de mayo

Interesante tu columna compadre, te mando por interno un paper que te puede interesar !

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Esas piñericosas que protege la vocera, no son ni más ni menos que la ayuda para encubrir al machista que el gobierno posee y lleva en sí, y que buscan sea amable. La vocera trata de ocultar esos rasgos ...
+VER MÁS
#Política

El chiste machista de Piñera y la defensa de su discurso

Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada
+VER MÁS
#Sociedad

El dedo en la yaga, la supremacía del yo o la extinción de la empatía

Popular

Quienes no entiendan que este joven es producto de un abandono total por parte de las instituciones del Estado y la sociedad civil hablan desde una superioridad moral violenta, con una miopía recalcitrante ...
+VER MÁS
#Ciudad

Narcotráfico y violencia: Un problema estructural

Sería ingenuo pensar que la construcción de estos conceptos proviene de la mera ignorancia de quienes los emiten, cuando en verdad son productos de falacias interesadas que buscan ganar un espacio en la d ...
+VER MÁS
#Género

El vocabulario de la discriminación

Las escuelas existen para reproducir las desigualdades sociales; por lo tanto, el mejor predictor del futuro de un niño es el estatus económico de sus padres, más que los logros académicos y la intelige ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Currículum Oculto y la perpetuación del poder socioeconómico

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)