#Sociedad

Los apodos. El lado negro del fútbol

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La Copa América tiene “futbolizado” al país. Lo que no es una crítica, muy por el contrario, una competencia deportiva de fútbol, tiene valores positivos como el trabajo en equipo o la lucha por lograr una meta. No obstante, fuera de la competencia, se observa algo tan negativo como el uso de apodos para mencionar a los jugadores.


Muchos colegios en el mundo lo consideran un maltrato psicológico y se fomenta la erradicación desde temprana edad. El fútbol es un deporte masivo, por lo mismo, una herramienta efectiva para transmitir valores y respeto, sin embargo se ve empañado por esta mala práctica generalizada.

La Etimología de la palabra “apodo” proviene del latín “apputare” que quiere decir “evaluar” o “comparar” y era aplicable en objetos para su comercialización. En la actualidad, el término se utiliza para etiquetar a una persona de acuerdo a sus defectos físicos, psíquicos u otra particularidad que permita su ridiculización. El motivo principal de colocar un apodo a alguien, es la envidia que nos impulsa a reducir al otro, para tapar nuestra propia mediocridad.

Nombrar a atletas de alto rendimiento como “niño maravilla”, “turbo man” o “pitbull” es reducirlos al rango de un peluche, un juguete o una mascota. Con esto, logramos tener la libertar de sentirnos con el poder de criticarlos, aplaudirlos, acosarlos, insultarlos y exigirles triunfos, mientras ingerimos colesterol, alcohol y nicotina frente a un gigante HD. Les exigimos amor por una camiseta, cuando nuestra falta de amor propio, no nos deja ni ver nuestros pies. Un deportista seleccionado nacional, es una persona sometida a un entrenamiento de alta exigencia física y mental, además está inserto en uno de los rubros más competitivos del planeta. Merecen el mínimo respeto de ser nombrados por su nombre, como lo merece cualquier persona.

La televisión, el principal medio del mercantilismo, se ha encargado permanentemente de fomentar, no solo el apodo, sino cualquier aspecto que sirva como diminutivo para los futbolistas, algunos incluso de un clasismo cruel. Necesitan mostrarlos como objetos para nuestra diversión. ¿Será porque no les interesa traspasarnos los valores del deporte, sino que nos sentemos frente al televisor a absorber la publicidad?

No lo sé. Quizás sea solo un reflejo de nuestra mala formación. Considero un derecho humano ser llamado por tu nombre. Existe mucha literatura que refleja el daño  producido por el apodo en una persona. Muchos colegios en el mundo lo consideran un maltrato psicológico y se fomenta la erradicación desde temprana edad. El fútbol es un deporte masivo, por lo mismo, una herramienta efectiva para transmitir valores y respeto, sin embargo se ve empañado por esta mala práctica generalizada.

TAGS: Fútbol Medios de comunicación Selección chilena

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Sigifredo Badani

18 de Junio

Nuestro nombre no lo elegimos, mira e mío. Sin embargo, es cosa de revisar la historia muchos grandes no se recuerdan por su nombre, sino por su distinción, su apodo. A diferencia de aquellos que denostan, propio nuestro como “chilenita” Fuentes, hay apodos que distinguen, son como medallas militares (ahora me va a decir que los.militares en una guerra se ganan medallas por razones humanitarias). “El guerrero”, “pitbull”, “el niño maravilla” son muestras, que estos jóvenes son apodados por su tremendo talento y determinación, por sus características exacerbadas y no por denostar. Los curas que bautizaron con estos apodos, fruto de nuestra cultura y admiración,fuimos todos aquellos que jugamos y no tuvimos sus talentos y disfrutamos del espacio y suerte de verlos.

Iván el terrible, la dama de hierro, Felipe el hermoso, Juana la loca, la reina de corazones, pepe botella, esto es nuestra cultura, y por lo demás hay economía del lenguaje, y algo del Poesía popular. No estoy de acuerdo con el artículo.

18 de Junio

¿No será mucho llegar a este nivel de crítica sobre la realidad?
La igualdad in extremis, ya no se puede ni tener mas, saber mas, disfrutar mas, etc…ahora ya se busca que no se pueda diferenciar nada, porque eso es discriminar. Finalmente, todos deberíamos llamarnos Juan Perez, no tener ninguna cosa diferente entre nosotros, y por ningún motivo tener mas habilidades que otros, ya que eso es una fuente de diferenciación inaceptable y provoca una frustración a otros que hay que eliminar.
En este tema, los sobrenombres son algo histórico, incluso muchos apellidos derivan de un sobrenombre. Criticar todo es entrar en el circulo vicioso del victimismo, donde el problema es que mi propio fracaso es culpa de otros. Para variar….

18 de Junio

Tener un nombre es parte del derecho a la identidad, cosa acordada en los derechos del niño. Recordar que los pueblos indígenas asociaban el nombre a un hecho o figura de la naturaleza dándole un carácter profundo y lleno de significado al nuevo integrante de su clan. También en algunas sociedades se usaba un nombre que quedaba asentado en lo “legal” pero que en la práctica, quedaba relegado a lo formal, usando otro para la cotidianeidad, y en la actualidad, qué mejor muestra de esta situación que Brasil todo, no solo sus jugadores de fútbol. En otras culturas, el nombre podía cambiar según las nuevas etapas que vivía la persona y en este aspecto me parece muy acertado esa posibilidad de elegir en forma autónoma cómo quiere ser llamada una persona porque a fin de cuentas, como bien comenta don Sigifredo no es decisión propia, pasa por el gusto de los padres que suele no ser compartido por los hijos cuando toman conciencia de su apelativo.

El apodo que denosta por supuesto que debería ser erradicado, sin embargo, quizás no todos los “sobrenombres” existan porque alguien tiene la intención de causar daño o deba ser considerado sinónimo de envidia. Así como sabemos que el fútbol es un negocio millonario y depende de cada uno lo que rescatamos de esta actividad como entretención o como ejemplo de valores para los niños, creo que también los apodos pueden ser hasta una muestra sincera y simple de admiración.

Personalmente creo que nombrar a María Callas como “la divina” refleja perfectamente lo que pienso de ella en el contexto de su arte.

Saludos.

servallas

18 de Junio

Lo que me preocupa no es el apodo de los jugadores, que son en gran mayoría ejemplos de esfuerzo y futuro para muchos niños y jóvenes, lo que me preocupa son los tatuajes, a algunos ya nos les queda espacio para hacerse otros. Eso hace que niños pequeños ya exijan el suyo o ya comiencen con uno muy tímido, y ellos en el futuro no se detendrán en el cuerpo, luego vendrá la cara, así que para reconocerlos tendrán que portar un retrato del antes. En mi humilde opinión, hay un desagrado creciente por la bella piel natural que viene ya desde los bronceados artificiales, muchos buscan en estas cicatrices de colores, bastante feas por lo demás, dejar atrás lo que fue una belleza y prodigio de la naturaleza, ahora faltaría que alguna bella dama comience a estirar su cuello tipo jirafa con anillos metálicos, porque atravesarse la nariz con hueso o metal, y colocar algo colgando tipo moco ya lo tenemos, en fin tenemos tanto que aprender de las tribus antiguas.

Federico

19 de Junio

Y a ti, cómo te dicen ? El mamon…jajajaja

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Es necesario que los distintos actores del sistema asuman su responsabilidad con los cientos de niños bajo orden de búsqueda y recogimiento que son invisibles a la protección efectiva del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

La deuda de Chile con su infancia

La política -atrévanse a decir que no es algo transversal- no se ha adaptado más que para cometer suicidios políticos con la juventud, puesto a que fallan y fallan cada vez que intentan verse con caras ...
+VER MÁS
#Política

El recambio que violenta

Pareciera que estos grupos odian la inmigración, pero sólo la latina.
+VER MÁS
#Política

¿Inmigrantes? Sólo si son rubios y europeos

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11