#Sociedad

Lloremos por dos

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Son tan victimarios como parecen o hay algo de víctima en ellos? Han sido criados bajo parámetros de violencia, frustración y olvido. Buscan cualquier “oportunidad” para recordarnos lo que como sociedad no hemos sido capaces de resolver. Esa es la “ley” en sus guetos de hambre.

Violencia explícita versus violencia implícita. En esta somera frase se puede compendiar un aspecto que nos ha tocado conocer y vivir como chilenos a lo largo de nuestra rica-y no menos dolorosa- historia republicana. Hago alusión a nuestro proceso de conformación histórica como país con los dos conceptos anteriores para subrayar que, aunque nos duela, la violencia, lamentablemente, ha estado encarnada e involucrada en la secuencia de sucesos que nos llevan hasta donde estamos hoy. Triste. Duro. Sin embargo, en los acontecimientos ocurridos durante la última jornada del 11 de septiembre, en la que todos recordamos el Golpe de Estado de hace 39 años, la historia no fue distinta.

Tuvimos que volver a lamentar, como en innumerables oportunidades, el fallecimiento de otro mártir de Carabineros. Esta vez se trató del cabo segundo, perteneciente a la 49a comisaría de la comuna de Quilicura, Cristián Martínez Padilla. Un joven oficial de 27 años que encontró la muerte a manos de un adolescente de tan solo dieciséis años a través de una bala “modificada” para causar el mayor daño posible durante las escaramuzas en la zona. El hecho causó, como era de esperar, la indignación de toda la opinión pública por el injusto deceso y el asombro impávido por la frialdad de su victimario que “quiso pitearse a un carabinero”.

La tragedia también fue enérgicamente condenada por el propio presidente Sebastián Piñera. Como todos, no me queda otra cosa que lamentar profundamente la muerte de este uniformado que cumplía cabalmente con su deber de proteger a los ciudadanos de acciones violentas y límites de las que fuimos testigos. Pero, también, y aunque mi planteamiento sea algo impopular, me quedó una amarga sensación no solo después de escuchar el audio de los colegas de armas que asistieron en sus últimos minutos al policía, sino que, además, al oír las declaraciones vertidas por los participantes de la gresca en Quilicura.

Me hicieron preguntarme, ¿son tan victimarios como parecen o hay algo de víctima en ellos? Es evidente que los 11 de septiembre de cada año son una fecha para reflexionar en perspectiva sobre lo sucedido y revisar nuestras propias conductas, si es preciso para contribuir a la sociedad y ser mejores personas y ciudadanos. Se trata de decir “nunca más a la violencia, pese a nuestras legítimas diferencias”. Jamás con una molotov o algún otro medio para generar daño, destrucción y caos. Pero esos jóvenes no lo entienden. Han sido criados bajo parámetros de violencia, frustración y olvido. Buscan cualquier “oportunidad” para recordarnos lo que como sociedad no hemos sido capaces de resolver. Esa es la “ley” en sus guetos de hambre. Ahí. Sí, a pasos del mall.

¿Eso no es violencia? ¿No es violento que en el Parlamento se profieran insultos sin consensuar una postura de respeto en un minuto de silencio por las muertes, vengan de donde vengan? No se trata en lo absoluto de empatar acciones, ni tampoco de justificarlas. Muy por el contrario. Sería una interpretación completamente alejada de mis propósitos y ánimo. Pero sí nos confirman la presencia de una violencia implícita y muy dañina cuando emerge de las sombras en las que habita. Silenciosa y prolongada. Subrepticia. Latente. Entonces, bajo dicha óptica, y aunque sea doloroso destacarlo mientras todavía corren lágrimas por lo ocurrido, se hace urgente darle una mirada seria al problema. Porque, pese a que no nos guste, hoy, al menos para mí, deberíamos llorar por dos, o quizás por muchos más.

——-

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

14 de Septiembre

Toda la razón, la violencia que genera el sistema socioeconomico, muchas veces en estos casos se ve reflejada en estos momentos, jóvenes y niños carentes de oportunidades de educación, y oportunidades de una vida digna… Y cuando suceden estos hechos se desquitan contra todo lo que representa al sistema, sean carabineros, centros comerciales, mobiliario publico, etc…

15 de Septiembre

Primero que todo, gracias José por tomarte el tiempo de leer mi texto sobre un tema que es bastante preocupante y requiere de la unión de todos como sociedad para contribuir a su posible solución.

El énfasis que haces en tu comentario es exactamente el punto. Quizás Carabineros es, para ellos, la metáfora que representa nuestro orden institucional del que ellos no participan. Insisto en que debemos repudiar con fuerza el hecho de darle muerte a una persona, pero también es imprescindible verlos como otras víctimas de una violencia implícita y prolongada de la que muchos, desafortunadamente, no saldrán. Nos deben preocupar las nuevas generaciones que nacerán en estas condiciones infrahumanas. ¡Un abrazo!

Ver todos
Ocultar

#EstoPasaEnChile

VER TODO
Estas restricciones limitan la posibilidad de contribuir, desde la comunidad académica y científica, a una maduración real de nuestro sistema científico, sembrando dudas sobre el alcance real de este pr ...
+VER MÁS
#Ciencia

La política científica y el problema de las restricciones

¿Por qué no se habla de la violencia de las colusiones, los fraudes, las evasiones, sino que de la violencia física que hemos estado viviendo?
+VER MÁS
#Sociedad

Conversaciones en torno a la violencia

Lo cierto es que cuando la derecha promueve una medida coercitiva, lo mínimo es actuar con prudencia y leer y analizar lo que se lee.
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: Yo no fui

El rechazo a la admisibilidad de la Acusación, a pesar de cumplir con todos los requerimientos constitucionales para ser admitida, ha negado la posibilidad de que analizar la cuestión de fondo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El malestar con la élite política y la falta de representación

Popular

Estas restricciones limitan la posibilidad de contribuir, desde la comunidad académica y científica, a una maduración real de nuestro sistema científico, sembrando dudas sobre el alcance real de este pr ...
+VER MÁS
#Ciencia

La política científica y el problema de las restricciones

¿Por qué no se habla de la violencia de las colusiones, los fraudes, las evasiones, sino que de la violencia física que hemos estado viviendo?
+VER MÁS
#Sociedad

Conversaciones en torno a la violencia

Lo cierto es que cuando la derecha promueve una medida coercitiva, lo mínimo es actuar con prudencia y leer y analizar lo que se lee.
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: Yo no fui

El rechazo a la admisibilidad de la Acusación, a pesar de cumplir con todos los requerimientos constitucionales para ser admitida, ha negado la posibilidad de que analizar la cuestión de fondo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El malestar con la élite política y la falta de representación

Popular

Tomémonos las calles con nuestras pañoletas moradas y verdes. Porque juntas somos más fuertes. Porque, como dice Rebeca Lane “Yo no elegí la guerra pero nací guerrera”
+VER MÁS
#Género

Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía

¿No sabían quién era? ¿No habían leído sus columnas? ¿No han visto sus intervenciones en otros programas de televisión? Era extraño. Estaban todos muy escandalizados de algo que era evidente que pa ...
+VER MÁS
#Política

El evitable show de Hermógenes en Bienvenidos

La violación de los Derechos Humanos “desordena” en vez de ordenar, atiza el fuego, asume que el orden se impone por terror, mediante el amedrentamiento
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos Humanos: ¿de qué estamos hablando?

Para esos 24 muertos, heridos y varios con pérdida ocular, incluso completa, no hay familia, no hay historias detrás
+VER MÁS
#Sociedad

La televisión volvió a su lógica