#Sociedad

Las sorprendentes cifras sobre el consumo de drogas entre escolares

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

el consumo anual de marihuana para el conjunto de los escolares entre octavo básico y cuarto medio se elevó bruscamente al 30,6%, mientras que el consumo de alcohol se mantiene en un 35,6%

De acuerdo al  Décimo informe sobre el consumo de drogas entre los escolares de Chile  (2011-2013), es sorprendente el resultado sobre un aumento del 57% en el consumo de marihuana entre escolares del país. En lo inmediato plantea dos reflexiones: de nada está sirviendo detener 85.000 personas al año por infracciones a la ley de drogas, lo que hace el 55% de todos los detenidos por todos los delitos en Chile -esto quiere decir que no hay ningún otro delito que tenga mayor preocupación y prioridad para el sistema penal- ; tampoco ha servido de nada que la marihuana esté en la lista uno de las sustancias psicotrópicas, lo que prohíbe su uso terapéutico e impide la rebaja de penas para quienes sean sancionados por traficar con ella.

El Décimo Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar (2013) tiene varios indicadores preocupantes, ya que el consumo anual de marihuana para el conjunto de los escolares entre octavo básico y cuarto medio se elevó bruscamente al 30,6%, mientras que el consumo de alcohol se mantiene en un 35,6%, en cambio el consumo de tabaco mantiene su tendencia decreciente con sólo un 7,3% – ha caído a la mitad en los últimos 10 años-, mientras que el consumo de cocaína está estabilizado en un 3,6% y el pasta base se mantiene en un 2,3%.

Pero para comprender el significado de esas cifras, bueno es comparar los consumos de alcohol y drogas de los escolares con los recogidos por el  Décimo Estudio Nacional de Drogas en  Población General (2012), tenemos que en éste, el consumo anual de marihuana es sólo de 7.1%, es decir el consumo escolar cuadruplica aquel, mientras que, y esto es lo sorprendente, el consumo de los adolescentes entre 12 y 18 años es de 6,7%, entonces hay una diferencia de cuatro y media veces entre el consumo escolar y el consumo adolescente, cuando se supone que son poblaciones similares, ya que casi toda la población escolar es adolescente y la mayor parte de estos están escolarizándose.

En el caso del consumo de alcohol, el escolar anual sería 63,0%, mientras que el de la población en general  es de 40.8%, entonces, el escolar sería un 54% mayor, en comparación con el adolescente, que sólo es de 18,1%, el escolar sería 3,5 veces mayor. En cocaína el escolar sería 3,6% y el adolescente 0,3%; en PBC el escolar sería 2,3% y el adolescente 0,2%. En tabaco el escolar es 41,3%, el adolescente 6,4% y el general 21,9%. Esta poca consistencia entre los consumos de la población escolar y el grupo etáreo que le corresponde debería ser aclarada por SENDA.

La explicaciones sobre altos consumos escolares son atribuidas en el estudio en referencia a una baja percepción del riesgo, a una fácil disponibilidad y acceso a ellas, a un bajo nivel de desaprobación parental ante su uso, a la venta y uso de drogas en los colegios y sus entornos,  a lo que últimamente se ha agregado el concepto de “despenalización social y cultural” de la marihuana como causa de la disminución de la percepción de riesgo entre los escolares y sus entornos familiares y sociales, debido a los debates internacionales y nacionales que han motivado la regularización de la provisión y consumo de la marihuana en la República Uruguay y en varios estados de los Estados Unidos de América.

Si realmente se quiere prevenir el consumo de drogas hay dos caminos de investigación a seguir: primero, saber cuál es la función de utilidad que las drogas tienen para sus usuarios, que necesidades les satisface y que deseos les gratifican a ellos, sólo se podrán proponer prácticas preventivas y terapéuticas si se sabe qué es lo que las drogas les da. Asimismo, segundo, debemos comprender cuales son los motivos por los cuales los usuarios de drogas tienen una baja tasa de adherencia a ellas. Si bien entre los escolares en alcohol solamente el 21,9% lo abandonó y en marihuana el 17,7% lo hizo, en cocaína el 40% la dejó y en PBC el 45% también. Pero, si verificamos las tasas de abandono entre la población en general, ya que al fin y al cabo los adolescentes escolares devendrán adultos, tenemos que 81% de quienes usaron cocaína alguna vez en su vida han abandonado su consumo, el 79% de los que usaron PBC han dejado de hacerlo y 69% de quienes usaron marihuana tampoco ya la usan; en cambio, solamente el 19% de los que usaros alcohol y el 34% de quienes fumaron tabaco dejaron de hacerlo. Aquellos que abandonaron el uso de las drogas prohibidas tienen saberes que son imprescindibles y que deben ser sistematizados para desde allí diseñar estrategias y programas de prevención de drogas que sean eficaces en sus resultados y eficiente en el uso de los recursos.

TAGS: #Marihuana Adolescentes Drogas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jose alejandro

29 de Julio

legalizar , legalizar nada mas, con altura de miras, con responsabilidad, con educacion, con una amplia discusion medica, legal, social, el estado debe tomar la iniciativa en este tema, secundado por las organizaciones sociales de prestigio y conocimiento cabal de lo que significa legalizar la yerba, si solo la yerba y no otras drogas. se evitarian a si a mi juicio muchos males de la sociedad actual como narcotrafico, violencia asociada, etc.

ropamovi

29 de Julio

Cuándo sea legalizada la marihuana el estado ahorraria en cárceles y lucha contra la delincuencia; así mismo recaudaria miles de millones de peso en impuestos aplicados al consumo de cannabis… Con toda es plata poder ahorrar para mejorar educación y salud…

30 de Julio

¡Ojo con las interpretaciones maliciosas de la famosa encuesta! Lo que dice es que la prevalencia año (o prevalencia anual) del consumo de marihuana en la población escolar aumentó del 19,5 % en 2011 al 30,6 % en 2013. Esto significa, suponiendo que la encuesta estuvo bien hecha, que aumentó en un 57 % la proporción de escolares que dicen haber probado marihuana al menos una vez (y seguramente, en muchos casos, por única vez) durante el último año. No dice nada acerca del consumo total. En este marco es muy decidor otro dato de la misma encuesta: el porcentaje de consumidores “de riesgo” habría disminuido del 15,5 % al 15,0 %, o sea que, estadísticamente, se mantuvo igual. ¡No nos alarmemos con lo que dice La Tercera!

dsadsafsafdafadsfsasadf

02 de Julio

gfewghfecyjcgfryjzxu4hu8oi4hysf es basura kakakakkakakakakkakakakakkakakakakaka ajjajajajajajajaj alchol para mi y muerte para ty
d3egigu0pcbhhh
g5ybujgouji7ju+}

j4ruvhyriucyvuyg

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

La música tiene importancia como fuente de educación. Marca tiempos y educa generaciones. Influye en la manera en la cual las personas hablan sobre sus ideas.
+VER MÁS
#Cultura

El reguetón como expresión cloacal de una cultura decadente

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad