#Sociedad

La risa: ¿remedio Infalible?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Cuando de niño caía en mis manos las Selecciones del Reader’s Digest lo primero que hacía era ir a la sección “La Risa: Remedio Infalible”.

Una sección divertida, quizás inocentona, jamas violenta, agresiva ni ofensiva.
Muy diferente son los “chistes” de Piñera, que bien podrían reunirse en un compendio y titularse “La Risa: ¿Remedio Infalible?”
Que por estas latitudes seamos poseedores de un humor rústico, primitivo, simplón, de cuneta, nada inteligente y la mayor de las veces grosero, pocos lo discuten.
Dejo aparte rutinas como las de Bombo Fica, verdaderas disquisiciones sociológicas muy estudiadas y elaboradas por equipos. Solo me remito a la “talla individual”, a la salida “espontánea”, al “chiste rápido”.
Es que el humor inteligente, que tanta falta nos hace, necesariamente camina junto con la ilustración, y como ejemplo de esto pudiera citar a Les Luthiers, y más cerca nuestro, a Pablo Araujo.
Pero Piñera simplemente no posee humor, y este rasgo suyo estriba en que es profundamente ignorante y con nula inteligencia emocional, otro ingrediente que no puede faltar a la hora de hacer reír. 

Ese es el referente humorístico de Sebastián Piñera. Ese es el nivel de "tallas" que el candidato recoge, espera el momento preciso y las lanza, causando el repudio de cualquier persona equilibrada, decente.

Sebastián Piñera podrá tener inteligencia matemática, especulativa, pero nada más. Carece de una cosmovisión que le ayudaría a entender el mundo, pues si la tuviera no tropezaría a cada rato como acostumbra a hacerlo.
Pero… ¡Cuánto quisiera el candidato tener humor¡
Entonces, Piñera no tiene más opción que copiar y adaptar a su realidad y circunstancias viejos chistes, tallas tontas que circulan y han circulado por patios de colegios, tabernas, estadios, etc. desde la creación del mundo.
(Me apartaré un poco del tema, a propósito de “adaptar a su realidad”.  Una vez, muy suelto de cuerpo, declaró: “cuando éramos jóvenes, en los veranos con el negro nos dedicábamos a hacer de estatuas humanas en la playa para ganar unas monedas”.
Veamos.
Para que coincida con la juventud del negro y la de él, esta acción artística debería haberse realizado entre los años 1967 o 68, digamos el negro con 13 o 14 años y Sebastián entre 18 y 19. Lamentablemente las fechas complotan en contra de su mentira pues esta es una moda que comenzó en el mundo unos 20 años después, por los 80′ y desembarcó en Chile a mediados de los 90′, cuando nuestro héroe ya hace años había dejado su huella en Talca y para nada necesitaba ganarse unas monedas en la playa.)
“Para mentir y comer pescado…”
Retomo.
Algunas perlas para una futura Antología: “La Risa, ¿Remedio Infalible?”
Machistas:
“Oiga (Piñera siempre comienza sus tallas con una “oiga”, asegurándose que va a ser escuchado) la primera vez que le abrí una Cuenta Corriente a Cecilia me reclamó: Sebastián, me llamaron del Banco porque no tengo fondos y aun me quedan un montón de cheques” Chiste machista, tan viejo como el hilo negro, adaptado para dejar a su mujer (y a todas las mujeres) en ridículo, como tonta.
Racistas:
En el campo se topa con un padre y su hijo rubio. Acaricia la cabeza del niño y comenta: “Que bueno que estén mejorando la raza”. En este caso pareciera que a Piñera le parece extraño, “un chiste”, la existencia de un niño rubio en el campo de Chile. O el “chiste” (sin que él se percate) es que simplemente es ciego a su entorno inmediato, pues es evidente que el no pudo “mejorar la raza”: sus 4 hijos no son rubios ni apuestos, ni siquiera bien parecidos, son menos que reguleques y harto “porfiados de cara”, como vulgarmente se denomina a la gente fea. Me quedo con que el “chiste” fue un boomerang.
Hirientes:
Cecilia Morel cumple 60 años y en un video familiar le dice: “Ya tenís 60 años”. Su compañera de vida le pregunta: “¿y qué tiene de malo cumplir 60?” Piñera responde: “es que nunca creí que fuera estar con una mujer de 60 años” Cecilia lo mira con incredulidad, en silencio y sus ojos buscan una respuesta. Pero Piñera calla: ya lanzó su artera ofensa que él juzgó chistosa, no puede retroceder y tampoco sabe disculparse.
En fin. No analizaré aquel abyecto del Sename, si, abyecto, pero si uno de antología referido a “las muertas y los vivos”, una clara alusión a una violación-violación, no de las “normales” como señalan en la derecha.
Aquel chiste lo reclamó como propio (ufano y orgulloso) un “genuino humorista”, Checho Hirane, una bolsa de mal gusto, idiotez, militarismo y tosquedad digno de estudio.
Para mejor entender a este referente humorístico de Piñera, nada mejor que recordar un episodio vergonzoso de hace unos 10 o mas años.
Compartía este Hirane un panel de conversación en el que estaba Felipe Avello (un tipo con gracia y chispa natural, de verdad). Se exhibe un video de un programa donde Avello besa en una plaza de población a una señora de alrededor 70 o mas años, poco agraciada, muy avejentada y con signos en su cara y cuerpo de una vida difícil, muy difícil.
Sin embargo esta ajada anciana (no me atrevo a utilizar el término decrépita) tenía un corazón de mujer joven intacto, y aquel beso de Avello le caló tan hondo que le fallaron las piernas y tuvo que buscar una banca cercana para reposar.
Sus ojos entreabiertos transmitían mil sensaciones que solo ella podría relatar, pero fue evidente que la mujer, esa señora fea volvió en un instante a ser una joven de 15 años a quien su pretendiente la sorprende con un beso y ella desfallece de emoción.
Para cualquiera que aprecie la belleza, que esté familiarizado con la buena lectura, las artes, en fin, que esté imbuido de espíritu humanista, este es un momento sublime, digno de un poema, o de un cuento, quizás la base para el guión de un film.
De esto se da cuenta rápidamente Avello quien comienza a acariciarla tiernamente, como a una madre, como a una abuela.
Pues bien, a la hora de comentar esta situación, Checho Hirane se despacha la siguiente frase, reflejando toda su bajeza moral y sacando afuera una vez más al imbécil que habita en él : “Te felicito…: ¡el estómago que te gastaí hueón¡”
Ese es el referente humorístico de Sebastián Piñera. Ese es el nivel de “tallas” que el candidato recoge, espera el momento preciso y las lanza, causando el repudio de cualquier persona equilibrada, decente. Este es el nivel de Sebastián Piñera, del hombre que quiere gobernarnos, del amoral que quiere conducir a Chile por segunda vez.
TAGS: #ChechoHirane #SebastiánPiñera Humor

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jls

30 de agosto

Pero si es remedio infalible, y además gratis, deberia procurar usarlo ojalá siempre ¿no le parece?. Por el artículo da la impresion que necesita un chiste muy sofisticado que cumpla una serie de condiciones para que usted se ria.

31 de agosto

La única condición sería que el chiste no dañe, como a menudo lo hace el ladrón del Banco de Talca.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero