#Sociedad

La peste

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Leer por segunda vez a los 63 un libro que devoraste a los 17, realmente es leerlo por primera vez. No abundaré más en esto pues muchos lo han experimentado y también muchos otros lo han descrito magistralmente.

Recorriendo estanterías en la antigua librería de viejos San Cristóbal de Av. Francia en Valparaíso me topo con: La Peste. Albert Camus. Editorial Sur, Buenos Aires. Quinta Edición, 14-Xll-1957. Valor: $6.000.-

Son 204 amarillentas páginas de 43 líneas cada una de una letra liliputiense que significa un esfuerzo hasta para los privilegiados de visión 20/20. Me estremezco con el relato del cual no haré análisis alguno. ¿Acaso estoy calificado para hacerlo? Además, prefiero quedarme con la vivencia personal, y, egoístamente, no compartirla. 


¿Debo yo ser el que rompa esa unión, esa ligazón sexagenaria? ¡Ni loco! ¿Por qué razón no lo hicieron las decenas de lectores que me precedieron?

Lo que motiva estas líneas es el final del libro, del libro físico, no de la novela, pues me faltan aún las 4 páginas finales por una razón (¿o sinrazón?) sorprendente.

Ocurre que esta edición, ¡De sesenta años!, que debe haber pasado por muchas manos (tiene líneas subrayadas, signos de expresión, comillas, etc. con grafito, tinta y pasta que dejan muy claro que más de un lector ha tenido), aún conserva un defecto de Imprenta: las páginas 201-202-203-204…¡están pegadas!

¿Cómo? Si, no leyó mal: pegadas. Si la página es un rectángulo A-B-C-D, la 201 con la 203 están enteramente unidas de B a C, o sea, de arriba abajo, quedando de esta forma solo unas pocas líneas del final en la 204 y totalmente oculta a la lectura, imposible de ser leídas, las 202 y 203. Incluso, la 204 y la contratapa se hallan aún unidas por aproximadamente por 1/6 de extensión en la parte superior izquierda, en A.

Entonces, ¿debemos concluir que nadie se atrevió nunca a deshacer este error de imprenta y terminar definitivamente de leer la novela? Es cierto que en la 199 Camus avisa que el relato ha concluido y el resto es un resumen que no conlleva mayor misterio aparte de constatar que el paranoico Cottard no acepta el fin de la peste y enloquece definitivamente, disparando a mansalva sobre inocentes transeúntes que celebraban eufóricos en las calles el término del encierro.

¿Debo yo ser el que rompa esa unión, esa ligazón sexagenaria? ¡Ni loco! ¿Por qué razón no lo hicieron las decenas de lectores que me precedieron? Tengo la respuesta, y no es otra que por la misma aprehensión que me consume e inhibe a poner fin a este error: al romper esas uniones, inmediatamente se incubará en mi cuerpo la semilla de la peste y brotarán, primero en la ingle y después bajo el cuello y axilas, dolorosos y nauseabundos bubones, infectándome por completo hasta, en menos de 48 horas, morir entre atroces convulsiones, delirando febrilmente tal como les sucedió a miles en Orán, tal como fue el final del extraordinario, sufriente y lúcido Tarrou…

TAGS: #LaPeste Literatura

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan M

07 de Diciembre

Yo fui obligado a leerme ese apestoso libro en mi época escolar, era 3ro medio, solo leerme la primera pagina causaba el mejor efecto que los somníferos, pero teníamos que leerlo, porque la prueba de Castellano era de ese libroasco, justo me llamaron para el servicio militar, estábamos bajo la dictadura militar, asi que había que presentarse no más. Cuento corto, tuve que esperar de pie desde las 07:00 de la mañana hasta las 14:00 horas, asi que aproveché de leerme La Peste de Albert Camus, terminé de leerlo y me llamaron a reconocimiento, apenas entre y vieron a un flacuchento con anteojos de poto de botella con el mentado libro, me hicieron las preguntas de rigor militar, el oficial nazi con pinta de CNI vio mi libro y me pregunto si había sido capaz de leerlo, le dije que si, me dijo que tomaras mis cosas y que me largara. No me acuerdo de casi nada del libro ni como me fue en la prueba, solo se que fue mi salvación.
Gracias, San Alberto, me salvaste de una, te debo un cirio.

07 de Diciembre

¡Que buena historia¡ Obvio que al milico le debe haber asustado tener en el cuartel a un lector de Camus: seguro corruptor de la tropa…
en dictadura se contaba este chiste:

-“¿sabe ud. por qué los milicos siempre patrullan de a tres?
-no, ¿porqué?
-porque uno sabe leer, el otro sabe escribir y el tercero vigila que estos dos intelectuales no se pasen a la izquierda…”

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La llegada del Covid-19 y su materialización a partir de las cuarentenas y el fantasma de la enfermedad fatal rompe el enunciado cortoplacismo pensante para enfrentar a todos por igual a la idea de la muer ...
+VER MÁS
#Sociedad

Filosofía y pandemia

Las candidaturas deberán revisar sus estrategias para poder expresar con mayor claridad sus ideas fuerza. Candidaturas que figuran en tercer y cuarto lugar, deberán arriesgar más, caso contrario su suert ...
+VER MÁS
#Política

El primer debate

No fue violencia. Creo que fue solamente una expresión de ira que no se pudo controlar. Parte fue mi culpa por seguir la discusión. La calle puede ser violenta, pero cuando es en el mismo hogar donde, en ...
+VER MÁS
#Cultura

Sus sensuales caricias

Después del debate, el tablero electoral empieza a moverse, y no terminará hasta la hora de la verdad. En esta ocasión los más beneficiados con el debate fueron Kast y Provoste
+VER MÁS
#Política

Esquirlas del primer debate presidencial

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática