#Sociedad

La pandemia y el reloj

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La pandemia fragiliza las estructuras de amparo provistas por la técnica, no al punto que pudieran hacernos dudar de su eficacia y necesidad, pero si a revisar algunas de sus orientaciones, aplicando criterios de asignación de recursos que se van cambiando aceleradamente.

Los próximos años presentarán escenarios con prioridades distintas. Dichas indicaciones pueden ser escuchadas y atendidas desde distintos ángulos y énfasis diferentes, pero se abrirá espacio para una obligada revalorización de los principales objetivos y reasignar los recursos disponibles. Estos cambios tomarán en consideración los recursos estratégicos, el trabajo, el conocimiento, la tecnología, los recursos naturales y la energía, gatillando transformaciones en múltiples ámbitos, a escala global, por regiones y países.


La lucha económica a nivel global y local revela que la economía más allá de las estridencias del conflicto se ha transformado en asunto estratégico y de supervivencia

Es posible que se destaque y adquiera mayor relevancia la calidad de la democracia y la mejora en las estructuras sociopolíticas con vistas a reducir las desigualdades, mejorando la calidad de vida de los sectores más vulnerables, reduciendo el consumo suntuario y los abultados excedentes de los más ricos. La crisis resalta la importancia estratégica de estas desigualdades demostrando la dependencia interpersonal y los impactos transfronterizos de estos desequilibrios.

Se hace evidente que quedarse atrás, marginado de los centros de poder y de mayor desarrollo ya no es sólo cuestión ética, sociopolítica o económica. La pandemia demuestra que esta condición entraña una fragilidad estructural que puede llegar a proyectar sus efectos más allá de lo local, contaminando a sus vecinos, fragilizando la región y abriendo flancos de eventuales riesgos para toda la humanidad.

La generación, el patrimonio, la utilización de los recursos y las cuestiones claves de su distribución adquieren nuevas determinaciones. La pandemia obliga a cuestionar la economía a mayor profundidad.

La lucha económica a nivel global y local revela que la economía más allá de las estridencias del conflicto se ha transformado en asunto estratégico y de supervivencia. No sólo determina la salud y seguridad individual, grupal o de países, sino que ha llegado a alcanzar el nivel más alto, el nivel existencial, la supervivencia misma de la humanidad.

La civilización global es un hecho, una realidad, donde la fortaleza o debilidad de sus eslabones condicionan la salud, la seguridad, la vida y la supervivencia de algunos, de muchos o de todos. Esta contigüidad y continuidad es real y objetiva, aunque subjetivamente no se reconozca. Es cuestión de tiempo que llegue a este nivel de conciencia, que se haga masivo y sus efectos se hagan carne en la esfera real.

A diferencia de los griegos que llamaron economía a “la administración de la casa”, ya es hora de ampliar su alcance entendiéndola como ciencia de administración de la tierra – hábitat de la humanidad”, o más directamente dados los últimos sucesos, “ciencia de supervivencia de la humanidad”.

 Cada día que pasa hay mayor evidencia que sobrevivir constituye una auténtica hazaña. La pandemia del coronavirus es una señal inequívoca e inevitable, una gran lección de este último “gran maestro” de la vida.

El calentamiento global puede llegar a ser aún más elocuente. Aunque su solución sea menos urgente que la pandemia en este momento, es un problema más global, de raíces más profundas, de efectos más catastróficos y más difícil de sortear o resolver por el camino que vamos.

La ciencia económica que se requiere está bastante lejos de lo que se usa en todas partes. Constituye un claro indicador de atraso científico, signo de los tiempos, cuando enfrentamos alertas y situaciones de alto riesgo que banalizamos, aunque cuestionan en profundidad nuestra continuidad como especie. Pongamos a la hora nuestros relojes vitales. El atraso puede sernos fatal.

 

TAGS: #Coronavirus #EconomíaMundial #Pandemia Globalización

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Ac­tual­men­te se pu­ri­fi­can dia­ria­men­te 130 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos, uti­li­zan­do unas 21.500 plan­tas desa­li­ni­za­do­ras, que ope­ran en más de 130 paí­ses.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Desalinización de aguas: ¿Es una respuesta adecuada a la escasez del recurso hídrico?

La escritura es la expresión de mi alma, pero la pintura es la realización de mi espíritu. Quien quiera conocerme solo tiene que ver mis pinturas, me conocería mejor que conversando conmigo en persona.
+VER MÁS
#Cultura

La resistencia a través de la escritura y el arte

Cada septiembre tiende a repetirse la implementación de una suerte de estrategia de la desmemoria. En vez de avanzar más profundamente en verdad y justicia, no, hagamos como si no fue tanto la cosa
+VER MÁS
#Sociedad

La desmemoria como estrategia

Para los ciudadanos, la falta de democracia significa no ser escuchados, ver que las decisiones se toman sin consulta, lo cual va mucho más allá del dato ciudadano/electoral constituido en el momento úni ...
+VER MÁS
#Política

Otra democracia es posible

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Emulando la canción de John Lennon, de estas dos crisis debe surgir una sociedad mejor y más solidaria, con un capitalismo renovado inclusivo y sostenible. 
+VER MÁS
#Sociedad

La única forma de superar nuestros desafíos es trabajando juntos