#Sociedad

La otra juventud o el baile de los que sobran

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Un gran desafío, para grupos juveniles de izquierda y progresistas, es visibilizar y representar de manera preferente a los jóvenes de los sectores populares excluidos de nuestro país, levantar su representación y subjetividades.

“había tanto sol / sobre las cabezas / y no fue tan verdad / porque esos juegos / al final / terminaron para otros / con laureles y futuro /y dejaron a mis amigos / pateando piedras” (Los Prisioneros).

De acuerdo a datos oficiales de la OIT, existe en Chile un 26% de población entre 19 y 30 años, conocidos comos los “jóvenes NI-NI”: Ni estudian Ni trabajan, constituyendo un flujo de exclusión que es heredado y transmitido por generaciones.

Los jóvenes trabajadores, relacionados con el mercado laboral no profesional, acceden a los trabajos más pesados desde un punto de vista físico o psicológico, y con las peores condiciones de remuneración. De acuerdo a estudios de La Fundación Sol, un 75% de los jóvenes entre 15 y 24 años tienen ingresos menores a 230 mil pesos. El subempleo (empleos endebles que son los primeros en “evaporarse” en caso de crisis) representa a un 50% de los trabajadores jóvenes part time. Esto agravado por la cesantía juvenil, que de acuerdo a reportes emanados por la CEPAL y OIT para el año 2012, alcanza en Chile un 16,3%, más de tres veces la tasa del grupo mayor a 25 años (4,9%).

De estos jóvenes y de esta juventud poco conocemos y re-conocemos. Menos de la posibilidad de representarlos y situarlos como sujetos.

El vigoroso movimiento estudiantil y la demanda por una educación gratuita y de calidad, ha tenido un feliz éxito, en términos de agenda pública, no solo referido al mundo de la educación, sino también como sujetos sociales y agentes políticos. Sin embargo, el tema juvenil, no comienza ni termina en el mundo estudiantil, ni en las diversas inquietudes de las juventudes políticas de todo el espectro nacional.

Existen también, al menos, estas otras “juventudes”, por mencionar algunas, con otras identidades, cultura, realidades y preocupaciones. Juventudes que no están invitados al baile de los que los son más protagonistas, y son invisibles ante los ojos del mundo público: Los/as jóvenes y la juventud de los sectores populares.

Es en estos jóvenes donde la discriminación social opera con mayor ímpetu. Están fuera de todo tipo de mercado y escenario económico, político, cultural. Es decir, fuera de su representación social, y excluidos además de todo espacio de participación, siendo muchas veces estigmatizados por pertenecer a grupos vulnerables de la población.

La desigualdad de ingresos está íntimamente vinculada a desigualdades en el ejercicio de derechos y en el acceso igualitario de grupos históricamente marginados del desarrollo. Esta desigualdad de oportunidades se traduce también en obstáculos a las opciones de vida de los y las jóvenes de los hogares con menores ingresos, concentrados geográficamente a su vez en la periferia de los grandes centros urbanos y en algunas zonas rurales con alta concentración de población indígena. Desde un enfoque de género, las desigualdades que afectan negativamente a mujeres jóvenes interactúan y potencian la trama de desigualdades socioeconómicas que afecta a la población juvenil en el país. Para ellos las acciones del sistema no varían de la eterna dualidad; mercado cruel y represión.

Un gran desafío, para grupos juveniles de izquierda y progresistas, es visibilizar y representar de manera preferente a los jóvenes de los sectores populares excluidos de nuestro país, levantar su representación y subjetividades. Y reconocer a estos jóvenes,  en nuestro discurso y demandas. Pero no como quien describe un paisaje o una realidad de la naturaleza, sino  reconocerlo como sujetos, productos y representantes de una cultura claramente identificable, con  sueños, dolores y también esperanzas, muchas de las cuales son también esperanzas nuestras, para sacudirse de ese espeso manto de quien piensa que la realidad es esa y no hay más.

No podemos olvidar esta parte de la realidad juvenil, en especial todos aquellos que aspiran a representar el mundo juvenil. Nuestra opción preferencial, como pertenecientes a fuerzas progresistas debe estar enfocada a aquella juventud más vulnerable y popular, no solo para representarla, sino también para aprender de sus sueños y capacidades.

“La juventud debe entender su obligación de ser joven. Y si es estudiante, darse cuenta que hay otros jóvenes que, como él, tienen los mismos años, pero que no son estudiantes. Y si es universitario, con mayor razón mirar al joven campesino o al joven obrero, y tener un lenguaje de  juventud, no un lenguaje sólo de estudiante universitario, para universitarios” (Salvador Allende).

————

Foto: Mangosta 77 / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jose-luis-silva

21 de Enero

Interesante artículo. Desgraciadamente el mundo autodenominado “progresista” se dedica a temas educación o reformas a la institucionalidad, asuntos bastante alejados de grupos marginados y es batante discutible que tanto se los ayudará a ellos al definir esas cosas de una u otra forma.

La gente de izquerda deberia tener un comportamiento solidario en lugar de hablar.

Saludos

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

En poco tiempo de mandato, el gobierno viene acumulando una cadena interminable de errores que hasta sobrepasa las peores previsiones que se tenían sobre él
+VER MÁS
#Internacional

Un país movilizado contra la barbarie

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador