La Navidad de las piedras - El Quinto Poder
#Sociedad

La Navidad de las piedras

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Todos pasamos, mejor dicho, toda familia pasa por años malos. Sin embargo, para la nuestra, 1999 no fue malo, si no atroz.

En menos de seis meses perdí a mi madre, trabajo, casa, auto, colegios y U. pagadas, etc. Era el tiempo de la llamada “crisis asiática”, que en nuestro caso bien pudo ser, quizás, lo más parecido a La Peste, el magistral y aterrador relato de nuestro venerado Camus.

Es muy cierto que en nuestro caso jamás acostumbramos a nuestros hijos a recibir decenas de regalos, pero, entre estar acostumbrados a la moderación y de una navidad a otra caer en la nada, en la carencia absoluta, existe una diferencia que, quieras o no, te golpea con violencia.

Días antes de nochebuena, recuerdo haberme encontrado unas monedas de $10.- en una chaqueta vieja que me alcanzaron justo para una ampliación de “IF” de Kipling, la que pegué en una cartulina y fue el regalo que hice a mi hijo menor, de 16 años en ese tiempo. 


Mentiría si, para adornar el relato y dejarlo al nivel del Reader's Digest o de matinal cebollento, dijera que fue “la mejor Navidad” o una “gran Navidad”, sencillamente fue “la Navidad de las piedras”.

Pero el regalo que más impactó a la tribu, el que definitivamente ayudó a sobrellevar aquella repentina y desconocida miseria fue el de nuestra hija mayor, hoy una profesional de los números que aún no percibe a la inmensa y creadora artista que duerme en su interior.

De un montón de huevillos en las afueras de una construcción eligió cinco, las mejores cinco piedras que ella consideró ideales para recibir, para que en ellas fueran estampados madre, padre, hermana, hermano, y ella misma.

En la más grande pintó mi cara, perfectamente. En otra más pequeña, a su madre, a la que agregó unas lanas amarillas que reflejaba fielmente el peinado de ella en ese tiempo. En otra, a su linda hermana menor. En una totalmente ovalada, a su hermano, pero no con su rostro, si no con la reproducción del “El Grito” de Munch, pues era el retrato que siempre estuvo en la pared de su cuarto y que lo identificaba plenamente a él. Finalmente, ella, también hermosa, de pelo castaño claro (sin Tío Nacho) y lentes.

¿Y qué fue de las piedras? Se fueron perdiendo. En un jardín, en un closet, quizás en el interior de una caja que terminó en la basura. Quién sabe. Pero de donde no se extraviarán nunca es desde el más profundo ser de cada uno de nosotros cinco: ahí morarán por siempre.

Mentiría si, para adornar el relato y dejarlo al nivel del Reader’s Digest o de matinal cebollento, dijera que fue “la mejor Navidad” o una “gran Navidad”, sencillamente fue “la Navidad de las piedras”, una experiencia de vida que recomiendo sinceramente a todos aquellos que tienen internalizado que “más” es “mejor” y que tras esa falaz quimera llenan con ansias y febril demencia los malls, endeudándose hasta el próximo diciembre.

¿Por qué mejor no buscan una sencilla piedra donde pueda estar oculto rostro y alma de cada uno de sus seres amados? ¿Existe una razón convincente para no intentarlo?

TAGS: #CrisisAsiatica #Navidad Consumismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
kjdflkgjldkf

30 de noviembre

Tengo una gran conclusión para ti. Si no tienes dinero, inventa una forma de hacer un regalo. Segundo si algo tienes, y si quieres comprar algo, hazlo. Tercero si tienes dinero extra, y crees que no lo necesitaras porque ya tienes demasiado, gástalo si quieres.

Osea, las personas pasan por máximos y mínimos económicos e torno a las navidades.

Navidad:

La Navidad (en latín: nativitas, ‘nacimiento’)?, también llamada coloquialmente «pascua». Es una de las festividades más importantes del cristianismo, junto con la Pascua de resurrección y Pentecostés. Esta solemnidad, que conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén … …

Luego, estabas de fiesta celebrando el nacimiento de Cristo, o Jesucristo, o el Salvador, o el Principe de Paz, o el León de Juda, o el Hijo del Dios Altísimo, en Belén.

Luego crees en Dios.

Si crees en él, tal vez eres su hijo.

Si eres su hijo, eres heredero y coheredero de todo lo que existe…

Luego, ¿te deprimes por no regalarle a tu quinceañero su primer Ferrari, o algo semejante, en el día que celebras la conmemoración del nacimiento del Verbo de Dios?…

(Veo cierta incongruencia en alguna parte, tuya o mía, que me hace sonreír…)

30 de noviembre

¡Plop¡

jklfdjgkldf

02 de diciembre

¿Exijo un explicación!

05 de diciembre

mmm, la mía fue hace unos años atrás, 4, 5 años, no quiero acordarme mucho porqué, pero tb estaba pobre de dinero, pero había rescatado del closet de mi mamá unas piedras preciosas para hacer macramé y les hice collares a mis hermanas y mi mamá, una de ellas quedó llorando, en fin, a veces es bueno poder hacer algo con las manos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La protección de los derechos humanos y la protección del planeta son dos caras de la misma lucha. El cambio climático exacerbará las desigualdades existentes.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los países ricos no pueden seguir fingiendo que el Cambio Climático no los afecta

Con lo poco que poseen y con lo mucho que se desarrollan, “no importa la sala de clases, lo que importa es el libro que lees”, me dijeron.
+VER MÁS
#Sociedad

Alamar, descripción de una comuna Cubana.

Contar con una mayoría electoral y parlamentaria es condición necesaria, pero en ningún caso suficiente para emprender un programa de reformas que aspirasen a alterar las bases sobre las cuales se susten ...
+VER MÁS
#Internacional

Recordando el ocaso de la Primavera de Praga

La idea de un Museo de la Democracia, donde los ciudadanos podamos ver como han evolucionado los primeros postulados en Atenas sería interesante
+VER MÁS
#Política

Izquierda y democracia

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Intentar enseñar, sin saber como funciona el cerebro, será algo así como diseñar un guante, sin nunca antes haber visto una mano
+VER MÁS
#Educación

Las neurociencias y la epigenética: Claves para entender el aprendizaje

Que el dolor que hoy Chiguayante tiene, sea para Chile el punto de partida para comenzar a construir una sociedad más justa y agradecida con aquellos que dieron toda una vida para hacer realidad el present ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Chiguayante tiene una pena y Chile una deuda