#Sociedad

La derecha y la asamblea constituyente

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Por qué se oponen algunos a una nueva constitución para Chile?

En este tiempo hemos, y seguiremos, escuchando muchas razones para oponerse a la creación de una nueva constitución. Algunas de tipo legalista (la actual Constitución no permite convocar una asamblea constituyente) y otros de tipo pragmático (esta Constitución ha dado estabilidad y no es conveniente introducir incertidumbre).

¿Son estas buenas razones para no cambiar la Constitución? No. No son buenas razones. Y no son buenas razones porque son razones simplistas y superficiales. Es decir, no explicitan las verdaderas razones que explican la oposición a una nueva constitución.

La razón por la que la derecha se opone a una asamblea constituyente radica en el reconocimiento de que “no se trata (sólo) de cambiar un documento”. Se trata de, a través de una nueva constitución, empezar a enmendar o corregir la visión filosófica que orienta las instituciones políticas y económicas de Chile. Hay que recordar que la dictadura transformó el espíritu de la sociedad chilena por la fuerza. En nuestro país no sólo se impuso un nuevo sistema político. Se impuso una visión del ser humano y de la sociedad que, hasta el día de hoy, afecta la forma en que conceptualizamos la idea de “país”.

Es por esto que, recordemos, a la derecha le cuesta tanto pedir perdón por haber apoyado una dictadura que tuvo como política de estado violar los derechos humanos de miles de compatriotas. Les cuesta porque pedir perdón por haber hecho caso omiso de esas violaciones implica pedir perdón por todo el sistema que se erigió sobre esos crímenes. Las fundaciones de este sistema son los cuerpos de miles de chilenos que fueron víctimas de la dictadura. Es una cruel realidad que muchos prefieren no ver. Entonces para evitar tener que disculparse por la instauración del actual sistema político-social, evitan pedir perdón por los crímenes cometidos.

Así fue como se impuso la actual Constitución: por la fuerza. Fue impuesta sobre la sangre de miles de chilenos. E, ironía de todas las ironías, instauraron esta Constitución desde fuera de toda institucionalidad. Por eso lo más paradójico es que ahora son ellos mismos los que pretendan defender la estabilidad institucionalidad arguyendo que no es legítimo cambiar la Constitución desde fuera de la institucionalidad. Es un discurso muy extraño. Cómo son capaces de resolver esta disonancia cognitiva, no lo sé.

Pero para evitar la falacia tu quoque, no se trata de justificar una vía “extra-institucional” para cambiar la Constitución argumentando que esta Constitución también fue impuesta por una vía “extra-institucional”. No se trata de decir “ellos lo hicieron así (por la fuerza) por lo tanto también lo haremos así”. De lo que se trata es de pedir consistencia y de constatar que cuando esa consistencia no existe entonces no queda más remedio que sospechar de la sinceridad de sus argumentos. La otra opción es pensar que no son capaces de pensar coherentemente.

Dado que como sector político se opusieron y se siguen oponiendo a la idea de pedir perdón (el perdón equivale a reconocer un error y desear enmendarlo), entonces están reconociendo que estuvo bien imponer un sistema político en Chile por la fuerza. Por lo tanto no hay nada malo en, dicen, imponer sistemas institucionales por la fuerza. Eso fue lo que se hizo en Chile y ellos lo apoyaron y lo siguen apoyando.

Entonces, si según ellos no tiene nada de malo imponer sistemas políticos por la fuerza, ¿qué tiene de malo instaurar un nuevo sistema político sobre la base del consenso, el diálogo, la participación y la democracia? ¿Acaso se pueden imponer constituciones por la fuerza pero no se pueden crear constituciones nuevas por medios democráticos? ¿Será eso lo que realmente piensan? ¿Qué la fuerza es preferible sobre el diálogo? ¿Cómo explicar que el sector que avaló el uso de la fuerza ahora se oponga al uso del diálogo? Se puede explicar porque esta actitud aparentemente contradictoria revela algo fundamental acerca del carácter de nuestra derecha criolla. Revela los rasgos prepotentes, elitistas y autoritarios que permea su pensar. Y son estos rasgos los que les permiten afirmar que una constitución impuesta a la fuerza desde fuera de la institucionalidad es legítima, pero llamar a una asamblea constituyente que reúna a la sociedad civil en un gran acto democrático es ilegítimo. Vaya los valores que tienen.

Los que se inclinan por una asamblea constituyente jamás han insinuado que una minoría va a imponer un sistema a la mayoría. Muy por el contrario: en una hipotética asamblea constituyente van a participar amplios sectores de la sociedad (incluyendo a los exponentes de esta forma de pensar elitista y autoritaria) y se deberá llegar a un consenso. Y la legitimidad final la entregaremos todos los chilenos a través de un gran acto cívico y democrático.

*Columna publicada originalmente en Cambio 21

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
jose-luis-silva

16 de octubre

Mire señor, si tiene una constitución mejor, simplemente propongala, defienda sus puntos y si la mayoria la prefiere se reemplaza y listo.

Jamás han propuesto una constitución. Basurearon la del 25 sin ser capaces de proponer otra a cambio para que el pais la pueda leer, discutir y aprobar. A lo mas propusieron una Asamblea Constituyente, un viejo engendro comunista para dar por aprobada una constitución sin que nadie la lea.

Tuvieron que aparecer los milicos para redactar, proponer y aprobar otra constitución. Tambien se negaron a colaborar en hacerla, menos fueron capaces de proponer otra para que sea aprobada por la ciudadania. Hasta el dia de hoy su «capacidad intelectual» se limita a cuestionar todo sin proponer nada. El máximo a que son capaces es la cuchufleta de la Asamblea, eso es el climax de su «intelecto democrático».

Deberia gracias que existe la derecha o no tendria absolutamente nada señor.

24 de octubre

Engendro frances, la Asamblea Constituyente es un engendro frances, y es de antes que papa Marx y mama Marx tuvieran sexo y de eso naciera Carlitos.

Los unicos que basurearon la Constitucion de 1925 fueron precisamente los partidos de derecha y la DC (como siempre atornillando al reves), no la gente, porque sí fue una Constitución redactada tras los aportes hechos en una Asamblea en que participaron todos los partidos politicos (incluso los comunachos), representantes de las organizaciones sociales y hasta los milicos, porque claro ¿como habriamos tenido Constitucion de 1925 si en 1924 no hubieran amenazado con cortarles la cabeza a los congresistas? José Maza Fernández solo organizo las propuestas mas aceptadas… ¿Y sabe lo ironico? Es que es lo mismo que se esta pidiendo ahora, o sea, congregar a representantes de todos los ordenes sociales para que todos propongan sus ideas para una Constitucion que represente a los chilenos… y no solo al tio Jaime y sus boys. Por eso estan chillando los de derecha y la DC, otra vez, porque les encanta hacer las cosas a puerta cerrada y a escondidas, con letra chica y condiciones.

Y sí, hay que dar gracias porque existe la derecha. Sin las embarradas que se ha pegado sobre todo estos ultimos dias, la campaña electoral habria sido mucho mas aburrida. Siempre se necesitan a los payasos 🙂

servallas

24 de octubre

A veces me pregunto ¿ porqué la ideología envenenan la mente?, ¿que pasa en las aulas universitarias de las carreras del área de las ciencias sociales? ¿ nunca contrastan realidades?. El grupo de ideologos que generan los paper que hay que estudiar ¿son una camarilla?. Digo esto porque este artículo es propio de alguien que se creyó todo el cuento ideológico, se puso gafas que ven todo en un sólo color, le quitó a la vida su diversidad. Quizás algún días tengamos personas que piensen más allá del veneno ideológico que nos legaron varias mentes enfermas del siglo XIX y XX. No, no a tu guerra de trincheras entre izquierdas y derechas, si a la vida, a la diversidad, al respeto al otro, a la buena onda, al cariño natural, al emprendimiento, a las ideas, a la solidaridad.

ana maría

20 de octubre

A tu curriculum se te olvido agregar que eres claramente comunista.

ana maría

20 de octubre

según punto de vista sectarista !

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?