#Sociedad

¿La crisis afecta relación entre el sistema económico y la democracia?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Interpretaciones sobre el actual estadio del capitalismo histórico: ¿En qué medida la crisis del capitalismo afecta las relaciones entre el sistema económico y la democracia?

“Aunque algunos autores sostienen que la crisis no conducirá necesariamente a la caída del capitalismo, auguran significativas reformas que pueden definirse como respuestas socialdemócratas congruentes con la envergadura de la crisis. En esta entrega destacamos el análisis de Ernesto Ottone, Agustín Squella, Saskia Sassen y Eugenio Tironi”.

En la entrega anterior comenzamos a desarrollar la conceptualización de la crisis formulada por varios intelectuales chilenos y extranjeros, algunos de ellos vinculados al Foro Valparaíso y a Puerto de Ideas, como se indica más adelante en cada caso.


Otros problemas que deberían debatirse en el proceso constituyente son las ventajas sociales y económicas de la descentralización de las políticas económicas y sociales.

Aunque algunos autores sostienen que la crisis no conducirá necesariamente a la caída del capitalismo, auguran significativas reformas que pueden definirse como respuestas socialdemócratas congruentes con la envergadura de la crisis. En esta entrega destacamos el análisis de Ernesto Ottone, Agustín Squella, Saskia Sassen y Eugenio Tironi.

Ernesto Ottone enfatiza la necesidad de evitar un retroceso civilizacional. En el debate público no se releva la “dimensión profunda de desolación por la que atravesamos, de la huellas y heridas que dejarán en nuestras vidas y el mundo”. En un mundo más duro y más pobre, con menos certezas y con más riesgos debemos impulsar cambios en nuestra convivencia, uso de recursos y sentido de la justicia, cohesión social y políticas redistributivas que morigeren la desigualdad. Si así actuamos evitaríamos un retroceso civilizacional y una consecuente decadencia. El cambio constitucional debería ser una gran oportunidad para que el retroceso no se convierta en decadencia.

Agustín Squella advierte con gran preocupación que el funcionamiento de la democracia en la mayoría de los países estaría afectado de una manera importante por el sistema capitalista. En el penúltimo capítulo de su nuevo libro escrito antes de la pandemia, Democracia ¿Crisis, decadencia o colapso? señala que la caída en la adhesión a la democracia no tiene que ver con un rechazo a sus características como forma de gobierno, sino con “la manera como ella funciona en la mayoría de los países. La democracia estaría afectada de una manera muy importante por el sistema capitalista, el cual “no simpatiza especialmente con ella” ya que muchas veces se muestra “dispuesto a corromperla si eso favorece los negocios y la codicia de los agentes económicos más relevantes”.

Saskia Sassen sostiene que el capitalismo carece de competencias para enfrentar la crisis causada por la pandemia. Entre ellas resalta los problemas que hoy enfrenta la cooperación internacional y en especial la incapacidad de los gobiernos para impedir que algunas grandes empresas paguen impuestos en sus respetivos países y poder así contar con recursos que permitan enfrentar mejor la crisis de la pandemia. El capitalismo genera riqueza pero su racionalidad extractiva causa importantes pérdidas a los sectores más modestos de la población. Sin perjuicio de aceptar que la eliminación de este sistema es muy difícil y que aún le quedaría mucha vida, es posible tratar de moderarlo para controlar la “brutalidad” que muestra al perseguir un interés exclusivo en la maximización de sus ganancias.

Además, debemos recuperar más claridad con respecto del papel del Estado para cubrir tanto las necesidades básicas de los individuos y la sociedad.

Otro problema muy grave es el tránsito de la democracia liberal en una época de decadencia. No tenemos certezas sobre la forma en que vamos a salir de esta situación. Debemos repensar lo que significa vivir en sociedades cada vez más tecnologizadas y con economías muy complejas, donde ningún actor puede manejar totalmente el poder y menos controlarlo. Lo cierto en todo caso es que ningún sistema de poder político ha durado para siempre, y tampoco debemos de pensar que aquello ocurrirá con la democracia liberal. En un periodo de inestabilidad como la hora actual necesitamos desarrollar nuevas lógicas para manejar nuestras economías y sociedades.

Eugenio Tironi concebía el plebiscito en abril de 2020 como una respuesta a las deudas del pasado, una oportunidad para mirar el futuro y forjar una gran mayoría en favor del apruebo. Una visión futurista podría romper las fronteras del pasado, superando los paradigmas históricos para dar paso a una gran mayoría social cultural y electoral por el apruebo. Esta mayoría podría llegar a ser tan amplia como la que posibilitó la transición a la democracia.

Las divisiones con respecto al papel del Estado en la vida económica y en el ámbito de la política social se habrían retirado transformándonos a todos ahora en socialdemócratas.

Viejas y nuevas desigualdades. Las viejas desigualdades entre trabajadores e intelectuales y en el acceso a los servicios básicos son problemas que deberían asumirse junto con las nuevas desigualdades provocadas por las transformaciones tecnológicas en el ámbito laboral. Estas causan efectos contradictorios como el aumento de la productividad, por una parte, y el desempleo en algunos sectores, tales como servicios, transporte y servicio, por otra. En este caso hay que considerar el tránsito de los subsidios de emergencia a un ingreso básico universal.

Otros problemas que deberían debatirse en el proceso constituyente son las ventajas sociales y económicas de la descentralización de las políticas económicas y sociales. La comuna y la región facilitarían la participación y transparencia, lo que a su vez afirma la identidad local y los procesos productivos y la realización de las políticas sociales.

Un impulso a la economía verde. La pandemia no hará caer al capitalismo, pero podría promover transformaciones profundas como el relanzamiento de una economía verde, disminuyendo de esta forma la dependencia de las energías fósiles y sus nefastos efectos.

El proceso constituyente es una gran oportunidad para discutir parte importante de estos temas que hoy destacan en la agenda mundial y de esta manera iniciar la formación de un pacto capaz de proyectar el futuro de Chile apoyado por una amplia mayoría.

TAGS: Capitalismo Crisis

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Ac­tual­men­te se pu­ri­fi­can dia­ria­men­te 130 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos, uti­li­zan­do unas 21.500 plan­tas desa­li­ni­za­do­ras, que ope­ran en más de 130 paí­ses.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Desalinización de aguas: ¿Es una respuesta adecuada a la escasez del recurso hídrico?

La escritura es la expresión de mi alma, pero la pintura es la realización de mi espíritu. Quien quiera conocerme solo tiene que ver mis pinturas, me conocería mejor que conversando conmigo en persona.
+VER MÁS
#Cultura

La resistencia a través de la escritura y el arte

Cada septiembre tiende a repetirse la implementación de una suerte de estrategia de la desmemoria. En vez de avanzar más profundamente en verdad y justicia, no, hagamos como si no fue tanto la cosa
+VER MÁS
#Sociedad

La desmemoria como estrategia

Para los ciudadanos, la falta de democracia significa no ser escuchados, ver que las decisiones se toman sin consulta, lo cual va mucho más allá del dato ciudadano/electoral constituido en el momento úni ...
+VER MÁS
#Política

Otra democracia es posible

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Emulando la canción de John Lennon, de estas dos crisis debe surgir una sociedad mejor y más solidaria, con un capitalismo renovado inclusivo y sostenible. 
+VER MÁS
#Sociedad

La única forma de superar nuestros desafíos es trabajando juntos