#Sociedad

La comezón del bicentenario

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ya está terminando Septiembre, Aún cuando técnicamente podemos celebrar nuestro bicentenario todo este año, inevitablemente asociamos  este mes con la fiesta y celebración más significativa.

¿Cuál es la sensación en este momento? Tiendo a pensar que el bicentenario tiene un dejo amargo. Hay algo que no nos termina de convencer. Si miramos algunos indicadores macroeconómicos, nuestra infraestructura, el posicionamiento internacional, nos sentimos contentos y orgullosos, pero cuando miramos hacia adentro y vemos el enraizado conflicto mapuche, el desprestigio de la política, los nulos avances en distribución del ingreso y mejora de la educación nos sentimos incómodos y decepcionados.

Tengo la impresión que, como país, estamos desconcertados, descentrados, una especie de comezón del séptimo año o crisis de los 40. La sensación de haber avanzado, pero que ese avance es insuficiente y que hay grandes proyectos que no hemos podido abordar de manera exitosa y que no es claro que podamos resolver.

Cuando éramos niños imaginábamos que en el año 2010 las cosas serían muy distintas. Probablemente, que andaríamos en autos que vuelan, que podríamos viajar a la luna. Nos imaginábamos una fecha muy lejana, casi inalcanzable.

Hoy ha llegado ese momento y nos damos cuenta de que en algunos campos se ha avanzado mucho más de lo que imaginábamos, pero en otros las cosas no son muy distintas de lo que pasaba hace 30 ó 40 años.

Al mirar los actos de celebración del bicentenario no puedo dejar de pensar en los desafíos que tenemos como país y en el rol que le cabe al gobierno, a la oposición y a la sociedad civil. En el liderazgo que se necesita para avanzar más decididamente hacia la solución de los grandes problemas que aún tenemos.

Evidentemente carecemos de liderazgos que nos convoquen y movilicen. Cada uno se ha replegado a su casa, a su trabajo, partido, iglesia o asociación y estamos cayendo en el peor escenario: buscar soluciones particulares a problemas que nos son comunes.

Todo liderazgo debe dar sentido, tener influencia y obtener resultados. El gobierno ha puede mostrar algunos resultados y cierta capacidad de influencia, pero adolece de sentido, de proyecto de país. No basta con un conjunto de proyectos, se necesita el alma que aglutina esas actividades y metas.

Esa carencia de sentido, de sueño, de relato, es lo que nos está pasando la cuenta como país. No podemos celebrar tranquilos, principalmente por que no está claro hacia dónde vamos. La respuesta de ser un país desarrollado no es suficiente, necesitamos un sueño de país que nos convoque y movilice, por el que valga la pena trabajar y luchar.

———————————–

Foto: monky.cl / Licencia CC

 

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Nuevos

Esta nueva fórmula dentro del actual modelo neoliberal puede llevarnos simplemente a un ajuste del mismo producto de la coyuntura político social, pero en ningún caso significa dejar atrás el modelo imp ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo gatopardismo: Estado subsidiario y solidario

Con estos resultados se puede afirmar que Bolivia se encuentra en un equilibrio político electoral aún explosivo, ya que sin perjuicio de que se ganó en primera vuelta, con un amplio respaldo en la Asamb ...
+VER MÁS
#Internacional

La geografía de poder boliviana, en la búsqueda del ¿equilibrio?

La actual generación de adultos es la última que puede hacer algo y de no actuar, quienes hoy son menores de 30 años serán los realmente afectados y lo más grave, no podrán hacer nada. ​
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Olvidar la Crisis Climática puede ser mortal

Los jóvenes de hoy probablemente valoren más la libertad, pero también son cada vez más conscientes de que en su nombre se han permitido los abusos de un sistema que desoye las demandas de la mayoría y ...
+VER MÁS
#Política

Crítica a la visión de Carlos Peña sobre el resultado del plebiscito

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad