#Sociedad

La Catalana

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Subiendo por avenida Francia en Valparaíso, casi al final, media cuadra antes de la subida Baquedano, allá al inicio de los 60′ había un almacén de productos varios: La Catalana.


Al regresar cada día del colegio calle arriba pateando un tarro o a empujones con un compañero, media cuadra antes de La Catalana corregía mi actuar desordenado para que ella se fijara en mi

Sus dueños eran una pareja de catalanes refugiados que habían engendrado en esta tierra una joya sin parangón.

Aquel ángel en el año 62 debería contar con 16 años, yo, solo 8.

No podía dejar de verla, pues ella estaba a la entrada de aquel negocio a cargo de cambiar novelas del corazón, de cow boy, Corin Tellado, vendiendio Ecran, Eva, Disneylandia y todo el infinito mundo impreso que la gente consumía con fruición antes de la llegada atropelladora de la TV.

Intentaré describirla de la misma forma en que mis ojos infantiles registraban cada día su monumental belleza:
Era blanca, no, en realidad era translúcida. Sobre su espalda caía una ondulada melena castaña que la menor brisa arremolinaba con violencia. Delgada, fina, con un par de ojos pardos refugiados tras unas cejas y pestañas del mismo tono que su brillante pelo. A veces sus finos labios rosados dibujaban una sonrisa, seguramente provocada por las historias que leía.

Al regresar cada día del colegio calle arriba pateando un tarro o a empujones con un compañero, media cuadra antes de La Catalana corregía mi actuar desordenado para que ella se fijara en mi, para que ella no viera a ese niño revoltoso si no a alguien que admiraba su belleza…pero no; su mirada no se apartaba ni por un instante de las novelas que tenía para canjear y jamás sus ojos se cruzaron con los míos.

La seguí viendo cuando cumplí 9, 10, 11…y ella 17, 18, 19…aumentando una brecha insalvable.

A los 12 me cambié a otro barrio.

Un día, ya adolescente, la vi paseando de la mano con su marido en la Plaza Victoria, un tipo conocido del barrio, para mi, desde ese instante, un ser detestable. El mas feo entre los feos se había quedado con ese zafiro, con ese diamante, con esa joya de valor y belleza inconmensurable.

Aquella tarde definitivamente terminó mi infancia.

Debo confesarte que nunca supe tu nombre, pero para mi tendrás siempre el mismo nombre del almacén de tus padres: La Catalana.

¿Dónde estás hoy? Tendrás unos 73 años pero estoy seguro debes conservar aquella belleza de tus 16 años, y si tu espejo te dice lo contrario, quiero que sepas que a orilla de playa hay un hombre viejo con un niño en su interior que hasta el día de hoy te ve leyendo ajadas novelas mientras bregas con tu cabello agitado por los eternos vientos del viejo y sufrido Valparaíso.

TAGS: #Valparaíso

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Nuevos

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad