#Sociedad

Inmigración, una oportunidad que amenaza

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Llevo mas de 15 años viviendo fuera del país y he tenido la fortuna de conocer gente de lugares diferentes y sin lugar a duda la imagen de Chile ha mejorado significativamente durante este período.  Normalmente son los mismos extranjeros (inmigrantes) que les llama la atención el fenómeno chileno.  Aún recuerdo cuando vivía en Francia (2000) y mi compañero alemán me empezaba a interrogar acerca de los progresos de Chile o cuando estuve estudiando un Diplomado en Argentina (2013), veía con asombro que muchos casos de estudio eran acerca de ejemplos del manejo político/económico chileno y mis compañeros me preguntaban: “que diablos estas haciendo en la Argentina”.

A contar de los 90`s Chile comenzó a proyectar una imagen positiva al exterior, principalmente por sus logros económicos implementado por los “Chicago Boys”, replicando mayoritariamente el modelo americano.  Este nuevo escenario generó el interés de muchas personas de vivir o entender que estaba pasando, gestándose el fenómeno de Inmigración que vivimos hoy, con más de 1,250,000 extranjeros (dic18), representando el 6,6% (Fuente: INE) de la población total, con proyecciones para dic19, de superar el 7,5%, con mas de 1,400,000 extranjeros. Este fenómeno no se vivía desde principios del siglo pasado, producto de las guerras mundiales, inclusive sin alcanzar la magnitud actual, siendo algo absolutamente nuevo para la sociedad chilena.


La inmigración no es un problema, es una realidad que debemos enfrentar no impidiéndola, si no que regulándola correctamente para que el proceso se desarrolle de manera adecuada, para el bien de Chile

Chile sabe lo que es que su población salga del país en busca de mejores posibilidades de vida y eso no ocurrió hace mucho, aunque pienso que lo hemos olvidado con cierta facilidad. Con las crisis del 75, donde el PIB cayó mas de un 11% y la crisis del 82 que cayo el PIB mas del 14% (Fuente: INE), fueron muchos los compatriotas que tuvieron que salir a buscar mejor vida, sin incluir los más de 200.000 exiliados (Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores) que hubo en la época de la dictadura. Fueron muchos los países que abrieron los brazos a toda esta gente y en Latinoamerica se destacó Argentina, Venezuela, Brasil, Cuba y México, como los mayores receptores de chilenos.

Sin duda que el año 82 fue nuestro peor año económico en los últimos 50 años de historia económica. Cuando empiezo a checar las cifras, da escalofrío ver lo mal que estuvimos hace tan poco tiempo. El desempleo formal llego a casi 20%, pero si sacamos los planes de trabajo que puso el gobierno, esta tasa fue superior al 25%; en los últimos 5 años hemos estado alrededor del 6,5%. La pobreza llegó a tasas mayores al 40%, siendo que en la actualidad tenemos una tasa menor al 10%. Sin duda que durante muchos años no fuimos una nación atractiva para inmigrar y hacer una nueva vida, por el contrario, los chilenos querían salir.

Si un país desconoce sus orígenes e historia, no evoluciona.

Por otro lado, independiente de los fenómenos políticos/económicos, debemos reconocer desde donde fuimos constituidos como nación a través de la inmigración y exterminio de los pueblos originarios. En un estudio reciente del ADN de los chilenos, se encontró que tenemos 55% de europeo, 42% de amerindio y 3% de negro. La inmigración mayoritariamente a Chile hasta los 90s fue europea y árabe en menor cantidad, así los apellidos como Luksic (Croata), Yarur (Árabe) o Angelini (Italia) son conocidos, pero el origen mas importante es español desde la conquista, siendo los 3 apellidos mas comunes: Gonzalez, Muñoz y Rojas.  Ademas debemos integrar al casi 13% de gente que se declara pertenecer a un pueblo originario, destacándose los mapuches con el 10% aproximado (Fuente: INE).

Nota: ¿sabias que el país que más colegios alemanes tiene fuera de Alemania es Chile?

Durante los primeros años de los 90`s, comienza una fuerte inmigración desde Perú, que se combinó con las primeras inversiones chilenas en el extranjero, generándose una simbiosis económico/cultural que permanece hasta hoy, reflejada claramente en la influencia culinaria por ejemplo.  Los peruanos han sido el principal grupo de extranjeros en Chile hasta el 2017, es decir, por mas de 25 años, fue el grupo mayoritario superando los 220,000 personas. A contar del 2015 se aceleran las inmigraciones desde Venezuela y Haiti, llegando a 350.000 y 180.000 respectivamente en la actualidad, sumado a Bolivianos, Colombianos y Argentinos (350,000 totales), generando que estos 6 países sean responsables del 85% de la inmigración, compuesto integralmente por países latinoamericanos. 

Este fenómeno de inmigración está cambiando la arquitectura de la cultura chilena, esa cultura constituida de los pueblos originarios y sus conquistadores básicamente españoles, con una influencia europea, desarrollada en estas tierras olvidadas por el mundo, durante varios siglos, defendida por accidentes geográficos notable. Fuimos históricamente una capitanía, lejos de la grandeza de los virreinatos del Perú o México, un fuerte militar que esculpió de muchas formas nuestra personalidad: disciplinada, sacrificada y retraída. Ya desde los años 70 hemos sido bombardeados con la influencia americana a través de los medios, mostrándonos una manera de vivir que se ha transformado en algo aspiracional, robustecido con la admiración de un modelo económico, que introdujo elementos culturales como la competitividad, la individualidad y el amor por los resultados, que se han hecho parte de nuestra manera de entender el mundo.

Ha llegado el momento de permitirnos una mayor influencia de los países latinoamericanos, que a fin de año serán mas del 6% de la población de Chile, tenemos que aceptar razas, costumbres y comidas distintas, que no existen en el paisaje chileno, será mas habitual escuchar apellidos como Ospina, Restrepo, Quispe, Bernard o Forment.  Sin duda esto será una gran oportunidad de recibir una riqueza cultural para nuestra nación, conformándose un nuevo país, un país que no olvide sus orígenes, pero que acepte la diversidad.

Constantemente me preguntan y yo pregunto en el extranjero ¿como somos los chilenos?. En general, nos describen como una copia cercana a los argentinos y a veces una copia cercana a los peruanos, pero es evidente que hay un profundo desconocimiento de nuestra cultura en el mundo. He podido establecer que quienes somos, aun esta en construcción, que somos una nación muy joven que se ha venido robusteciendo y encontrado un camino en los últimos 50 años. No somos los  indigenas originarios, tampoco los europeos conquistadores que dieron forma al país.  No somos la mentalidad gringa que ha venido en crecimiento y debemos reconocer que no hemos desarrollado el ADN del Latinoamericano del todo. 

Los chilenos, somos una sociedad que proviene de la mezcla de estas 4 influencias: Indígena, Europea, Americana y Latinoamericana, las cuales debemos reconocer sin sobresalto, como las bases influyentes de nuestra cultura única desarrollada en un territorio lejos de todo, hermoso, pero no fácil, que nos pone a prueba constantemente. A partir de acá, es que empieza a consolidarse nuestra identidad, que siempre he creído que se refleja en nuestra particular forma de hablar, completamente diferente a los países de la región.

La inmigración no es un problema, es una realidad que debemos enfrentar no impidiéndola, si no que regulándola correctamente para que el proceso se desarrolle de manera adecuada, para el bien de Chile, pero principalmente para que se tenga un trato humanitario para las personas que han decidido establecerse en nuestro país, la gran mayoría de estas personas no quieren irse de sus países, pero no les queda mas alternativa que buscar una vida fuera. Esto es una responsabilidad de Estado que se debe resolver con celeridad y responsabilidad, con un Plan País de largo plazo, inclusive estableciendo metas del número de extranjeros, que permitirá a la sociedad y los que llegan, que sea un proceso fluido.

Hay información notable de todo este proceso de inmigración que se destaca; por ejemplo las mejores proyecciones económicas para el segundo semestre están basadas en buena forma, por  la nueva fuerza laboral de los extranjeros.  Los chilenos tienen 11 años de educación promedio y  los venezolanos que están llegando, mas de 15 años, en algunos casos con conocimientos nuevos para nuestra sociedad, como es el caso de los doctores que en la actualidad son importantísimo para el sostenimiento del sistema publico de salud.

Sin duda la situación de los haitianos ha sido diferente, primero por que culturalmente somos muy distintos, pero principalmente por la limitación del idioma que les impide la integración inmediata.  Estas particularidades no han sido bien manejas por la sociedad y estado, este es el fenómeno mas extremo que se debe enfrentar, inserto en una solución global.

Hace unos días no pude evitar las lágrimas cuando veía mas de 300 venezolanos, 300 seres humanos en el paso Chacalluta, frontera con Perú, con niños y algunas mujeres embarazadas, viviendo a la intemperie por varios días. Me preguntaba o quería imaginar las necesidades que estaban pasando en su país, para arriesgar todo de esa forma y nuestro estado hablando de la normativa y el tipo de visa que tienen que tener para pasar.  Por otro lado, una serie de chilenos viajando a la frontera para ofrecer comida y ropa de abrigo, que me hizo sentir orgullo de mi gente. Me recordaba cuando vivi en Colombia, nunca tuve un problema de xenofobia o en Argentina que siempre me sentí en casa, lugares donde conocí grandes amigos venezolanos que estaban luchando para sacar a sus familias adelante, el mismo derecho que tiene cada uno de los chilenos. 

La inmigración está mucho mas asumida en la sociedad de lo que queremos aceptar, impactando fuertemente el devenir del país. Ahora el estado debe dar respuestas estructurales, para que esto se transforme en uno de los ejes principales de desarrollo, y que nos permita dar un salto cuántico en la calidad de vida de todos los que habitan el territorio chileno.

TAGS: #ChileActual inmigración

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

El nuevo Modelo Educativo que debemos de promover debe de tener una mirada prospectiva hacia la Cuarta Revolución Industrial, teniendo como base la neurociencia y la epigenética
+VER MÁS
#Educación

Nuevo modelo educativo