#Sociedad

Individualismo social versus cooperativismo social ¿Qué es mejor?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Últimamente he visto toda clase de opiniones frente al manejo de catástrofes de todo tipo: qué bueno el Supertanker, “de Rusia mandarán helicópteros y aviones”, todas opiniones respetables y esperanzadoras para acabar con un problema mayúsculo y poco manejable. Sin embargo, cada vez que se abordan desastres es fundamental conectar la sociedad civil, el Estado y las instituciones para este fin. Pero esta triada falla porque estas partes que sostienen esta mesa no se coordinan y, más aún, el Estado que no es capaz de dar gestión con el incendio de enero del 2017.


La acción decidida de todos los elementos de la sociedad, permite que todos salgan bien parados de ella para problemas futuros o presentes; en vez de la filantropía y la buena voluntad de algunos particulares.

El tiempo histórico nunca se ha desentendido de la geografía: desde las primeras civilizaciones y culturas, se la ha visto como un objeto de respeto, reverencia y admiración. No es casual que las primeras divinidades hayan sido el Sol, los volcanes, algunos animales como el dragón, el gato, el lobo y otros. El mundo mítico era de cuidado. Eso ocurrió con divinidades como Zeus, Inti, Viracocha, Pachamama, Shiva, Vishnu, etc.

En la Antigua Grecia y en Roma, con la ciencia se vio que obedecer a este mundo no lo era todo, por lo que las condiciones físicas del entorno era necesario intervenirlas para lograr solucionar las catástrofes, por ello, era necesario acudir al ágora y a la politeia para ello. O la acción colectiva de la comunidad para poder llevar a cabo la solución de los problemas. La persona que no lo hacía era llamado idiota, es decir, una persona que no se integraba a los problemas públicos. Esto está consignado desde Platón en La República, con Aristóteles en La política, etc. En términos prácticos, no es casual que los emperadores romanos se asesoraran de expertos (filósofos) para solucionar todo tipo de temas, como Adriano y Marco Aurelio (emperadores) y Séneca (filósofo que aconsejaba a Nerón) y Plinio el Viejo (sabio del siglo I d.C. que asesoraba en geografía a distintos emperadores y narró el desastre de Pompeya y Herculano) etc.

En la Edad Media se llevaban a cabo acciones colectivas por la nobleza, la Iglesia Católica y las comunidades frente a los desastres. Se sabía de los rigores de la naturaleza, por lo que la ayuda divina no era en sí suficiente; la acción de la comunidad era necesaria para salvarse de calamidades. Así se vio con distintos santos como San Benito, San Agustín, San Francisco de Asís, etc.

En la Edad Contemporánea, la ciencia, la burguesía, las capas medias, los sectores populares y el Estado eran los encargados de sustituir esta labor. La nueva sociedad creó códigos de comportamiento (Código Napoleónico), que en el siglo XIX reglamentaban la sociedad y aseguraban que las conquistas de la Revolución Francesa como el sistema métrico decimal, la secularización de la sociedad y la separación de los poderes del Estado se llevaran a cabo. Por eso según Max Weber, “la mejor forma de controlar la legitimidad del orden establecido, era el Estado y su burocracia”. Por ello, era necesario llevar a cabo el control y la cohesión social de todos los elementos de ella, para poder llevar una vida desarrollada; pero eso no siempre se llevaba a cabo y ocurrían desastres de todo tipo, por la falta de equilibrio de cada uno de estos elementos: sociedad-estado-cultura.

En el Chile actual he visto opiniones que apelan al populismo e individualismo social: altruistas que con su esfuerzo y ayuda personal pueden solucionar catástrofes como Leonardo Farkas, Don Francisco e incluso (aunque cuesta creerlo) a la Familia Luksic, saltándose el conducto regular y las reglas sociales para salir de un problemón como un incendio. Lo contrario, es el cooperativismo social o la acción decidida de todos los elementos que conforman una sociedad: cultura, la economía, el Estado, el gobierno y la sociedad civil que ayudan a que no sólo se resuelva un problema, sino a prevenirlo.

Por lo tanto, la acción decidida de todos los elementos de la sociedad, permite que todos salgan bien parados de ella para problemas futuros o presentes; en vez de la filantropía y la buena voluntad de algunos particulares.

Con un amigo de la UMCE siempre conversábamos que el hombre no debe desentenderse de la naturaleza (conexión de la geografía y la historia) frente a los hechos del medio físico. Pero el asunto es solucionarlos y prevenirlos. No basta la acción individual, sino la acción de todos para prevenir y combatir las faltas y la negligencia del gobierno de turno, del poco eficiente Estado, de las carencias de la sociedad civil y del abuso de los poderosos especuladores que se aprovechan de las miserias (empresas privadas). No llamo a que no se acepten sus ayudas, sino a lo que menciona la periodista canadiense Naomi Klein, “la doctrina del shock” o el aprovechamiento político y económico de los desastres. Cuidado con ello y ayude contribuyendo con su voluntad, temple y expertise ante las vicisitudes de la vida.

TAGS: #Cultura #Incendios

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de enero

Segunda barbaridad que leo respecto de esto de los incendios. Usted, señor, es lo que podemos llamar un adulto incapaz. Los adultos incapaces son las más de las veces inofensivos, sobre todo en democracia, creo yo, porque cuando las mayorías votan, aunque lo hagan mal, tienen el cuidado con descartarlos. Es en sitios donde gobiernan o tienen poder los necios que acaban haciendo daño, porque les entregan cargos públicos, por ejemplo, dirigiendo una cárcel, un juzgado o un cuartel de policía. Hay tantos casos que nos relata la historia. Señor, haga un esfuerzo y entienda esto: En la vivencia de catástrofes, guerras, terremotos, incendios, maremotos y de un cuanto hay, no existen rivalidades tales como la del supuesto Individualismo versus cooperativismo ni nada parecido. ¿Ha visto a un par o demás discutiendo esas u otras tonteras parecidas en medio de un incendio o de una batalla? Únicamente imbéciles, que por lo general mueren allí mismo.

04 de febrero

Señor: entiendo que se ofusque por haber ofendido a filántropos de buena fe. Sí leyó bien mi columna, hay personas que se aprovechan de las catástrofes diciendo, por ejemplo, que “la empresa privada gestiona mejor que el Estado” lo que no tiene mucho asidero, porque a todo lo relacionado con el mercado y su mal llamada “autogestión” es una profecía autocomplida. No llamo a desmerecerlos; en más, me saco el sombrero, pero la sociedad no puede dependen siempre de ellos, porque hay hasta ex Presidentes y pre candidatos presidenciales que se aprovechan. Incluso empresarios.

Hshdjdjdjd

30 de enero

Se ven muchos esfuerzos para apagar los incendios. Pienso que los esfuerzos para prevenirlos deben ser mayores y extremos los esfuerzos para atrapar a las personas que los provocan. Cualquier persona atrapada provocando incendios debiera quedar recluido sin salir hasta que la emergencia termine. Se sabe de personas armadas que provocan incendios. Espero que las FFAA tomen las medidas que crean necesarias para detenerlos. Aparte de eso me parece que el Gobierno ha actuado lento y que es probable que en algunos cargos no tenga a las personas que necesita.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?