#Sociedad

Incendio en la Cárcel de San Miguel: Una llaga abierta pero oculta

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Hace algunos días recordamos un año más de la lamentable muerte de 81 personas que fueron víctimas del gran incendio en la cárcel de San Miguel. Una de las más grandes tragedias que recuerda la historia de nuestro país.


¿Por qué todos los jóvenes que murieron en la Cárcel de San Miguel venían de sectores populares? Es la misma respuesta cuando nos preguntamos, ¿Por qué en las universidades hay tan pocos jóvenes de sectores vulnerables?

La fecha, 8 de diciembre de 2010, debe ser parte de nuestra memoria. No se trata de olvidar por qué estaban ahí, sino por qué llegaron y cómo murieron. Por ejemplo, había personas con faltas menores, como el caso del joven que cumplía condena por vender CD’s pirateados.

¿Por qué todos los jóvenes que estaban ahí venían de sectores populares? Es la misma respuesta cuando nos preguntamos, ¿Por qué en las universidades hay tan pocos jóvenes de sectores vulnerables?

Aquí hay una dimensión de la delincuencia que es social, y que está asociada a la falta de oportunidades, la desigualdad y la exclusión. Porque no se trata sólo de esfuerzo personal, hay muchos chilenos y chilenas que lo hacen día a día y siguen siendo pobres. En las cárceles los poderosos son las excepciones, y cuando llegan, lo hacen a recintos especiales.

Junto con la necesidad de no olvidar esta herida, no podemos omitir que existen más de 700 mil jóvenes que no estudian ni trabajan en Chile. Los problemas de la juventud no se agotan en la universidad. Existe también, al menos, esta “otra juventud”, con otra identidad, cultura, realidades y preocupaciones. Invisible ante los ojos del mundo público: la juventud de los sectores populares.

Es en estos jóvenes donde la discriminación social opera con mayor ímpetu. Están fuera de todo tipo de mercado y escenario económico, político y cultural. Es decir, fuera de su representación social y excluidos además de todo espacio de participación, siendo muchas veces estigmatizados por pertenecer a grupos vulnerables de la población. Por eso, las reformas que impulsa la Presidenta Michelle Bachelet son la esperanza para que Chile vaya dejando de ser un país desigual y excluyente.

TAGS: Cárceles Discriminación Sistema Penal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de Diciembre

Concisa y precisa. Te recomiendo leer mi entrada “Lloremos por dos” que va en tu misma línea. Saludos.

23 de Diciembre

Sentía pena por estas personas… Hasta que vimos todos por televisión a que tipo de familia pertenecían. Gente que considera un «trabajo extra» el robar o un « hobbie» el tirar piedras a los autos para quitar carteras a las mujeres. Por que se produjo el incendio? Porque esas personas tenían un gas licuado que usaron como arma. No fue obra de los gendarmes, fueron ellos mismos quienes provocaron su muerte y la de sus compañeros de presidio.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma