#Sociedad

Gremlins en el sur

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¡y el público pensó que era otro efecto más de la magia de Spielberg y aplaudieron confundiendo a nuestros horrendos mamíferos voladores con los Gremlins, mientras los que conocíamos la película y a nuestros residentes indeseados nos reíamos a carcajadas en el foyer!

A mediados de los 80′, cuando no éramos OCDE, no estábamos inundados de Mall y la gente buscaba una diversión sana y barata, me hice cargo de un cine en un pueblo del Sur.

El boliche acarreaba con una mala fama descomunal y solo pronunciar su nombre era sinónimo de malas películas , suciedad y encuentros amorosos en todos sus grados.
Sin embargo, al igual que la Marca Registrada “Japón” era antes de la Segunda Guerra sinónimo de mala manufactura y después de la rendición los productos japoneses pasaron a ser reconocidos por su buena calidad, al cine en cuestión le ocurrió algo similar.
Una buena manito de gato, una ampliación de la capacidad, unos baños impecables y empleados uniformados tuvieron como consecuencia largas filas a la entrada, mas aun los fines de semana y el día de rebaja, todo un espectáculo que jamás el pueblo había presenciado.
Pero, por más que los esfuerzos se orientaran a la excelencia en el servicio, impredecibles eventos de la madre naturaleza mas de alguna vez jugaron en su contra. De los más notables y asombrosos, es este: Los murciélagos son especie protegida debido a que noche a noche devoran millones de insectos en los campos, y en una zona eminentemente agrícola pasan a ser el insecticida eficaz por el cual el agricultor no debe desembolsar ni un peso.
Fue así que en un caluroso verano una colonia de estos horrendos bichos se alojaron en el entretecho del cine, y con un desparpajo asombroso, por la noche se les podía ver en lo mas alto de la bóveda de la sala. Claro que solo los trabajadores nos dábamos cuenta de su presencia pues el público estaba absorto en la pantalla.
Coincidió con la visita de estas criaturitas el estreno de Gremlins 2, aquellos horrendos seres cuyas travesuras terminan casi siempre en desastre.
En una parte de la película, los Gremlins se toman la caseta de proyección de un cine en New York, amarran al proyeccionista (“cojo” se les decía en Chile antes que una máquina automática los reemplazara pasando de un tirón 120 o mas minutos de película y no en rollos de 20 minutos como era en ese tiempo). Los espantosos Gremlins traban el crono (conjunto de rodillos por donde se desliza el celuloide) y dejan solo la linterna (espacio donde se produce la nítida y potente luz por el arco eléctrico de dos carbones (+ y -) ) activada, logrando con esto que el celuloide se queme por el exceso de calor al no correr a su velocidad normal de 24 cuadros por segundo.
Cuando el celuloide se quema (en la vida real) esto se refleja en la pantalla como si cientos de globitos color café hirvieran por unos segundos. Los cinéfilos viejos presenciaron esto más de una vez. Este mismo efecto se produjo en la película de Spielberg, ocasionando que el público real de aquel cine del sur se confundieran y comenzaran a silbar reclamándole al “cojo” por la falla.
El argumento continúa y los Gremlins se ponen frente al lente (que solo arrojaba luz) proyectando así sus perfiles como sombras chinescas sobre la pantalla. Es en esos momentos cuando el público del cine (el del sur) se da cuenta que la falla no es tal y pertenece a la ficción del film, riendo y aplaudiendo el efecto, mientas el público del cine de New York comienza a abandonar despavorido la sala.
Pero… y esta es la parte sorprendente, atraídos por la fuerte luz decenas de murciélagos que se alojaban en el cine (el del sur) se tiraron a la pantalla… ¡y el público pensó que era otro efecto más de la magia de Spielberg y aplaudieron confundiendo a nuestros horrendos mamíferos voladores con los Gremlins, mientras los que conocíamos la película y a nuestros residentes indeseados nos reíamos a carcajadas en el foyer!
Al día siguiente subimos al entretecho y los sorprendimos durmiendo, tan inertes como el Conde Drácula por las mañanas.
Llenamos dos sacos de murciélagos y los fuimos a botar en pleno campo, a 20 kms. del cine, poniendo fin a su estadía en el recinto objeto del esmero nuestro de cada día por el buen servicio.
Siempre he pensado que esta curiosa historia pudiese ser relatada en otra película, produciendo un efecto similar a cuando ponemos un espejo frente a otro observando un verdoso e infinito espacio.
TAGS: #relatos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Carlos Genovese

03 de Agosto

Excelente historia y muy apta para cinéfilos. Felicitaciones. Saludos

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Es muy importante que el gobierno permita el debate público de los especialistas y la sociedad civil entregando datos desagregados y anonimizados
+VER MÁS
#Política

El rol de los expertos en la democracia en tiempos de coronavirus

El sentimiento generalizado es que la salvación no está en las ideas de la autoridad central, sino en las impuestas por las dirigencias comunales, derivadas de la experiencia en terreno y el sentido común
+VER MÁS
#Política

La Incertidumbre

Debemos tomar conciencia que la crisis provocada por Covid-19 y el cambio climático son la parte visible del gigantesco iceberg compuesto por la suma de diferentes crisis que se mezclan y se relacionan
+VER MÁS
#Internacional

Punto de quiebre

Se trata de la argumentación y justificación racional de esos tribunales para aceptar un río, el Atrato, como “sujeto de derechos” -derecho a la protección, conservación, mantenimiento y restauraci ...
+VER MÁS
#Política

Colombia 2016: el río Atrato considerado como sujeto de derechos

Popular

Es muy importante que el gobierno permita el debate público de los especialistas y la sociedad civil entregando datos desagregados y anonimizados
+VER MÁS
#Política

El rol de los expertos en la democracia en tiempos de coronavirus

El sentimiento generalizado es que la salvación no está en las ideas de la autoridad central, sino en las impuestas por las dirigencias comunales, derivadas de la experiencia en terreno y el sentido común
+VER MÁS
#Política

La Incertidumbre

Debemos tomar conciencia que la crisis provocada por Covid-19 y el cambio climático son la parte visible del gigantesco iceberg compuesto por la suma de diferentes crisis que se mezclan y se relacionan
+VER MÁS
#Internacional

Punto de quiebre

Se trata de la argumentación y justificación racional de esos tribunales para aceptar un río, el Atrato, como “sujeto de derechos” -derecho a la protección, conservación, mantenimiento y restauraci ...
+VER MÁS
#Política

Colombia 2016: el río Atrato considerado como sujeto de derechos

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante