#Sociedad

El reloj del Apocalipsis

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La noticia es escueta:

Científicos adelantan el «Reloj del Apocalipsis»: quedan solo 100 segundos para el fin del mundo, lo más cerca que ha estado nunca. El Boletín de Científicos Atómicos, expertos de primer nivel con 13 premios Nobel en sus filas, creó este reloj para medir el riesgo que enfrenta la humanidad de exterminarse a sí misma. Muestra el tiempo que nos quedaría hasta la medianoche, el fin de nuestro día, el fin del mundo. Enfrentamos dos peligros existenciales simultáneos: la guerra nuclear y el cambio climático, agravados por un multiplicador de amenazas, una guerra de información cibernética que socava la capacidad de respuesta de la sociedad.


El Boletín de Científicos Atómicos, expertos de primer nivel con 13 premios Nobel en sus filas, creó este reloj para medir el riesgo que enfrenta la humanidad de exterminarse a sí misma

¿Lo tomamos en serio? Este extraño reloj no deja de tener detractores. Gente que por diversas razones no le cree. Unos dicen que es una idea excéntrica de ancianos expertos con mucho conocimiento de los peligros de las armas atómicas. Sin embargo, una encuesta reciente de la Cruz Roja Internacional señala que el 54% de los millennials cree que se usarán armas atómicas en esta década y la mitad teme que a lo largo de su vida habrá un conflicto de escala global, una Tercera Guerra Mundial.

Del calentamiento global ya casi nada se puede agregar. El problema ha escalado altos niveles de visibilidad, aunque poco o casi nada efectivo se hace. El fracaso reciente de la COP25 es decorazonador y abismante. Se hace muy difícil entender la incoherencia entre un supuesto alto nivel de percepción y sensibilidad al tema y la nula capacidad práctica global de tomar medidas reales y eficaces para controlarlo.

En casa estamos enfrascados en resolver nuestro estallido social y hacer bien la pega que tenemos por delante: elaborar una nueva Constitución, tarea enorme a la que destinaremos con justa razón nuestros mayores esfuerzos. Poco tiempo parece quedarnos para echarle una ojeada a este enigmático reloj. Alguna relación debe haber entre ambas cosas y puede que no sea menor. Todo depende del horizonte en que pongamos la vista cuando nos sentemos a trabajar. O sea, ahora.

Para instalar nuestras inquietudes en el mapa gigante de la crisis global que nos amenaza como humanidad hay muchas formas de hacerlo. No hay recetas válidas, por dos razones. Primero, nuestra tarea es inédita. Chile está en revolución. La política, la economía, la sociología, las comunicaciones, la física y la química social que rigen nuestros espacios sufren cambios tectónicos. En este nuevo terreno empezamos a caminar ya a plena conciencia, levantando una cartografía provisoria. Segundo, la crisis global es de extrema complejidad y hay mil formas de entenderla y abordarla.

Nuestro país es fértil en diversidad política e ideológica. Tenemos distintas miradas y formas de enfrentar las cosas. Y como el estallido social no ha sido menor, esta diversidad será un cristal rico en facetas donde cada ángulo, cada matiz será decisivo en el futuro y tendrá amplias repercusiones.

Sin duda todos los ángulos y todas las miradas reflejarán en algún punto, en mayor o menor medida, el famoso tema mencionado, el enigma del “reloj”. ¿Tenemos en realidad algo que ver nosotros en su secreta relojería? ¿Podemos hacer algo? ¿Cómo una noticia de este calado puede aparecer entre miles de otras sin mayor relevancia? ¿Cómo podemos escucharla, verla, leerla, levantar un poco el hombro y seguir de largo sin mayor preocupación? Sin duda se ha alojado en algún remoto pliegue del inconsciente, pero tranquila; al parecer, neutralizada. ¿Amordazada por alguna extraña fuerza de protección? ¿A quiénes protegerían estos sellos? ¿A nosotros? ¿A otros? ¿A nadie? ¿A todos?

La pregunta queda abierta pero el tema del horizonte me inquieta. Mirar a Chile hoy tiene algo de fácil: está tendido a lo largo de 4.800 km en una angosta franja de tierra entre cordillera y mar. Pero tiene también algo de muy difícil: dar con el punto neurálgico de los que somos y de lo que queremos ser en un mundo en que todo cambia a velocidades vertiginosas.

Aclaración del autor:

Este artículo requiere una aclaración. Nace de una cita del diario El País sobre un avance del “Reloj del Apocalipsis”, el mayor acercamiento a su hora final y fatal desde que fue creado en 1947 por un grupo de científicos y Premios Nobel. El soporte del argumento mayor es la encuesta de la Cruz Roja Internacional a 16.288 jóvenes, de entre 20 y 35 años, en 16 países, entre julio y octubre de 2019. Esta sostendría la tesis de una alta preocupación de los millennials por dos temas claves, de los llamados “riesgos existenciales”: la guerra nuclear y el calentamiento global. Sin embargo, si uno se dirige a la encuesta misma observa que a la pregunta de “¿cuales son a su juicio los problemas principales que afectan a la población en el mundo de hoy?”, la guerra está en el lugar 5 de 12, el calentamiento global en el 8 y las armas nucleares en ultimo lugar. Los principales problemas declarados son la corrupción, el desempleo, la pobreza creciente y el terrorismo. Después son también citados la mala atención en salud, la debilidad económica, los desastres naturales, el débil acceso a la educación y la migración creciente. Parece pertinente entonces preguntar: ¿el fondo del asunto que trae esta noticia es informar o desinformar? Creo que una lectura atenta y completa lleva a pensar mas bien que los temas más sensibles para los jóvenes son políticos, económicos y sociales y que los globales tal vez puedan estar siendo utilizados para esconder esa cruda percepción de la realidad.

TAGS: #ChileDespertó #CrisisGlobal #EstallidoSocial Reloj del Apocalipsis

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

28 de enero

Este artículo requiere una aclaración. Nace de una cita del diario El País sobre un avance del “Reloj del Apocalipsis”, el mayor acercamiento a su hora final y fatal desde que fue creado en 1947 por un grupo de científicos y Premios Nobel. El soporte del argumento mayor es la encuesta de la Cruz Roja Internacional a 16.288 jóvenes, de entre 20 y 35 años, en 16 países, entre julio y octubre de 2019. Esta sostendría la tesis de una alta preocupación de los millennials por dos temas claves, de los llamados “riesgos existenciales”: la guerra nuclear y el calentamiento global. Sin embargo, si uno se dirige a la encuesta misma observa que a la pregunta de “¿cuales son a su juicio los problemas principales que afectan a la población en el mundo de hoy?”, la guerra está en el lugar 5 de 12, el calentamiento global en el 8 y las armas nucleares en ultimo lugar. Los principales problemas declarados son la corrupción, el desempleo, la pobreza creciente y el terrorismo. Después son también citados la mala atención en salud, la debilidad económica, los desastres naturales, el débil acceso a la educación y la migración creciente. Parece pertinente entonces preguntar: ¿el fondo del asunto que trae esta noticia es informar o desinformar? Creo que una lectura atenta y completa lleva a pensar mas bien que los temas más sensibles para los jóvenes son políticos, económicos y sociales y que los globales tal vez puedan estar siendo utilizados para esconder esa cruda percepción de la realidad.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes