#Sociedad

El Padre Hurtado y la ascensión comunitaria

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El modelo actual poco y nada ayuda para que los sectores más oprimidos puedan alcanzar “su madurez”, cuestión que debiese expresarse en unidad, autonomía, identidad y organización comunitaria

Alberto Hurtado S.J. nos decía que “la ascensión obrera ha sido siempre obra de la propia clase obrera que ha alcanzado su madurez”.

Este mensaje, de raíz sindicalista, expresa un camino que realza y contiene conceptos como “autonomía”, “identidad”, “comunitarismo” y “unidad”. Estos constituyen algunas de las principales herramientas de superación de las precariedades e inequidades existentes en materia laboral.

Luego, destaca la transcendencia y transversalidad temporal y situacional del mensaje citado. Así, resulta concordante vincular y asimilar la frase del Padre Hurtado al contexto que hoy viven más de 29.000 familias de campamentos en nuestro país, con niveles de pobreza y desigualdad, respecto de las capas acomodadas, intolerables para el Chile “creciente” del cual nos jactamos en la actualidad.

El modelo actual poco y nada ayuda para que los sectores más oprimidos puedan alcanzar “su madurez”, cuestión que debiese expresarse en unidad, autonomía, identidad y organización comunitaria. La fuerte promoción del individualismo, que unido a diversas políticas públicas y más aún, a las prácticas políticas asistencialistas de los últimos 40 años, no han hecho más que adormecer a una gran mayoría del pueblo chileno que sólo se dedica a esperar lo que le den.

Ante el escenario descrito, en el contexto de los 681 campamentos que existen aún en Chile, no queda más que reforzar el contenido del mensaje de San Alberto Hurtado, citado al comienzo de este texto:

1. Potenciando la autonomía de las comunidades de personas que viven en los asentamientos precarios de nuestro país. Entregando las herramientas necesarias para que sean los protagonistas de su propia “ascensión”.

2. Que ese proceso de autonomía vaya cargado y acompañado de una intensificación de la identidad comunitaria, afianzando el compromiso colectivo que implica una causa y misión común.

3. Construyendo espacios de organización comunitaria que permitan planificar un trabajo coordinado y de solidaria cooperación colectiva.

4. Entendiendo que el alcance de la “madurez” organizacional de las comunidades de campamentos, pasa necesariamente por un diagnóstico participativo, que visibilice y determine las necesidades y demandas comunes. Dicho trabajo solo puede levantarse desde la Unidad de todas las comunidades organizadas. La atomización comunitaria divide y debilita. La vinculación, cooperación y unidad engrandece.

La convicción y asimilación del mensaje hurtadiano, a partir de la frase del comienzo, se vivifica en el trabajo que, semana a semana, miles de voluntarios de Techo-Chile hacen en conjunto con las personas que integran las más de 200 comunidades con las que trabajamos a nivel nacional.

Nuestro deber no es más que entregar instrumentos y trabajar junto a las 681 comunidades de campamentos de nuestro país, acompañándolos a alcanzar su propia “madurez”, de manera tal de internalizar que “la ascensión” de las comunidades más pobres de nuestro país es obra de las mismas comunidades, cuando estas hayan “alcanzado su madurez”.


Imagen

TAGS: Padre Alberto Hurtado

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Pedro

18 de agosto

Lo siento. Se acabó en Chile la batalla contra la pobreza. Toda la plata se la llevaron los estudiantes universitarios. Anda a reclamarle a ellos.

juanpablo.espinosaarce

19 de agosto

Alberto Hurtado asumió la opción preferencial por los pobres mucho antes que las Conferencias del Episcopado Latinoamericano más emblemáticas (Medellín 1968; Puebla 1979). Fue un precursor de la Teología de la Liberación sin ser teólogo profesional.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

No puede seguir proyectándose Chiguayante con una conectividad interna precaria, limitada y a ratos egoísta y estresante.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Es la línea férrea un mal vecino en Chiguayante?

Esas piñericosas que protege la vocera, no son ni más ni menos que la ayuda para encubrir al machista que el gobierno posee y lleva en sí, y que buscan sea amable. La vocera trata de ocultar esos rasgos ...
+VER MÁS
#Política

El chiste machista de Piñera y la defensa de su discurso

Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada
+VER MÁS
#Sociedad

El dedo en la yaga, la supremacía del yo o la extinción de la empatía

Popular

Quienes no entiendan que este joven es producto de un abandono total por parte de las instituciones del Estado y la sociedad civil hablan desde una superioridad moral violenta, con una miopía recalcitrante ...
+VER MÁS
#Ciudad

Narcotráfico y violencia: Un problema estructural

Sería ingenuo pensar que la construcción de estos conceptos proviene de la mera ignorancia de quienes los emiten, cuando en verdad son productos de falacias interesadas que buscan ganar un espacio en la d ...
+VER MÁS
#Género

El vocabulario de la discriminación

Las escuelas existen para reproducir las desigualdades sociales; por lo tanto, el mejor predictor del futuro de un niño es el estatus económico de sus padres, más que los logros académicos y la intelige ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Currículum Oculto y la perpetuación del poder socioeconómico

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)