#Sociedad

Día del padre y de grandes dilemas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Propia

Este Domingo se celebra el Día del Padre. Muchos niños y adultos se preguntan y complican: ¿Qué podría regalarle yo al mío? Si le regalo algo, creo que mi padre se merece más que algo. Si le compro un presente barato: ¡Él  se merece lo mejor y lo más caro! pero yo no tengo tanto dinero para ese gran regalo.

¿Y si le regalo ropa? Pasará el tiempo y hasta la mejor terminará donde sabemos termina. Quizás un buen vino -el sol francés en la botella en pleno invierno- sea una buena idea, pero cuando pase el alegre embriague será un olvido, incluida la grácil y bella botella.Si le regalo una corbata, en estos años ya ha recibido varias, pero con su timidez no creo se atreva a usar  una con la linda foto estampada de sus hijas y nietos. Si le compro una cosa bonita, por más bonita que sea, no dejará de ser una cosa. 


"Quizás lo más simple sea el mejor regalo, que él no olvidará aunque pasen los años. Caminar juntos: padre hijas e hijos conversando alegres y con relajo una hora es ciertamente un regalo bienvenido y saludable en esta época loca."

¿Y si me endeudo, me vuelvo loco y le compro un súper regalo?: unos palos de golf o una linda chaqueta, un auto o una moto, un instrumento para tocar las canciones cincuenteras de “Golosa La Orquesta”, un electrónico o una herramienta poderosa de marca taquilla, o algo útil para el trabajo… pero si él ha trabajado toda su vida por nosotros. No, no creo sea tan buena la idea y lo dejaré preocupado por la deuda.

Quizás un juego entretenido o algo fino sería recomendable. Mas el cariño no es un juego y este no se mide por el valor, ni la calidad de un contenido. Bien ¿Y si le regalo un perfume masculino? El aroma y romance se lo llevará el viento y quiero para él algo que perdure más que el recuerdo del bastón o el sombrero de nuestro abuelo. En el Día del Padre el consumo -como el cilantro- es bueno pero nunca tanto.

Al fin pienso y pienso y no sé qué regalarle para su día, pero dándole vueltas como a una rueda, de pronto se me ocurre otra idea: ¿Y si le invito a que paseemos un rato en bicicleta o simplemente caminar o trotar por el parque o la plaza y conversamos un rato? ¡Que ganas de contarle un secreto o lo que nunca me he atrevido o preguntarle algo tierno!

El caminar de un niño o una niña tomados del brazo o de la mano de un padre, “un papi”, o “el viejo” no me parece mala idea en estos tiempos post modernistas. Tomarse un jugo, comer una fruta o un embeleco después del pedaleo suave no parece complejo y ayudamos a descontaminar. Quizás lo más simple sea el mejor regalo, que él no olvidará aunque pasen los años. Caminar juntos: padre hijas e hijos conversando alegres y con relajo una hora es ciertamente un regalo bienvenido y saludable en esta época loca.

Hoy muchos hijos quizás mareados por la vorágine de consumo publicitario a veces olvidamos que un regalo no es un fin sino un medio. El regalo del “Día del Padre”, de mi padre….  es solo  un acompañamiento al sentimiento. No te compliques demás con el regalo que tu papá jamás se complicará con una simple expresión de afecto como: tu mejor sonrisa, un “papá te quiero” y un beso de seguro le hará muy feliz sin pensarlo tanto. ¡Ce facile! ¿O nos equivocamos?

 
 
Omar Villanueva Olmedo
Director General OLIBAR (*)  Ing. Ca.Lic. Universidad de Chile 
[email protected]
                                                                           
                                             
(*) OLIBAR  Int´l Consultores fundada en 1972 
Estudios de futuros, estrategia, nueva educación e innovación

Preside:  Don Carlos Olavarría Aranguren,  Master of Science  M.I.T / U.S.A
TAGS: #DíaDelPadre #Lazos #Recuerdos Familia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El toque de queda ha sido una mera referencia. Nadie se movió de las calles incluso cuando se esperaba que aparecieran hordas de uniformados atacando en piquete, se han quedado de pie, esperándoles, no se ...
+VER MÁS
#Sociedad

La dignidad y el miedo

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine