#Sociedad

COVID-19: una breve radiografía

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hay evidencias que los dichos del presidente Piñera sobre una “campaña sistemática y malintencionada” de noticias falsas es cierto y vienen desde el periodo de las protestas sociales. Pero, las noticias falsas en nuestro país tienen fácil y rápida difusión gracias al desprestigio y principalmente por la falta de confianza con la clase política, la que y por soberbia, no cuida su lengua ni su actuar en estos complejos tiempos de pandemia y su mala imagen no hace más que crecer. Lo peor, es que y como suele ocurrir con este tipo de autoridades, nunca reconocen que se equivocan, se sienten infalibles y por encima del ciudadano común.


A seres humanos que viven el día a día, cómo le explicas y obligas a quedarse en su casa y no salir, si no tienen los recursos para cumplir la cuarentena total.

Antes de seguir hay algunos hechos a tener en cuenta, primero, el desafío de enfrentar la pandemia es de Estado, no de Gobierno, segundo, ningún país estaba preparado para enfrentar la pandemia y lo otro, es claro que el gobierno que lidera el presidente Piñera, tiene orientación neoliberal y suelen medir las cosas en términos económicos y Mañalich no escapa a esta filosofía, por lo tanto, les apura volver luego a la “nueva normalidad”, que países europeos ya están implementando, y por lo que vemos, tendrá como característica principal el distanciamiento físico y pondrá énfasis en el aseo de los espacios públicos de alta concurrencia.

Ahora, los políticos no ponen mucho de su parte para revertir su mala reputación y ahora se suman los errores comunicacionales en tiempos de COVID-19, por ejemplo, el ministro de salud don Jaime Mañalich, en su rol de vocero del gobierno para hacer frente a la pandemia, por lo mismo, suma la mayor cantidad de “disparos a los pies”:

  • cuando intenta implementar, sin respaldo científico, el controvertido carné Covid,
  • en un principio se oponía a las cuarentenas,
  • su defensa a una apresurada “nueva normalidad”,
  • sus críticas a la suspensión de clases.
  • Justificar las fallas en el nuevo hospital Félix Bulnes, como la caída de ocho pisos de un ascensor con una funcionaria en su interior, la filtración de aguas servidas en salas de pacientes y en el servicio de Urgencia Infantil, diciendo que son por falta de capacitación del personal y de estar poco preparados para enfrentar tecnologías del siglo XXI. Puede que tenga algo de razón y que falte una mejor capacitación, que no es responsabilidad de los funcionarios. Pero, aplicaría una explicación semejante con relación a las aguas servidas. A mi modo de ver, sus declaraciones buscaban respaldar a las concesionarias y no a los trabajadores de la salud.

La guinda de la torta la pone el senador Quinteros, quien dio positivo para COVID-19 e irresponsablemente y sabiendo las medidas de prevención que debería de haber tomado, viaja de todas formas en avión hasta Puerto Montt y luego se justifica con que una enfermera lo había autorizado.

Es cierto que el gobierno cometió errores iniciales, actuó equivocadamente y careció de proactividad al no decretar cuarentena total de forma anticipada. A modo informativo, hay que saber que aquí entra en juego el factor cultural latinoamericano, que es opuesto al oriental, por ejemplo: China, por ser un régimen autoritario, la tradición de obedecer al Estado está muy arraigada en su población, claro que si no obedecen los encierran, en cambio aquí, los que pueden: se arrancan a la costa, realizan ceremonias religiosas, fiestas nocturnas, celebración de cumpleaños, etc. Por lo mismo, algunos dicen que los gobiernos totalitarios están mejor preparados para combatir la pandemia.

Lo otro que salta en cuarentena total es la desigualdad social, ya que no es lo mismo hacerla en La Reina, Vitacura o Las Condes que en La Legua, Pudahuel o Cerro Navia, los sectores acomodados gozan de bajos niveles de hacinamiento y no se ven enfrentados a la mala situación de los inmigrantes.

A seres humanos que viven el día a día, cómo le explicas y obligas a quedarse en su casa y no salir, si no tienen los recursos para cumplir la cuarentena total. En esta situación, el Estado debe dejar el neoliberalismo de lado y salir en su auxilio para darles una renta única universal y cajas con alimentos, de otra forma, estas personas al verse enfrentadas al pánico de pasar hambre, van a salir a protestar con violencia exigiendo ayuda estatal y en el peor de los casos asaltaran supermercados y almacenes para llevar alimento a sus familias.

Agreguemos otro elemento, ese que nos da un mundo tecnologizado con redes sociales que cumplen un importante papel en tiempos de pandemia y cuarentena que es la posibilidad de comunicarnos y al mismo tiempo nos entrega una extraordinaria libertad informativa. Las redes sociales tiene capacidad para viralizar rápidamente y ampliamente información verdadera e importante, pero y al mismo tiempo, facilitan el divulgar y esparcir rumores y noticias falsas dirigidas a personas de ideas sesgadas y sí la información recibida va en línea de sus prejuicios no la van a verificar y confiaran irreflexivamente en la fuente, dándose el llamado sesgo de confirmación.

En este ambiente, los críticos al gobierno, que vienen desde las justas protestas y demandas sociales, hoy utilizan el COVID-19 y las fallas comunicacionales para afianzar su labor, actuando mucho mejor que partidos de oposición y basta que el ministro o el presidente habrán la boca para comenzar a criticarlos negativamente, sin importar lo que digan. Los errores son aprovechados por grupos interesados en mantener vivo el carácter violento de las protestas. Gente radicalizada y que enfrenta el movimiento social como una guerra y ve al que piensa distinto como un enemigo al que hay que destruir, olvidando que todos vivimos bajo la misma bandera. Por eso mismo, los mensajes falsos o engañosos sirven para fomentar la intolerancia, radicalizar, estimular la agresión y da por resultado declaraciones tristemente fuertes: “Yo como de lo que vendo al día. Si yo no trabajo, yo no como…este gobierno es una mierda. Piñera es una mierda. Mañalich eres un asesino”, que son rápidamente esparcidas por las redes sociales.

Como dije al comienzo, salir de la pandemia es un desafío de Estado y se debe enfrentar como tal, con un país unido, con un país de ciudadanos que dejan sus diferencias para después, hoy lo importante es vencer el COVID-19 un virus más contagioso y letal que la gripe y lo más grave, la inmensa mayoría de nosotros aún no es inmune.

Para terminar, si dejamos fuera las declaraciones y miramos con objetividad las cifras de contagiados, fallecidos y recuperados y las comparamos con el resto de los países del continente, podemos concluir que no lo estamos haciendo tan mal, pero, podríamos estar mejor.

TAGS: #Coronavirus Crisis Salud

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Alvaro

19 de Mayo

Interesante reflexión, el problema es que estamos actuando tarde y las autoridades son más bien reactivas en las decisiones, no es sorpresa que cada afirmación que dé la autoridad con el tiempo sea contrastada por ellos mismos…
Ojala no llegar al punto de PANDEMIA + SAQUEOS MASIVOS (un escenario muy difícil de controlar que acabaría con la economía del país y gobierno actual)

19 de Mayo

Don Álvaro, supongo uno de los motivos de actuar tarde es que el gobierno (de pensamiento neoliberal) se resistía a debilitar aún más la economía, golpeada por el largo tiempo de protestas sociales, además, esta el tema que este es un virus muy nuevo y en varios aspectos desconocido para la ciencia, por lo tanto, hasta la ciencia está actuando en algunos aspectos de forma reactiva.

Si el Estado quiere impedir que los más desfavorecidos comiencen a protestar, a caer en actos violentos y con saqueos, debe actuar rápido e ir es su ayuda, con una renta básica universal y apoyarlos con canastas familiares. A más largo plazo tendría que comprar empresas para evitar el desempleo y desarrollar programas de empleo.

Saludos y gracias por la paciencia de leer y opinar

19 de Mayo

Tomando en cuenta lo descrito…¿como sería el nuevo estado no-neoliberal?…sobre todo deteniendose a ver ¿como sería ese Estado en que los mandamases reconocieran todo el tiempo que no saben que hacer y que sus decisiones son un poco a tientas?
Si todo el mundo se queja de lo que hace el estado no es lo que necesita, si no lo hizo a tiempo, si no se fue por el camino mas correcto, si etc, etc,etc….¿existe una forma en que todos estarían contentos y satisfechos? Si entendemos que siempre las personas van a opinar sobre las decisiones que toman sobre ellos en forma crítica ¿sería sustentable un ente centralizado que toma las “mejores” decisiones para el “bien comun”? ¿como haría ese estado para controlar la disidencia, sin represión?
Y ese es el punto de fondo. Todos los sueños humedos de un estado poderoso, omnipresente y omniconsciente de las necesidades de todos EXIGE un poder de represión sobre la individualidad. Entonces ¿es ese el camino propuesto realmente?
¿De verdad que alguien piensa que un Super Estado hubiera hecho todo bien, sin críticas, y que tendría a todos trabajando por el “bien comun”? Ahí surge nuevamente el concepto de utopía…como no existe, y nunca lo ha hecho, suena bonito.

19 de Mayo

Don Arturo
Primero, el modelo neoliberal con el coronavirus reveló sus debilidades, por ejemplo, la salud no puede estar en manos privadas y que el sistema privado no protege a los más desfavorecidos. El sistema en su estado natural depende que los ricos den dinero a los pobres y que los pobres se los devuelvan con ganancias y que resulta de ello, bueno una desigualdad exagerada por los bajos salarios y esa gente tiene que vivir en barrios con altos niveles de hacinamiento. Y si pensamos que la buena salud de los ciudadanos de un país es tan fuerte como su eslabón más débil, podemos decir que nuestra salud es bastante frágil.

Y como se soluciona, aquí debe el Estado hacer su pega, sin una fuerte acción estatal, por ejemplo tendría que comprar empresas y partes de otras para evitar el alto desempleo, impulsar la renta básica universal, por nombrar algunas.

Lamentablemente y dependiendo de las medidas económicas que se tomen, es bien probable, que terminemos haciendo a los ricos, más ricos.

El neoliberalismo post-pandemia debería migrar a uno menos globalizado, que no cree barrios marginales, que no destruya el medio ambiente y que limite las ganancias y la especulación. En este nuevo mundo el Estado deberá tener un papel más relevante.

Saludos y se agradece la opinión

19 de Mayo

Don Fernando
Solo remitiendose a la historia, los estados poderosos (y caros) pueden ser eficientes en dar beneficios públicos, digamos que eso es mas o menos realista. Pero han sido incapaces de generar riqueza para la población, ya que necesitan apropiarse de ella para surtir de beneficios. Por lo tanto el modelo neo-estatista siempre será el de un Estado rico y gente pobre, pero con necesidades meridianamente cubiertas (por ejemplo con su idea de la renta básica). Eso es un Venezuela mejorado, en el mejor de los casos. Pero un estado de este tipo, sin el poder coercitivo de la fuerza para obligar a los ciudadanos a hacer lo que , se supone, es por el bien de todos, es un perro sin dientes. Por lo tanto repitiendo mi duda ¿como sería ese nuevo leviatán? ¿como nos gobernaría?
Saludos

19 de Mayo

Don Arturo:
Primero, no hay que verlo todo con la simple visión binaria del blanco y negro, la realidad es algo más compleja.

Sobre la Renta universal (una idea que viene del s.XVIII), a causa del coronavirus está siendo tomada como alternativa en varios países para bajar la tensión social (Estados Unidos €1.100, Brasil €115 , España €440), por ahora es una medida transitoria, pero es posible que se convierta en definitiva.

Usted escribió “han sido incapaces de generar riqueza para la población, ya que necesitan apropiarse de ella para surtir de beneficios” y me parece que no toma en cuenta la parte donde digo: “El sistema en su estado natural depende que los ricos den dinero a los pobres y que los pobres se los devuelvan con ganancias y que resulta de ello, bueno una desigualdad exagerada por los bajos salarios”.

Ni tampoco se fijo en: “El neoliberalismo post-pandemia debería migrar a uno menos globalizado, que no cree barrios marginales, que no destruya el medio ambiente y que limite las ganancias y la especulación. En este nuevo mundo el Estado deberá tener un papel más relevante.”

Saludos

20 de Mayo

Suecia enseña que para salir con bien de esta pandemia hay que confiar en las autoridades y seguir sus recomendaciones

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52690735

24 de Mayo

Concuerdo con que los críticos del gobierno festinan con este tema, sin asco será palos porque bogas, palos porque no bogas, es difícil o extremadamente difícil manejarlo, en parte porque la información científica esta saliendo a pedazos y es algo inédito en tiempos de globalización. Lo anterior da cuenta de lo destructivo para la salud de una persona que debe ser el intentar dirigir algo en esta caldera que llamamos sociedad. Pienso que mantener la lucidez en esta pandemia asesina y en esta ambiente social y político crispado es para todos nosotros un esfuerzo agotador.

24 de Mayo

J.A. estoy plenamente de acuerdo con usted y hay que sumar la existencia de grupos interesados en estimular aún más el descontento social, y las redes sociales es el arma que utilizan para difundir información falsa o engañosa que se propaga muy rápidamente y causa mayor impacto, que es aceptada irreflexivamente por culpa de nuestros prejuicios y sesgos.

Saludos

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
El proceso de repolitización iniciado el 18 de octubre de 2019, y profundizado producto de la pandemia, ha sido impresionante.  No partió ese día, por cierto.  Los y las estudiantes, el movimiento “N ...
+VER MÁS
#Política

No queda nada: Apuntes a tres meses del Plebiscito constitucional

Debido a que no hemos experimentado nada parecido a la pandemia de coronavirus en la historia reciente, simplemente no sabemos cómo se adaptará psicológicamente la comunidad a medida que las restriccione ...
+VER MÁS
#Salud

¿Puede el desconfinamiento empeorar nuestra salud mental?

Se está viendo que las medidas tomadas se transforman en una manera de evitar que las personas se manifiesten, especialmente por ciertas causas específicas.
+VER MÁS
#Justicia

Riesgos del plan de desconfinamiento y el derecho a la protesta

El empoderamiento regional es fin y medio para las nuevas estructuras de participación que debemos establecer, considerando incluso formas federales
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

¿Parlamentarismo o regionalismo?

Nuevos

El proceso de repolitización iniciado el 18 de octubre de 2019, y profundizado producto de la pandemia, ha sido impresionante.  No partió ese día, por cierto.  Los y las estudiantes, el movimiento “N ...
+VER MÁS
#Política

No queda nada: Apuntes a tres meses del Plebiscito constitucional

Debido a que no hemos experimentado nada parecido a la pandemia de coronavirus en la historia reciente, simplemente no sabemos cómo se adaptará psicológicamente la comunidad a medida que las restriccione ...
+VER MÁS
#Salud

¿Puede el desconfinamiento empeorar nuestra salud mental?

Se está viendo que las medidas tomadas se transforman en una manera de evitar que las personas se manifiesten, especialmente por ciertas causas específicas.
+VER MÁS
#Justicia

Riesgos del plan de desconfinamiento y el derecho a la protesta

El empoderamiento regional es fin y medio para las nuevas estructuras de participación que debemos establecer, considerando incluso formas federales
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

¿Parlamentarismo o regionalismo?

Popular

Cuando la migración es planificada por razones ligadas a ideas racistas como fue la colonización del sur de Chile y de otros países del Cono Sur, deja una marca en el tejido social, un resentimiento que ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un pequeño recuerdo de un viaje a Frutillar

Es imperioso que el uso de la fuerza policial se regule por vía legislativa, afín con el principio de legalidad, con perspectiva integral y enfoque de derechos humanos.
+VER MÁS
#Sociedad

El nuevo protocolo de Carabineros sobre escopetas antidisturbios: más dudas que certezas

Nuestra élite ha diseñado una estrategia de cierre social a través del poder que le otorga el capital económico, negando la posibilidad de competir en igualdad de condiciones a los demás
+VER MÁS
#Política

La codicia de la élite

A pesar de que no es un concepto categorizado como un trastorno mental, la fiebre de las cabañas es real, coinciden los expertos, dado que el aislamiento prolongado puede tener consecuencias serias para qu ...
+VER MÁS
#Cultura

La fiebre de las cabañas