#Sociedad

Colonialismo, civilización y racismo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El Decreto Nº 109 del 14 de Marzo de 1853 establece la primera colonización de la Araucanía orquestada por el Estado de Chile. No obstante esto, solo sería con la ley “enajenación de terrenos situados en territorio araucano”, de 1874, que la ocupación chilena de los territorios mapuche se consagraría definitivamente. Lo interesante de todo esto es que en el artículo Nº11 se establece algo que parece obvio, pero resulta ser un detalle crucial:


El Estado chileno declaraba que para su proyecto colonizador y civilizador de los "bárbaros", ubicados al sur del Bío Bío, no le servía cualquier tipo de colono.

“A los particulares que quieran establecer colonias por su cuenta en el territorio indígena, se les concederá hasta ciento cincuenta hectáreas de terreno plano o lomas, o bien, el doble de serrarías o montañas por cada familia inmigrante de Europa o de los Estados Unidos de Norteamérica, previas las condiciones que estableciere el Presidente de la República en los respectivos contratos. En las colonias que se fundaran por el Estado en el mismo territorio conforme a lo dispuesto en el inciso final del artículo Nº 3 de la Ley de 4 de Diciembre de 1866, no se admitirá como colonos sino a inmigrantes de las nacionalidades antedichas”.

El párrafo anterior responde al porqué de los altos niveles de xenofobia y racismo en nuestro país, registrados principalmente por organizaciones nacionales e internacionales. Buscando la respuesta, la inmediatez nos hace creer que, la poco ilustrada retórica del señor Adolfo en Alemania, es la única responsable de nuestra admiración casi religiosa de los blancos y el rechazo categórico de indios o negros. Pues bien, esta dicotomía antropológica profundamente arraigada en el subconsciente de los chilenos, que amenaza con quedarse por varios años más, tiene su principio claro, el que, a diferencia de lo que algunos pueden pensar, es el año 1878.

El Estado chileno declaraba que para su proyecto colonizador y civilizador de los “bárbaros”, ubicados al sur del Bío Bío, no le servía cualquier tipo de colono. Manifestaba (con un pragmatismo que hoy causa franca vergüenza) que se necesitaba sangre anglosajona, europeos y norteamericanos, para blanquear las tierras originales de los verdaderos dueños de lo que hoy llamamos Chile. Esta conducta vulgar (aunque normal para aquellos tiempos de la oligarquía y burguesía chilena) significó que el país se acostumbrara a que su identidad estuviera construida por un surtido de culturas e idiosincrasias foráneas que, siempre y cuando contaran con niveles óptimos de civilidad primermundista, ingresaban holgadamente a un país que hasta hoy no sabe cómo vivir sin ser colonia.

Hoy, iniciando el siglo XXI somos una de las flamantes sociedades más racistas y discriminatorias del globo. Aquel distinguido estatus no se lo debemos al esquizofrénico de Hitler y su versión manoseada del darwinismo social, sino que se lo debemos al Estado chileno, que desde sus anales inculcó en este país la triste idea de que el blanco siempre será mejor que el negro.

TAGS: civilización Colonialismo Historia Racismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!