#Sociedad

Colonialismo, civilización y racismo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El Decreto Nº 109 del 14 de Marzo de 1853 establece la primera colonización de la Araucanía orquestada por el Estado de Chile. No obstante esto, solo sería con la ley «enajenación de terrenos situados en territorio araucano», de 1874, que la ocupación chilena de los territorios mapuche se consagraría definitivamente. Lo interesante de todo esto es que en el artículo Nº11 se establece algo que parece obvio, pero resulta ser un detalle crucial:


El Estado chileno declaraba que para su proyecto colonizador y civilizador de los «bárbaros», ubicados al sur del Bío Bío, no le servía cualquier tipo de colono.

«A los particulares que quieran establecer colonias por su cuenta en el territorio indígena, se les concederá hasta ciento cincuenta hectáreas de terreno plano o lomas, o bien, el doble de serrarías o montañas por cada familia inmigrante de Europa o de los Estados Unidos de Norteamérica, previas las condiciones que estableciere el Presidente de la República en los respectivos contratos. En las colonias que se fundaran por el Estado en el mismo territorio conforme a lo dispuesto en el inciso final del artículo Nº 3 de la Ley de 4 de Diciembre de 1866, no se admitirá como colonos sino a inmigrantes de las nacionalidades antedichas».

El párrafo anterior responde al porqué de los altos niveles de xenofobia y racismo en nuestro país, registrados principalmente por organizaciones nacionales e internacionales. Buscando la respuesta, la inmediatez nos hace creer que, la poco ilustrada retórica del señor Adolfo en Alemania, es la única responsable de nuestra admiración casi religiosa de los blancos y el rechazo categórico de indios o negros. Pues bien, esta dicotomía antropológica profundamente arraigada en el subconsciente de los chilenos, que amenaza con quedarse por varios años más, tiene su principio claro, el que, a diferencia de lo que algunos pueden pensar, es el año 1878.

El Estado chileno declaraba que para su proyecto colonizador y civilizador de los «bárbaros», ubicados al sur del Bío Bío, no le servía cualquier tipo de colono. Manifestaba (con un pragmatismo que hoy causa franca vergüenza) que se necesitaba sangre anglosajona, europeos y norteamericanos, para blanquear las tierras originales de los verdaderos dueños de lo que hoy llamamos Chile. Esta conducta vulgar (aunque normal para aquellos tiempos de la oligarquía y burguesía chilena) significó que el país se acostumbrara a que su identidad estuviera construida por un surtido de culturas e idiosincrasias foráneas que, siempre y cuando contaran con niveles óptimos de civilidad primermundista, ingresaban holgadamente a un país que hasta hoy no sabe cómo vivir sin ser colonia.

Hoy, iniciando el siglo XXI somos una de las flamantes sociedades más racistas y discriminatorias del globo. Aquel distinguido estatus no se lo debemos al esquizofrénico de Hitler y su versión manoseada del darwinismo social, sino que se lo debemos al Estado chileno, que desde sus anales inculcó en este país la triste idea de que el blanco siempre será mejor que el negro.

TAGS: civilización Colonialismo Historia Racismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Tienen el descaro de mezclar (o confundir aplíquese el principio de buena fe) entre el rechazo a la propuesta de nueva Constitución con un programa de Gobierno, exigiendo medidas a la administración del ...
+VER MÁS
#Política

La misma actitud acaparadora de siempre

Tienen el descaro de mezclar (o confundir aplíquese el principio de buena fe) entre el rechazo a la propuesta de nueva Constitución con un programa de Gobierno, exigiendo medidas a la administración del presidente Boric en materias que no necesariamente hay una correlación con iniciar un tercer proceso constituyente

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las expectativas y las necesidades populares, esta moldeado por el neoliberalismo imperante.

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar
+VER MÁS
#Política

El concepto de reparación en el debate público

En la reparación, comparece y se reconoce en primera instancia, lo destruido, desgastado y obsoleto, y se trabaja en determinar si lo que se tiene en estudio es pertinente recuperar

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciudadanos no dejaron de disociar al proyecto con la actual administración.

Nuevos

Tienen el descaro de mezclar (o confundir aplíquese el principio de buena fe) entre el rechazo a la propuesta de nueva Constitución con un programa de Gobierno, exigiendo medidas a la administración del ...
+VER MÁS
#Política

La misma actitud acaparadora de siempre

Otro aspecto destacable de la novela es la descripción de los ambientes laborales de la famosa y olvidada bohemia porteña, en efecto, el lector puede recorrer el puerto mientras se sumerge en la vida de l ...
+VER MÁS
#Cultura

Comentario sobre la novela ´Prontuario de la Negra Ester`

La única deuda que tenía el disco antes de esta nueva mezcla y masterización era justamente su sonido y fidelidad, pero  justamente ahora con todo este trabajo que se acaba de publicar,  Animals vuelve ...
+VER MÁS
#Cultura

Animals de Pink Floyd; reseña sobre nueva mezcla y masterización

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Popular

Como dice Wendy Brown ¿quién no es hoy un neoliberal? Una racionalidad gobernante como el neoliberalismo organiza y construye mucha conducta y muchos valores sin parecerlo. Produce «principios de realida ...
+VER MÁS
#Política

La derrota

Más que nunca tenemos que tener la convicción, para promover instancias de participación, vinculante y activa, desde los niños, niñas y jóvenes y, principalmente quebrar con nuestro discurso adultocen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Celebramos y rememoramos una democracia sostenible e integral

El sistema, encabezado por los descendientes de la Primera Junta de Gobierno quieren que tu vivas un eterno "18", los 365 días del año y no te des cuenta, o no te importe, que mientras te embriagas, te joden
+VER MÁS
#Sociedad

Patria, embriaguez y miseria

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno