#Sociedad

Chile Social Club

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En un Gobierno administrado por CEOs, no es raro pretender informar una cuenta pública como quien comunica un catálogo de multitienda con descuentos, saldos y ofertas de temporada. Tampoco hacer de las campañas comunicacionales oficiales, verdaderas campañas publicitarias que, más que convertir a una ideología, buscan motivar una acción específica, modificar una conducta o sencillamente vender algo. Entonces, no nos puede parecer raro que el Gobierno pretenda convertir el servicio público en un servicio de atención al cliente; es la administración de empresas llevada a la administración pública. Años de experiencia de un grupo de empresarios exitosos obsesionados en demostrar que hacer Gobierno es hacer empresa. Desde esta perspectiva, en el hecho puntual de que millones de chilenos se conecten a diario a las Redes Sociales, compartan voluntariamente sus actividades, sus amigos, sus problemas, su ubicación geográfica, sus fotos y videos personales, sus gustos y preferencias, su historia, su opinión y se organicen en torno a causas comunes puede ser visto de un solo modo: como una gran oportunidad.

A buen entendedor, pocas palabras. Sin entrar en profundas definiciones, la búsqueda semántica consiste en valorar el comentario que un usuario hace, detectando en éste palabras claves que permiten a un software discriminar, en el contexto de la frase, si la opinión es a favor o en contra. Así, desde hace un tiempo las empresas han incorporado estas herramientas en las áreas de estudio, investigación de mercado y de marketing digital con el fin de conocer la “reputación online” de sus marcas, productos, servicios y a su competencia. El Gobierno Chileno, como empresa, y valiéndose de la tecnología, quiere hacer lo mismo: observar el comportamiento de sus clientes, analizar el comportamiento de la población chilena conectada a redes sociales, sin vulnerar la privacidad de nadie, simplemente leyendo lo que uno ya ha hecho público voluntaria e impúdicamente. Más allá del usuario, a través de este análisis busca conocer la reputación online que tienen sus propias Marcas: Gobierno®, Presidente®, Sebastián Piñera®…,
sus Productos: Transantiago, Bono Marzo, Noche Digna… y Servicios: Educación, Salud, Vivienda. Me huele más a marketing que a Gestapo.

Desde mi perspectiva, analizar el comportamiento y opinión de la población en las Redes Sociales es tarea interesante, pero inútil si no se tiene un plan estratégico. Existen claves a considerar, que van más allá del análisis que podamos hacer del individuo, sino del que hagamos de la red social en sí misma y su capacidad para adaptarse al día a día de las personas. No debemos sorprendernos por la masividad de sus movimientos ciudadanos, por su activismo, por la expedita viralización de contenidos, por la rápida difusión de información y por la alta convocatoria de causas comunes: son parte intrínseca de ellas. Importante es detectar esas claves, las que nos invitan a replantear y controlar ese poder inferido. Preguntas obligatorias son, por ejemplo: ¿cuánta responsabilidad tuvo la casualidad; el aquí, el ahora? ¿Cuánto le deben a la situación misma, al estado anímico, a los medios de comunicación masivos, al boca a boca? ¿Qué intereses personales comunes los unen, los atan o relacionan? ¿Cuánto más allá de un Like, Hashtag o Compartir están dispuestos a comprometerse? En las Redes Sociales no hay pasado, ni futuro: sólo ahora.

Más allá, cuando todavía nadie sospecha del comportamiento Casual-Situacional-Superfluo de las relaciones humanas establecidas en Redes Sociales, me atrevo a vislumbrar la perfecta estrategia de marketing gubernamental que hay tras este análisis semántico, a predecir la gran oportunidad y ponerle un nombre: “Chile Social Club”, fundado sobre el buen provecho del “ahora” que nos dan las redes sociales, con el fin de reunir a la población en torno a intereses comunes, aficiones, al ocio, a sus gustos y preferencias. Hacerlos sentirse parte de algo que ellos mismos crearon, de espacios ciudadanos 2.0 y agasajarlos por ello. Bonificarlos. Valorar su pasado, su historia común, hacer familia y hacerles sentir que existe un futuro, juntos. Establecer vínculos profundos, para fidelizarlos, para convertirlos en lo que entienden, en lo que conocen, en lo que saben controlar: en clientes.  

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad