#Sociedad

Chile entra a terreno no cartografiado

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hay ya suficiente evidencia de que hemos entrado como país y como sociedad a terrenos no cartografiados, espacios sociales y políticos donde operan nuevas leyes. Una nueva física social se constituye, gobernando el espacio en que todo lo nuestro transcurre y se decide.

Dos series de causas han conducido a ello. Por una parte, el estallido social iniciado el 18 de octubre que aún no se apaga y que vino a abrir un espacio enorme a la iniciativa de nuevos actores sociales, reconfigurando la operación de los ya conocidos. El gran estallido desnudó la fractura profunda de un sistema insostenible, fraguado en décadas y colapsado por sus excesos.


Una nueva física social se constituye, gobernando el espacio en que todo lo nuestro transcurre y se decide.

Más allá de las condiciones concretas de esta hazaña de país latinoamericano y sureño, esta aventura gigante, puerta abierta a la luz de un camino de futuro y de promesas, se hizo posible también porque pertenecemos ya de lleno y hace rato a una humanidad global donde todo influye en todo, donde todo se compagina como en un enorme y complejo edificio natural.

Otra física social se impone por las transformaciones locales y globales de las últimas décadas, por el progreso general y la cultura, por la pertenencia de lleno a una humanidad globalizada en revolución tecnológica permanente y acelerada, donde todo dato y toda referencia se resignifican constantemente y donde todo sujeto o actor se relocaliza en el gran escenario común según su cambiante gravitación en el complejo de las fuerzas en juego.

Cambian las identidades, cambian las relaciones de poder, cambian caducidades y vigencias. Cambian los prestigios, lealtades e influencias. Cambia la superficie, cambia lo profundo, cambia lo aparente. Cambia lo visible, cambia el darse cuenta. Cambia el magma en que lo social transcurre y se ejecuta. De sólido se hace líquido. De rígido se hace plástico. De permanente se hace volátil. Cambio de escenarios y personajes. Cambian los lenguajes. Cambian los relatos. Cambia lo sensible. Cambian las alertas. Cambian espacios y tiempos. Lo que se veía rígido y recto aparece curvo o chueco. Lo que se veía grande se ve pequeño. Lo que aparecía suelto e independiente ahora se ve determinado de mil maneras. Las organizaciones sociales y políticas son afectadas por raras entropías y disímiles resiliencias.

La rebelión de los de abajo, de los pobres, los del medio, los relegados, los marginados, los reprimidos, los que delinquen, los presos, los violentos, los desadaptados, los viejos, los enfermos, los jóvenes, los niños, los tuertos, los amputados, la rebelión de todas las mujeres irrumpe en todas partes rompiendo y destruyendo los cánones obsoletos, ya sin fuerzas ni vigencia. Caen barridos junto al polvo y los gritos, junto al humo y los fuegos, el canon de la belleza y sus estereotipos, el canon de la sabiduría y las culturas, el canon del poder, el canon de las viejas formas y supuestas perfecciones, el canon del valor, de lo justo, de lo igual y desigual, el canon de lo posible y necesario para abrir el espacio de las formas y reglas para una convivencia digna y de respeto.

Los que valen, los que importan, los que pasan a primeros planos y alcanzan protagonismo ya no son las altas figuras elegantes, estilizadas, prestigiosas, las elevadas autoridades y magistraturas, las grandes fortunas. Estos viejos prestigios caen con estrépito de sus viejos pedestales, se derrumban carcomidos por sus culpas, su egoísmo, su insensibilidad, por sus crímenes horrendos. Las calles y plazas son tomadas a la fuerza y sin permiso por multitudes enormes, bulliciosas, abigarradas, alegres y rabiosas, encantadas y maravilladas de su nuevo poder, mezcla de todos y de todo, vestidos, en disfraces o desnudos, desarmados, dispuestos a mostrarse como son e imponer su existencia, su presencia, sus quereres, sus deseos, sus ambiciones, sus ideales y modelos.

Es el Chile nuevo que nace desde abajo, desde sus raíces, desde la tierra pobre o mediocre, desde el territorio llano y simple, desde lo imposible o lo difícil, población desprotegida y despreciada desde las alturas de un poder terrenal ensoberbecido, creído omnipotente y sabio, población de mayorías, cuerpo social enorme que despliega sus alas y estira sus virtudes comunes, las de todas y todos, para acercarse a la cumbre momentánea y gloriosa de la plaza y la torre, para ascender luego con mayor calma y sacrificio por este camino milagroso que se abre de repente al gran espacio de promesas, a los sueños que siempre tuvimos, a los grandes ideales que ya casi creíamos se habían ido para siempre.

¡Que bella mañana la de estos días! Este Chile que nace de nuevo es como nuestro desierto florido. De la piedra, de la roca, de la arena pobre y diminuta que se creía estéril, de la aparente superficie desértica de lomas y quebradas, nacen plantas y flores, levantando tallos y pétalos, atrayendo bichos y abejas. Todo es vida nuevamente. Milagro que se creyó imposible, pero era sólo el sueño de un territorio dormido que esperaba con serena paciencia y seguridad el modesto rocío. Una tierra yerma que esperaba su madrugada para despertar religiosamente a su debida hora, estirar sus piernas, mover sus músculos, sus manos, sus mejillas, lavar su rostro, mirar al cielo y ponerse una vez más en camino para recorrer su ciclo eterno, su destino vegetal de horizonte florecido. Era como nosotros, pueblo bajo, a ras de suelo, dormido, esperando su agua y su rocío para despertar nuevamente y abrir otro ciclo de creaciones y belleza.

Este nuevo país en proyecto y en camino es la verdad del pueblo desnudo y que se muestra de frente, con la mirada limpia frente al secreto y el sigilo. Es la multitud al descubierto frente a la soledad clandestina del poder escondido en la oscuridad de sus torres de cristal y granito. Es lo franco y abierto, es lo que proclama a voz en cuello y si es necesario a gritos lo que busca y lo que quiere, lo que le fue arrebatado con largo disimulo y malas artes. Reclamo mínimo para vivir en paz. Reclamo y urgencia de simple soberanía y dignidad.

Hora temprana todavía para levantar cartografía cuando aún no se apagan los fuegos y los cantos. Cuando aún corren y reprimen las policías detrás de quienes protestan. Aún queda mucha basura escurridiza. Aún falta más verdad profunda. Aún el agua no decanta. Aún no bajan todas las borras de este vino. Hay que limpiar todavía más finamente separando la paja de trigo. Pero vamos andando, ya lo vemos. Ya hay un camino abierto. Ya sabemos que esta primavera no será de las estériles.

TAGS: #ChileActual #ChileDespertó Globalización

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

18 de diciembre

El asunto es como lo denuncia JM, pero mucho más duro, flexible, líquido, que lo que él ve. Presencié directamente el reventón social mientras vajaba a Temuco y sentí verdadera tentación de bajar del taxi que me llevaba al terminal de buses para meterme en alguna barricada y poder gritar con ira. Durante algunos momentos el taxista y yo escuchamos las voces airadas de nuestro pueblo, los reclamos, que nosotros también teníamos y nos asombramos de vernos y escucharnos en el mismo coro.

Ya en Temuco salí con mis parientes a golpear cacerolas y gritar a voz en cuello lo mismo que gritaban los capitalinos. Mis parientes son tercera edad, pero con auto y buena casa. Clase media como se le dice ahora.

Regresar a Santiago fue otra lección. Los 13 años de sequias en el norte chico, la falta de agua para el talaje y el consumo humano, más los humedales resecos y animales muriéndose. Son la otra advertencia del cambio climático jamas resuelto por los grandes responsables y que ahora, después del bochorno de la COP 25 y nuestra incapacidad como coordinadores de una iniciativa que marcha hacía atrás nos deja al borde de la nueva oleada de altas temperaturas y del 1,5 grado de temperatura que sellará nuestro destino futuro.

Estoy entre los pesimistas y dedicado sólo a enfrentame con los problemas de salud, medicamentos y demases. Creo que la juventud debe tomarse todos los frentes, todas las líneas y dar su impronta. Los viejos patipelados debemos callar. Aún teneis Patria ciudadanos.

18 de diciembre

Como dice Enrique hay un asunto que le da mayor gravedad al estallido social en Chile y que en mi columna se menciona solo al pasar. Son los llamados riesgos existenciales de la humanidad ocasionados por actividades humanas. El modelo neoliberal que vemos derrumbarse aquí esta íntimamente asociado a la forma insostenible de explotación de los recursos naturales y el impacto de este tipo de economía capitalista, incapaz de incorporar en sus paradigmas básicos de funcionamiento los equilibrios de la termodinámica. La lucha emprendida contra las causas del calentamiento global y la dramática evidencia del reciente fracaso de la COP25 muestran lo difícil de luchar contra los grandes poderes económicos, políticos y geopolíticos actuales. Chile se ha “despeinado” con el estallido actual, pero está aún muy lejos de tomar conciencia plena, decidida a actuar con medidas de fondo, y no puro maquillaje, para hacer cambios de fondo, estratégicos, de nuestra economía y nuestra sociedad. Tarea pendiente para todos y en particular para quienes designemos para redactar la nueva Constitución. Un nuevo cuerpo de leyes y normas de convivencia debe atender estas cuestiones fundamentales. Debe mirar el presente, el futuro y el largo plazo. ¿Como hacemos para que de nuevo, en unos pocos años más, no estemos en la misma situación actual? ¿Qué democracia construir, asegurada contra el fraude, el engaño, el deslizamiento paulatino y silencioso a un nuevo régimen oligárquico?

29 de diciembre

Importante encontrar nuevas y valientes miradas, construir una nueva cartografía para estos terrenos no cartografiados. Entender lo que está ocurriendo; este cambio cuántico en “la física social”, estas formas de manifestar, esta generación sin miedo, que no se detiene, que avanza sin un liderazgo claro, sin respuestas claras a sus infinitas aspiraciones, pero avanza diariamente, destruye todo a su paso, levanta el concreto de las calles, los semáforos de todas las esquinas… será que quiere marchar sin direcciones impuestas, será que buscan, como los jóvenes “del 68”, el mar bajo el pavimento? Buen y necesario aporte José Miguel Arteaga

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?